2:08 - Miercoles, 26 de noviembre 2014
Redes Telecom > Reportajes > Informática Profesional > Las NGN llegan para quedarse

Informática Profesional

Las NGN llegan para quedarse

El sueño aquel de comunicarse en cualquier lugar, bajo cualquier forma y en todo momento del que se hablaba hace 15 años ha llegado, y con una ventaja, uno administra su tiempo y sus comunicaciones como uno quiera.
escrito por: Redacción RedesTelecom12 de septiembre 2008
Imprima esta noticia

Por Ariadna González Ortiz

El dispositivo no importa, puede ser desde el móvil, el teléfono fijo, el ordenador de la oficina o el de casa y si aún se utilizaran “los buscas”, desde ahí también. Las barreras tecnológicas han caído y sólo quedan las de la costumbre y el cambio de mentalidad.

Las redes de nueva generación (NGN- next generation networks) llegaron para quedarse y brindar mayor capacidad y servicios, unos sencillos, otros muy sofisticados y algunos más que aún no conocemos.
Las redes NGN son las nuevas redes convergentes, basadas en tecnología IP que transportan información y servicios y pueden ser desplegadas tanto por operadores como por las empresas.
Permiten, en una misma red, servicios de datos, telefonía y multimedia, con los consiguientes ahorros tanto operativos como de inversión y su capacidad es notablemente superior a las de las redes tradicionales.
Y además, permiten ofrecer a los operadores la posibilidad de desarrollar nuevos servicios y hacerlo de una manera más rápida. Servicios, que son los que actualmente demanda cualquier empresa que quiera mejorar su productividad, independientemente de su tamaño y sus recursos.
Las redes anteriores se habían quedado claramente insuficientes y su gestión se había complicado de gran manera, debido a su tamaño, a su complejidad y a la necesidad de coexistencia de varias redes de forma simultánea.
Para los operadores, entre otros beneficios, podemos encontrar la sencillez de gestión y la posibilidad de ofrecer nuevos servicios convergentes integrados, según coinciden algunas firmas de proveedores. Y otro de los beneficios será que las nueves redes permiten a las operadoras obtener un ROI (retorno de inversión, por sus siglas en inglés) más alto así como mejorar su ARPU (las ganancias por usuario).
Para los clientes finales, ya sean empresas, organismos o particulares, se les abre todo un mundo de nuevos servicios y posibilidades. Ejemplo de ello sería el teletrabajo, en donde gracias a estas nuevas redes que convierten el PC de los usuarios en una oficina móvil, integrando la telefonía y los datos es más fácil. De esta forma se posibilita que desde un sitio remoto se tengan los servicios de nueva generación, accediendo a la misma información que desde la oficina y todo ello en una única plataforma.
En cuanto al nivel de penetración, es casi total. Todos los operadores ya cuentan con estas nuevas redes, lo que no significa que hayan abandonado el uso de las anteriores o que estén aprovechando por el momento todas las posibilidades que ofrecen. Las operadoras deben proteger las inversiones realizadas con anterioridad y rentabilizar al máximo lo que tienen todavía desplegado de las antiguas redes. Por otro lado, las nuevas operadoras han podido desplegar ya estas redes desde su nacimiento y hacerlo de manera más rápida al carecer de infraestructura tradicional.
Según la arquitectura de la red, de su dimensión y de otros muchos factores que son difíciles de cuantificar por el momento, podría ser necesaria alguna inversión económica. Por un lado, existen importantes ahorros al estar utilizando una única red, así como en las inversiones necesarias para su despliegue. Por otro lado, lógicamente, si se crea una red desde el principio, habrá nuevos costes que en parte podrían estar asumidos por las infraestructuras anteriores.
La evolución de las NGN se dirige a conseguir que el usuario pueda tener un acceso a la información independientemente de dónde y cómo acceda a ella, indistintamente ya sea mediante accesos fijos o móviles, cualquiera que sea el tipo de dispositivos, etc. La hiperconectividad nos está acercando a un mundo donde todo lo que pueda estar conectado lo estará. Además, la tendencia del mercado de NGN va hacia la adopción del protocolo SIP como el estándar de comunicaciones de voz y multimedia, de igual manera que el protocolo IP es el estándar para el transporte de datos de las redes públicas y privadas. En esta línea, Nortel ha sido uno de los pioneros en la implementación SIP, tanto en las soluciones de empresa como de operador, frente a otros competidores que en principio apostaron por H323 pero que ahora también apoyan el uso de SIP.
Sin embargo, para Qualcomm que tiene un mercado más wireless en el mundo móvil las Redes de Próxima Generación se hacen referencia a los nuevos desarrollos en tecnología de radio, que permitirán mayores velocidades en la transmisión de datos y mejoras importantes de la capacidad de las redes. Hoy es posible desde un dispositivo móvil acceder al mundo y al negocio de los contenidos y servicios multimedia, que están siendo catalizadores de la industria de las telecomunicaciones.
Para enviar y recibir contenidos de este tipo es necesario contar con redes inalámbricas con transmisión de datos a altas velocidades como HSDPA/HSUPA y dispositivos, que además de conectarse a estas redes tienen gran capacidad de procesamiento, memoria y presentación.
La mayoría de los operadores de 3G están ofreciendo estas tecnologías en su red. La principal utilidad del servicio es acceso a Internet con mayor ancho de banda y menor latencia. Esto permite navegar, hacer descargas de correo electrónico, música y vídeo a mayor velocidad. Los operadores han enfocado el servicio como un acceso móvil a Internet de banda ancha para dispositivos móviles.
La convergencia de este y otros servicios sobre una única tecnología (IP) junto a la mayor capacidad de los nuevos terminales de usuario (PDAs, móviles, PC portátiles, etc.) está posibilitando nuevas funcionalidades que mejoran la comunicación y en definitiva abren nuevas oportunidades de negocio.
Por su parte Alfredo Canteli, responsable de desarrollo de negocio en área de Home&Networks Mobility de Motorola, comenta que su empresa ve dos retos principales: flexibilidad de la red y transparencia de los servicios.
En cuanto a la flexibilidad de la red, implica que la adición de nuevas aplicaciones a una red de tipo NGN se haga de manera mucho más rápida y eficiente (en tiempo y costes) que en las redes tradicionales (“legacy”) y por el lado de la transparencia se refiere a los servicios, en donde se supone que el usuario no tiene porqué conocer de qué forma se han implementado o cómo los recibe. Sino que, estos funcionan de la misma manera que si estuvieran implementados sobre cualquier otro tipo de arquitectura. Sin ir más lejos, esta firma implementó redes NGN para algunos de sus clientes en las que se ofrece el servicio de telefonía básica, con un terminal analógico clásico.
Por su parte, Ignacio Álvarez, CTO de Alcatel-Lucent Iberia nos dice que estas redes ya se están desplegando, impulsadas por los servicios de banda ancha y de la televisión sobre ADSL, en donde la transformación de la red se lleva ya haciendo algunos años. Ya hay grandes operadores que llevan todo su tráfico a redes IP multiservicio, pues la nueva generación de equipos IP/MPLS garantiza una alta calidad del servicio.
Actualmente, gran parte de los servicios de voz de larga distancia ya se transportan sobre tecnología IP. En casos como el despliegue de infraestructuras de fibra hasta el hogar, se están viendo ya grandes despliegues en países como Francia, Japón o Estados Unidos, y los primeros en España, en donde es de forma paulatina y se acelerará cuando la regulación permita un entorno estable y facilite las inversiones necesarias, acotó Álvarez.
Por otra parte, para José Manuel Armada, Director de Ingeniería de Clientes de Interoute Iberia, el principal reto es el desarrollo de aplicaciones y contenidos que aprovechen las redes de banda ancha y que permitan integrar todos los dispositivos de comunicación en uno y gestionarlos como un único elemento, independientemente de la tecnología de acceso utilizada. La renovación y estandarización de las redes en plataformas todo IP permite ya a nuestros clientes acceder, controlar y monitorizar desde la Red todos los servicios de forma rápida y muy sencilla.
Mientras que para Josep Salom, Director Técnico de Claranet España, los principales retos se encuentran en saber si la interoperabilidad de los diferentes sistemas, no sólo dentro de un mismo operador sino entre todos ellos, va a facilitar dicha convergencia. En este sentido se han definido diversos estándares y arquitecturas, entre ellos el más importante es el del IMS (IP Multimedia Subsystem), que se sitúa en el plano de control de las NGN, pero faltará ver cómo finalmente es implementado en cada escenario.
En cuanto a retos, Fernando Loureiro, Director Técnico para el Sur de Europa de 3Com, nos dice que en general, el mundo de los negocios exige a la industria soluciones flexibles y fáciles de implantar, que permitan a los usuarios disponer de voz con la mejor calidad, así como acceder a contenidos multimedia. Por ello, las redes han de contar con un ancho de banda suficiente para la transmisión masiva de este tipo de contenidos. En este sentido, comenta que 3Com ofrece soluciones completas tanto en el entorno de voz como en el entorno multimedia, pero sobre todo ofrece la plataforma Open Services Network (OSN) que hace posible integrar soluciones de terceros fabricantes, permitiendo diseñar y desplegar rápidamente redes de nueva generación de acuerdo con las preferencias o necesidades de los administradores de red. Con OSN se cubre uno de los principales retos planteados en el sector: abrir la posibilidad a las empresas de crear su propia red de nueva generación, de forma personalizada y de acuerdo con sus necesidades negocio.
Así, Henry Zhang, Director de Marketing de Corenetwork para Europa de Huawei, nos comenta que actualmente el sector está acelerando el despliegue de NGN. Después de años de pruebas y desarrollo, las tecnologías NGN han madurado y se han resuelto los problemas para el despliegue masivo comercial, incluyendo la estabilidad y fiabilidad de dispositivos NGN como los softswitchs y gateways, la estandarización de estas tecnologías y los retos asociados a la gestión de la red.
Para él el principal reto al que se enfrentan tanto los proveedores de servicios y soluciones de red como las operadoras, es conseguir transitar con éxito de una red tradicional (operadoras tradicionales) a una NGN (proveedor de servicios integrados). Esta transición involucra procesos complejos y profundos, lo cual implica cambios en el tipo de servicios que prestan las operadoras, en los modos de operación y en la arquitectura de sistemas.
Francisco Ruiz, Responsable de soluciones de infraestructura de red de Ericsson, nos indica que uno de los principales retos es la construcción de una red que sea capaz de hacer frente a la avalancha de tráfico de banda ancha que se va a producir durante los próximos años. La previsión de Ericsson es que el volumen tráfico fijo y móvil se multiplique por 10 en los próximos 5 años, algo para lo que las redes actuales no están preparadas. Por otra parte, la inversión a realizar en este tipo de redes de nueva generación debe estar perfectamente optimizada para que el retorno da la inversión se produzca en un tiempo razonable.
Para conseguir superar este primer reto, es esencial la consecución de otro objetivo por parte de la totalidad de la industria que allane el camino: la especificación y normalización de unas reglas técnicas que permitan el desarrollo de sistemas de red, terminales y redes compatibles entre sí por parte de los diferentes suministradores y operadores. El concepto de IMS (IP Multimedia Subsystem) juega aquí un papel fundamental.
Por otra parte, la industria debe ser capaz de ofrecer al usuario de telecomunicaciones un abanico de servicios avanzados multimedia (como la televisión interactiva y personalizada, IPTV) que sean atractivos y sobre todo fáciles de utilizar. Sólo así se conseguirán los nuevos ingresos que los operadores necesitan para hacer rentables las inversiones en redes de nueva generación.
Además y en coincidencia con Alcatel comentan que el entorno regulatorio debe ser propicio para que las necesarias inversiones en redes de nueva generación se produzcan. Y esto es válido tanto para el despliegue de fibra hasta el hogar como para la apertura de las bandas adecuadas en el espectro radioeléctrico.
De esta forma Sarenet comenta que seguramente, el mayor reto en la actualidad tiene que ver con la regulación del despliegue de estas Redes de Nueva Generación. Al respecto dice “Sarenet apoya totalmente en este nuevo desarrollo, puesto que revertirá siempre en un mejor servicio a nuestros clientes, pero también defendemos que ha de hacerse en base a una regulación que favorezca la competencia por parte de todos los operadores. Nos encontramos ante una nueva generación de redes que se encuentra en los albores de su desarrollo y con un marco regulatorio que tampoco se ha definido. En este sentido, desde Europa se propone una “separación funcional” entre las redes de telecomunicación y los servicios que se ofrecen sobre ellas. Países como Gran Bretaña y Suecia ya han optado por ello. Sin embargo, en España, Telefónica pretende abarcar en exclusiva toda la explotación de las infraestructuras, lo que anularía cualquier garantía para que el resto de operadores pudiéramos competir en este mercado. Sarenet confía en que la CMT continúe promoviendo la libre competencia, entre otras razones porque cualquier otra opción perjudicaría enormemente al usuario”.
Por otra parte, Juan Carlos Escobar, Director de Desarrollo de Negocio de Cisco España, dice que desarrollar una red IP de nueva generación para operadoras es muy diferente de cómo las redes IP se construyen de forma tradicional.
El rendimiento de las operadoras debe ser un requisito desde el principio del diseño de las infraestructuras de nueva generación que se construyen con tecnología de paquetes. Debe dictar cualquier decisión en el diseño: desde la elección de la plataforma hasta la integración con el sistema operativo para asegurar la entrega correcta de las infraestructuras de nueva generación.
La materialización de este concepto y la visibilidad de las tecnologías que permiten su soporte, progresivamente disponibles desde hace algunos años, dependen fundamentalmente de la situación y estrategia de cada operador en cada mercado.
Pero para empresas como Ciena la red óptima debería basarse en una combinación de Ethernet y OTN:
OTN para proporcionar una infraestructura de transporte robusta, una WDM para servicios y gestión, así como un control ordinario del ancho de banda para tráfico con y sin Ethernet.
Y Ethernet para proporcionar un control de alto grado del ancho de banda para IP, Ethernet y servicios sobre cable virtual.
Para Ciena el reto está en que aunque Ethernet sea uno de los ingredientes principales de las NGNs, la tecnología tiene que evolucionar para satisfacer las necesidades de los operadores, ya que se diseñó como tecnología para empresas. Los métodos de transporte basados en Ethernet tradicional no son capaces de hacer frente de manera eficaz a los requisitos o al crecimiento que se prevé caracterizarán los nuevos servicios. Por consiguiente, se han introducido importantes mejoras para garantizar una mayor escalabilidad, fiabilidad, calidad de servicio (QoS) y nivel de gestión para operadores. Aunque los operadores de redes estén actualizando partes de éstas gradualmente a esta tecnología, aún pasará algún tiempo hasta que puedan migrar totalmente a Ethernet.
Estrategias de las empresas.
Por otra parte, La visión de Nokia Siemens Networks es clara: “creemos que en el año 2015 habrá 5 mil millones de personas conectadas, la mayor parte de ellas (4 mil millones) con conexiones de banda ancha, virtualmente desde cualquier lugar del planeta”.
De forma creciente, los usuarios demandan diversos servicios en distintos tipos de redes y sistemas de acceso; su visión también abarca la provisión de las tecnologías que permitan estos servicios de forma ininterrumpida, con valor para los usuarios y fáciles de utilizar.
Las redes de nueva generación soportan esta demanda y aportan la flexibilidad necesaria para dotar capacidad de forma más eficiente a un coste razonable.
Para el ejecutivo de 3Com, la empresa ha centrado su estrategia en el concepto OSN (Open Services Networking), es decir, redes basadas en servicios abiertos y sobre la cual se enmarca las redes de próxima generación (NGN, next generation network).
3Com OSN es una plataforma abierta que permite integrar lo más innovador en aplicaciones abiertas dentro de la infraestructura de red, permitiendo a las empresas simplificar las operaciones, reducir los costes operativos y de capital y preservar las inversiones, al tiempo que se añaden funciones y características adicionales en función de las necesidades de cada negocio.
3Com OSN facilita a los usuarios la implementación de soluciones y aplicaciones desarrolladas tanto por 3Com como por otros fabricantes, lo que redunda en una mayor simplicidad, flexibilidad y rendimiento, permitiendo una mayor integración de las aplicaciones dentro de la propia infraestructura de red.
Por su parte, Víctor Martínez, Director General Marketing y Desarrollo de Negocio de NEC Ibérica, indica que las oportunidades que brindan estas redes son, no sólo la facilidad de uso y el ahorro de costes en las nuevas aplicaciones y servicios relacionados con las redes de nueva generación, sino también la ubiquidad en su utilización, que es infinita. “Pensemos en que tendremos la posibilidad de acceder a nuestro entorno, tanto personal como laboral, desde cualquier lugar sin necesidad de asociaciones físicas a los mismos”.
Javier González, Director de Marketing de COLT Telecom comenta que todavía es difícil medir el tamaño que puede alcanzar este mercado, porque depende también del tipo de servicios que se desarrollen sobre la misma, pero sin duda existe.
Para Ciena que se auna al decir que aún no se pueden cuantificar las dimensiones del mercado, está claro que las necesidades de ancho de banda en España siguen creciendo en respuesta a la demanda de las empresas y los consumidores. Según la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), el país experimentó un incremento del 19,8% en conexiones nuevas a Internet durante el primer trimestre de 2008, en comparación con el mismo periodo del año pasado. Las nuevas aplicaciones de vídeo online son grandes acaparadoras de ancho de banda, y los servicios como IPTV y Vídeo a la Carta (VoD) están causando un gran impacto en la red. Esta tendencia también se está extendiendo en España, que ocupa la 9ª posición entre los países europeos de mayor número de abonados a VoD y también está dentro del Top 10 europeo en número de clientes de IPTV.
Aunque ya los megas y gigas están en boga, pronto serán los terabytes y los perabites (para hacernos una idea, 1 perabit = 1015 bits, es decir, 1.000.000.000.000.000 de bits) los más suenen en poco y tiempo y además serán capaces de transitar por este tipo de redes que no tendrán limitación en ancho de banda, ni en el material en el que son construidas porque pueden ser hasta de aire (inalámbricas). Habrá muchas tecnologías y operadores y proveedores se decantarán por las que más convengan a sus intereses, pero la ubiquidad, la eficiencia y la productividad no tendrán pretexto para no existir en el mundo empresarial de aquellas corporaciones que decidan aplicar estas nuevas tecnologías en su entorno. Todo lo demás será cosa del pasado.


Redes Telecom > Reportajes > Informática Profesional > Las NGN llegan para quedarse
Powered by WebShareContentBPS Business Publications SpainArsys
© 2014 BPS Business Publications Spain S.L. Todos los derechos reservados.