8:08 - Viernes, 26 de abril 2019
Redes Telecom > Entrevistas > Infraestructuras > Dave Kjendal, vicepresidente senior de Tecnología de Enterasys

Infraestructuras

Dave Kjendal, vicepresidente senior de Tecnología de Enterasys

“Si tuviera que definir Enterasys en una palabra esta sería OneFabric”
escrito por: Cristina López03 de julio 2013
Imprima esta noticia
David Kjendal, vicepresidente senior de tecnología de Enterasys

Usted lleva en Enterasys –antes Cabletron– más de 15 años. En este tiempo, el escenario de las TI ha cambiado mucho; sólo en los últimos cinco años, por ejemplo, hemos asistido a la llegado de la nube, Big Data, SDN, IaaS, BYOD o las Comunicaciones Unificadas, por citar algunas tendencias especialmente destacadas. ¿Cómo describiría la evolución de las redes en este período y qué tecnología o tendencia ha sido más importante desde su punto de vista?

Ciertamente, las redes han cambiado enormemente en los últimos 15 años. Cuando yo empecé en Cabletron la principal tecnología de red con la que trabajábamos era Token Ring. En todos estos años, la principal evolución que se ha producido en mi opinión es el cambio hacia las redes Ethernet basadas en TCP/IP. Este cambio ha sido tan importante que esta tecnología sigue estando ahí, en la base de muchos de los cambios tecnológicos que van surgiendo. Si nos fijamos en los últimos cinco años, una de las principales transformaciones ha sido la creciente exigencia hacia la red como soporte de operaciones de TI. Las redes se han hecho cada vez más complejas para que puedan soportar nuevas tecnologías. Ha habido un cambio radical en las tecnologías que se despliegan y sobre todo una creciente complejidad en esas tecnologías. Dentro de esas tendencias vemos dos que tienen un claro impacto en la red: cloud computing y BOYD. Son dos tendencias además que se generan en la parte de abajo del mercado de TI, a nivel de usuario final, que exige utilizar estas tecnologías y usarlas de forma efectiva en sus puestos de trabajo. Todo esto tiene que ver con la movilidad, la flexibilidad, equipos de trabajo dinámicos y con capacidad de reacción.
Por otro lado, SDN para nosotros no es un simple protocolo que se despliega y ya está, sino que es un cambio en el modo de concebir la infraestructura de red, en cómo se gestiona, y en como se organizan todos los elementos que están alrededor de la red. Creemos que todas estas tecnologías emergentes son cada vez más complejas y por tanto se necesitan herramientas que te permitan tener un nivel de visibilidad y control adecuados sobre la infraestructura, con el fin de mantener controlados los costes de operación.

¿Cree que SDN no es una tendencia del momento, sino una propuesta de largo recorrido en el tiempo?

Yo creo que tiene largo recorrido y a este respecto esta habiendo un gran debate. El propio concepto de SDN está evolucionando en función del contexto de discusión, desde los dos últimos años. Ha pasado de ser un enfoque basado básicamente en la aplicación de determinados protocolos (Openflow, ONF, etcétera), hasta el concepto actual, en el que nosotros creemos, que habla de la integración y orquestación de todo un conjunto de sistemas de TI con la red y el sistema de gestión de red.

¿Cómo ayuda SDN a las empresas?

Creemos que se necesita una capa de software por encima de toda la infraestructura que permita gestionarla como un sistema unificado. Esta capa de software ha sido un componente clave de la aproximación de Enterasys, desde los tiempos de Cabletron. Llevamos invirtiendo desde hace décadas en soluciones software que permitan gestionar nuestros productos de infraestructura. Así una de las partes que define nuestra arquitectura OneFabric es OneFabric Control Center, gracias a la cual los clientes pueden gestionar partes dispersas de la red, desde el data center al extremo Wi-Fi como una infraestructura unificada. Esto es realmente la base de una verdadera solución SDN.
Cuando en el mercado se habla de SDN, se refieren a dos aspectos diferentes. Por un lado tenemos la parte superior de la API, es decir, una solución SDN que se relaciona con las aplicaciones y otros elementos de TI (almacenamiento, MDM). Por otro lado, está SDN entendido como algo que va de la API hacia abajo, ese elemento de middleware que habla directamente con la infraestructura. Nosotros creemos que la primera vertiente de SDN, la que se centra en la parte de aplicaciones, es mucho más importante que la segunda, ya que es donde se gestiona cómo las aplicaciones se entregan al usuario. La segunda vertiente de SDN, de la que se habla mucho en el mercado, es realmente un tema puramente técnico, de protocolos, que no interesa mucho al CIO, realmente. Si nos centráramos sólo en esta segunda vertiente de SDN, no estaríamos ofreciendo una solución real a lo que los clientes esperan de su red. Este planteamiento de SDN, que nosotros compartimos ha sido reconocido por el mercado, recientemente, como uno de los mejores productos presentados en Interop este año. La prueba además de que llevamos tiempo con este planteamiento es que desde el lanzamiento de OneFabric, hemos ido integrando nuestra arquitectura con fabricantes de virtualización como VMWare, Citrix, Microsoft, y otros de servicios de red como AirWatch, Palo alto, Mobile Iron, iBoss, etcétera. Todos estos ejemplos de integración definen realmente SDN como algo que puede ser realmente implementado por nuestros clientes. Con el tiempo se estandarizarán y se podrán integrar en SDN más elementos, nuevas soluciones y protocolos, pero mientras tanto podemos ofrecer soluciones a nuestros clientes. No hay que olvidar además que nuestra API abierta, a disposición de la comunidad de desarrolladores, va a facilitar todo este proceso. Ya se han registrado unos 50 desarrolladores en comunidad que hemos creado.

Enterasys ha cambiado en esta etapa para no perder ninguna oportunidad de negocio. Ustedes hablaban en su momento de convergencia de la red y ahora abogan por la Architecture Unified Network (One Fabric). ¿Dónde estaba Enterasys hace diez años y dónde está ahora?

Hace diez años teníamos una cartera de productos muy amplia pero sin tener tan claro como ahora una visión de arquitectura que abarque a todo nuestro portfolio, es decir, todos nuestros productos están diseñados teniendo en mente un concepto de arquitectura de red. Por tanto, la principal evolución que hemos experimentado en la última década ha sido hacia ese enfoque de arquitectura. Esto se refleja en que hacemos mucho hincapié en asegurarnos de que todos nuestros productos puedan interoperar entre ellos y se puede construir con ellos una infraestructura completa de red, que es más que la suma de las partes. Por otra parte, hace diez años Enterasys entró en el mundo inalámbrico y lanzamos nuestra primera solución basada en Coreflow, con el lanzamiento de los equipos N-Series.

La primera vez que oí hablar de Enterasys se asociaba a la compañía a redes seguras, ¿ahora prefieren ser identificados como una corporación de redes globales como hace Cisco?

La comparación con Cisco no sería del todo exacta. Ciertamente Enterasys no tiene un portfolio tan amplio como tiene Cisco, ya que ellos operan en muchos mercados en los que nosotros no estamos. Por otro lado tampoco sería exacto definirnos como una compañía de seguridad estrictamente hablando. Precisamente, cuando buscamos la etiqueta de “Secure Networks” la intención era vincular, tender un puente entre esos dos tipos de tecnologías, la red y la seguridad. En primer lugar somos un fabricante de red, con soluciones de primer nivel que además aportan a los clientes otras ventajas como la seguridad. Pero principalmente somos red – de cable e inalámbrica – para el mercado corporativo.

Si tuviera que definir la compañía en dos palabras ¿cuáles serían?

Ahora tenemos el concepto de OneFabric, que pretende transmitir la idea de que se trata de una solución de arquitectura. Probablemente si tuviera que definir Enterasys en una palabra esta sería OneFabric. Es más que una solución de red para data center, se trata de un planteamiento que pretende unificar la red, desde extremo inalámbrico pasando por la capa de distribución cableada y el core de la red hasta el centro de datos. Ese es el principio que rige nuestra cartera de soluciones actual. Nuestro portfolio no es un conjunto de elementos de tecnología sueltos o de equipos de red, sino que forman parte de un conjunto robusto y completo de soluciones, con una capa de gestión por encima de todo ello que forma una arquitectura preparada para soportar SDN.

La nube y la virtualización han introducido un nuevo modelo de entender las TI. Ahora todo el mundo quiere más software y menos hardware. ¿Hasta qué punto es importante esto para la red?

Ciertamente, vemos una tendencia hacia la virtualización de funciones de red, y en ciertas áreas, esta tendencia tiene su importancia, específicamente en áreas en las que todavía se siguen utilizando dispositivos o “appliances” para determinadas funciones de red, como controladores de entrega de aplicaciones (ADC), firewalls o concentradores VPN. Todos estos dispositivos van a ir migrando poco a poco a un modelo software. En cuanto al portfolio de Enterasys, nosotros ya tenemos versiones virtualizadas de algunas de nuestras soluciones, como controladores wireless, suites de gestión de red…Creemos que es una tendencia importante y vamos a seguir apostando por ella. En lo que se refiere a infraestructura de red propiamente dicha, equipos de red de cable y wireless, en esta área, el hardware sigue siendo importante. Eso es algo que entendemos todos los jugadores que pretendemos seguir en este mercado. En primer lugar porque si quieres garantizar el rendimiento de la red, se necesitan todavía equipos hardware.

Tradicionalmente, la WLAN ha sido la ‘hermana pequeña’ de la red y el cable el ‘hermano mayor’, pero ahora con la movilidad, BYOD y los avances del 802.11n y 802.11ac las redes inalámbricas ganan protagonismo. ¿Están las redes corporativas preparadas para adaptarse a los nuevos entornos móviles?

No, no están preparados, francamente. Hay tres áreas principales en las que no están preparados. La primera tiene que ver con cuestiones básicas de conectividad inalámbrica, que tienen que ver con la gestión del dominio de radio frecuencia. Y con las condiciones del entorno donde se quiere implementar la red, a veces complicados. Los fabricantes tienen que proporcionar soluciones capaces de superar todos esos retos, que son muy diferentes a los que presentan las redes de cable. El segundo reto tiene que ver con la capacidad para que la red wireless ofrezca un rendimiento equivalente a la cableada, y para ello se requiere la adopción de algunas nuevas tecnologías, aunque no necesariamente 11ac, que no es un hito tecnológico crítico dentro de la tecnología inalámbrica. Hasta hace unos años, la red inalámbrica como se concebía hasta ahora funcionaba más o menos bien ya que no se le exigía demasiado: pocos usuarios, aplicaciones sencillas, etcétera. Y esto se solucionaba con unos pocos puntos de acceso. Esto ha cambiado ya que la red inalámbrica se convierte en muchos entornos en el principal punto de acceso a la red corporativa. Ahora se le exige a la red inalámbrica un rendimiento y una disponibilidad similar a la red de cable. Es aquí donde sí tiene importancia la adopción de los últimos protocolos wireless, ya que permiten conseguir más rendimiento, mayor número de dispositivos, un consumo más optimizado de energía.

Redes Telecom > Entrevistas > Infraestructuras > Dave Kjendal, vicepresidente senior de Tecnología de Enterasys
  • más visto
Powered by WebShareContentBPS Business Publications SpainArsys
© 2019 BPS Business Publications Spain S.L. Todos los derechos reservados.
Si quiere estar informado, suscríbase gratis a los boletines de noticias TIC.