14:16 - Lunes, 11 de diciembre 2017
Redes Telecom > Reportajes > Infraestructuras > El largo camino de 4G LTE

Infraestructuras

El largo camino de 4G LTE

Aunque su despliegue se retrasó pues la liberación de la frecuencia de 800 MHz no ha sido efectiva hasta el 1 de abril de 2015, esta tecnología avanza a ritmo frenético en nuestro país sentando las bases para la llegada del 5G.
escrito por: Cristina Albarrán08 de junio 2015
Imprima esta noticia
El 4G LTE avanza a ritmo frenético en nuestro país

Tras casi dos años transcurridos desde que las operadoras anunciaron el lanzamiento comercial de LTE en nuestro país, podemos decir que esta tecnología es un servicio ya consolidado en España, con cuatro operadores con redes de cuarta generación con un alto índice de población cubierta. Así lo aseguran las fuentes consultadas por Redes & Telecom para la elaboración de este reportaje.

“Las redes LTE se están desarrollando a tan alta velocidad, que prácticamente duplica el ritmo de introducción de 3G a mediados de la pasada década. Es, además, un estándar que está evolucionando muy deprisa para proporcionar la capacidad y prestaciones necesarias a futuro, y esa misma evolución se está trasladando muy rápidamente a las redes, como es el caso de la agregación de bandas o también conocido como LTE-Advanced”, profundizan desde Telefónica. Según fuentes de la compañía de César Alierta, la adopción de 4G por parte de los clientes está siendo también muy rápida. Y en su caso, ya tienen más de 2,5 millones de clientes con terminales 4G.

Por otro lado, Didier Clavero, director de despliegue de red de Vodafone España, indica que su compañía empezó a comercializar los servicios de 4G en mayo de 2013 y actualmente tiene presencia en todas las provincias con casi 7.200 nodos desplegados. “Nuestros clientes llevan disfrutando de una velocidad de descarga de datos que alcanza los 150 Mbps desde hace casi 2 años. Por este motivo, estamos muy satisfechos del avance del despliegue de esta tecnología. Además, 4G+ ya está disponible en 8 ciudades (Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, Zaragoza, La Coruña, Sevilla y Málaga) y tenemos presencia en 41 provincias, con velocidades de hasta 300Mbps en descarga”, enumera.

También desde Orange confirman que efectivamente, LTE es una realidad en España y que “el mercado ha acogido con entusiasmo esta tecnología”. Expone, a su vez, que todos los operadores están completando el despliegue nacional, haciendo llegar la cobertura 4G a municipios cada vez más pequeños. “En el caso de Orange, hemos destinado 1.100 millones de euros hasta 2014 para alcanzar con su cobertura al 70% de la población. Esto nos ha permitido sumar un total de 2,3 millones de clientes 4G, a cierre del pasado año”. Asimismo, en 2015, la compañía incrementará su cobertura 4G hasta alcanzar al 85% de la población española y podrán disfrutar de internet móvil a la más alta velocidad unos 1.300 municipios, incluyendo todos los de más de 10.000 habitantes. Sus planes contemplan, asimismo, una ampliación de la inversión en este despliegue hasta 1.500 millones en 2017.

El dividendo digital acelerará la extensión de las redes móviles en España

Por último, en el caso de Yoigo, disponen de más de 2.700 emplazamientos equipados con 4G y tienen presencia en todas las capitales de provincia, en los municipios de más de 70.000 habitantes y en otros municipios que, por cercanía a su capital de provincia, han considerado estratégicos. En total, llega ya a 221 municipios españoles. “Nuestra red 4G ya cubre un 65% de la población”, atestiguan.

Pero no sólo las operadoras reconocen la buena marcha de 4G LTE en España, también actores principales de la industria. Guillermo Quintana, director de Segmento Banda Ancha Móvil de Ericsson, destaca que, “desde el primer lanzamiento comercial en 2013, los servicios de 4G se han establecido como un componente connatural de la oferta de todos los operadores. Los despliegues de red alcanzan la mayoría de los grandes núcleos urbanos y la calidad del servicio es excelente en términos generales”. “No obstante –incide Quintana-, la situación en España dista aún del grado de madurez alcanzado por los mercados más avanzados en esta área, como Estados Unidos, Corea del Sur o Japón, donde los despliegues comenzaron con anterioridad y los operadores han desarrollado estrategias de implantación de 4G mucho más agresivas que en Europa”. A pesar de este retraso, desde la perspectiva actual, los planes de inversión de los operadores apuntan a que el periodo de maduración del mercado español en 4G será más largo que en aquellos mercados, pero durante este año veremos una aceleración del proceso gracias a la extensión de la cobertura.

Desde Nokia Networks especifican, por otro lado, que aunque el despliegue comercial de LTE en España se retrasó frente a otros países europeos, esta pequeña demora facilitó una mayor disponibilidad de terminales. El retraso en la posibilidad de utilización de la banda 800 Mhz hasta 2015 ha supuesto una dificultad añadida a la extensión del servicio en España. “En la primera mitad de 2014 en España se alcanzó una media de 280 MB/SIM/mes mientras que otros países de nuestro entorno alcanzaban cifras mucho mayores (con Reino Unido por encima de 500 MB/SIM/mes) y sin referirnos a Japón o Corea con 1500 MB/SIM/mes). Estos datos nos indican que existe un gran potencial para mayor uso del LTE en consonancia con lo ocurrido en otros mercados”, augura.

“Creo que tenemos un buen servicio 4G, incluso superior al de países que habían iniciado sus despliegues comerciales con anterioridad. Y lo más importante, el crecimiento de la demanda de los usuarios por tener y usar los servicios 4G no ha parado y crece exponencialmente en los últimos meses”, desvela Fernando Corredor, director de marketing para España y Portugal de Alcatel-Lucent.

Por otra parte, Eloy Fustero, director business development de Qualcomm, en la actualidad en nuestro país disfrutamos de una gran cobertura de banda ancha móvil proporcionada por el despliegue realizado por los operadores de la tecnología 3G. “En mi opinión, la cobertura 3G nacional es muy buena, si bien es cierto que la cobertura 4G todavía no está al nivel que todos esperamos, y que seguro pronto estará”. El directivo explica que en las fases iniciales de despliegue de una nueva tecnología, como lo pueda ser 4G, lo importante es valorar la calidad recibida en las zonas donde todavía no ha llegado el despliegue. “Y en España cuando no tenemos cobertura 4G, disfrutamos de una más que decente cobertura 3G” – a lo que añade-“Hay que tener en cuenta que en algunos países de nuestro entorno que abanderan el despliegue 4G, la alternativa es, en zonas donde todavía no ha llegado la misma, el acceso en 2G”.

Puede leer el artículo completo en el número de mayo de Redes & Telecom en el Kiosco de BPS.

Redes Telecom > Reportajes > Infraestructuras > El largo camino de 4G LTE
Powered by WebShareContentBPS Business Publications SpainArsys
© 2017 BPS Business Publications Spain S.L. Todos los derechos reservados.
Si quiere estar informado, suscríbase gratis a los boletines de noticias TIC.