15:27 - Martes, 28 de febrero 2017
Redes Telecom > Reportajes > Internet > Internet móvil gana la partida a la voz

Internet

Internet móvil gana la partida a la voz

Mientras los operadores focalizan sus esfuerzos en ofrecer servicios y contenidos de calidad para solventar la caída de ingresos por llamadas con voz, los proveedores de redes ven en las tecnologías 5G la respuesta a esta demanda desmedida y global de conectividad.
escrito por: Cristina Albarrán25 de enero 2016
Imprima esta noticia
Internet móvil

Datos, datos y más datos. Europa tendrá un crecimiento exponencial de datos. El estudio Mobility Report de Ericsson (noviembre de 2015), que analiza las tendencias de movilidad, revela que el tráfico de datos móviles alcanzará los 11 exabytes (unidad de información o almacenamiento que equivale a un trillón de bytes o a mil millones de gigabytes) mensuales a finales de 2021, 9 veces más que en el pasado ejercicio. Es más, el tráfico generado por teléfonos inteligentes se multiplicará por 10 en el mismo periodo. Pero no es la única cifra llamativa. Según dicho texto, los datos usados por cada suscripción pasarán de un promedio de 1,8 GB al mes en 2015 a alrededor de 13 GB en 2021. Además, un usuario europeo verá una media de 10-20 minutos de vídeo al día.

Ya en el último informe Cisco VNI (mayo de 2015) se aludía a que sólo en Europa Occidental el tráfico IP se multiplicará por 3 entre 2014 y 2019, alcanzando 24,7 exabytes mensuales en 2019 desde los 9,6 exabytes mensuales registrados en 2014 (lo que supone una tasa de incremento interanual del 21 por ciento).

Impactando directamente en ese incremento de datos tendríamos que hablar de Internet de las Cosas (IoT), como exponen desde Huawei, puesto que, en la actualidad, hay más de 10.000 millones de dispositivos conectados a Internet y se prevé que en 2025 haya 8.000 millones de usuarios de smartphones, a los que habrá que sumar la existencia para entonces de unos 100.000 millones de ordenadores y terminales interconectados por la red mundial.

Esta tendencia global se verá reflejada también en España. El tráfico IP se multiplicará por 2 entre 2014 y 2019, alcanzando 17 exabytes anuales (1,4 exabytes al mes) en 2019 desde los 8 exabytes anuales (659 petabytes mensuales) registrados en 2014 (tasa de incremento interanual del 16%). De acuerdo con Cisco, los principales impulsores de este tráfico son:

-El ascenso de usuarios de Internet: de los 36,4 millones de 2014 llegaremos a 37,3 millones en 2019 (un 78% de la población);

-Un mayor número de dispositivos y conexiones: 307 millones de dispositivos conectados en 2017 (lo que supone 6 conexiones por habitante);

-Mayor velocidad de la banda ancha (la velocidad media de banda ancha fija se multiplicará por 2 entre 2014 y 2019, desde los 19 hasta los 46 Mbps. El 33% de todas las conexiones de banda ancha fija superarán los 25 Mbps en 2019 y el 23% superarán los 50 Mbps. En España, la velocidad media de las conexiones móviles se multiplicará por 2 entre 2014 (2,5 Mbps) y 2019 (4,9 Mbps);

-Nuevos y avanzados servicios de vídeo: En España, el vídeo IP supondrá el 78% de todo el tráfico IP en 2019;

-Incremento de la movilidad: En 2019, el 12% del tráfico IP mensual procederá de conexiones celulares en España, mientras el 58% lo hará de conexiones Wi-Fi. Así, Wi-Fi y los dispositivos móviles conectados generarán el 70% de todo el tráfico IP en España en 2019, frente al tráfico fijo que supondrá el 30%.

-Crecimiento del Internet of Everything (IoE) y de las conexiones M2M: El incremento de conexiones M2M -que supondrán 182 millones en España en 2019 (10.500 millones a escala global) o el 59% del total de dispositivos conectados en España. En España, el tráfico IP de las conexiones M2M supondrá el 6% de todo el tráfico IP en 2019.

Conviene recordar, además, que somos uno de los principales países en uso de WhatsApp y el consumo de vídeo en smartphones está creciendo más que la media.

Cambio de negocio

Visto lo visto, no hay marcha atrás. La realidad es que la banda ancha es más móvil que fija y la telefonía a través de Internet cada vez tiene más seguidores. Según el último Panel de Hogares de la CNMC, casi la mitad de los internautas españoles usa aplicaciones OTT para llamar por la Red de redes. Además, 9 de cada 10 lo hace para enviar mensajes, mayoritariamente Whatsapp (84,6%), seguida de Facebook Messenger (25,2%) y Skype (8,1%). En este contexto, destacar que para cerca del 50% de los navegantes, Whatsapp es su principal aplicación, empleada por el 33,8%. Le sigue Skype, usada por el 14,6%.

El 73,6% de los usuarios con smartphone se conecta habitualmente a redes Wi-Fi

El auge de la mensajería/telefonía a través de Internet ha tenido un impacto sobre los servicios tradicionales, sobre todo en los SMS. De acuerdo con este informe, un 72,6% de los que usan a diario aplicaciones de telefonía para mandar mensajes ya no envía SMS y un 47% ha reducido su consumo de llamadas de móvil a la mitad. Además, un 21,8% declara que ha dejado de consumir telefonía fija. Parecidos resultados se han producido entre los consumidores que usan aplicaciones para llamar: el 67,3% ya no envía SMS; el 45,5% ha reducido su consumo de llamadas de móvil a menos de la mitad y el 6,7% ha dejado de hacer llamadas a través del smartphone. Únicamente el 28,2% declara que su consumo de llamadas a través del móvil es el mismo o superior desde que recurre a las app.

Con este escenario en el horizonte es evidente que las llamadas con voz ya no son la principal fuente de ingresos de las operadoras, entonces ¿dónde está el negocio ahora?

Fuentes de Orange observan que la banda ancha es tanto fija como móvil y destacan que su compañía está creciendo enormemente en FTTH, ofreciendo 300 Mbps simétricos a sus clientes. “Además, Orange lidera en cobertura y clientes 4G, extendiendo la cobertura a aproximadamente el 85% de la población”. Y continúan: “Por otro lado, en telefonía Orange ofrece Alta Definición que no es posible obtener con telefonía a través de Internet, y en pocos meses podremos dar voz sobre 4G (VoLTE). Asimismo, la TV se ha convertido en un servicio más que proporcionan los operadores de telecomunicación, formando ya parte del portfolio de productos de banda ancha”. Así las cosas, resumen que “el negocio está en ofrecer servicios VHBB (Very High Broadband) convergentes y con calidad excelente, ganando clientes y fidelizando los existentes”.

Para Alfonso Franch, director general del Área Residencial de MásMóvil, el negocio está en el consumo de datos móviles. Explica que la tecnología 4G mejora la experiencia del cliente con apps y soluciones, lo cual crea un círculo virtuoso de mayor consumo de datos con cada vez mejor experiencia para el cliente. Alude a que todos los estudios de consultoras y operadoras estiman crecimientos muy significativos en el consumo de datos. De hecho, según el último informe de MásMóvill, sobre uso de la telefonía en el primer semestre de 2015, el consumo de datos creció en ese período un 21%, mientras que las llamadas de voz disminuyeron un 10%. “La digitalización de las telecomunicaciones hace que la voz pase a ser una “aplicación” más basada en datos”, señala, a la par que reclama que este incremento del consumo de datos móviles necesita inversión en infraestructuras y, por tanto, modelos de negocio sostenibles en torno a este consumo”, reclama.

Andrés Vicente, director general de la unidad de negocio de Empresas de Vodafone España, por su parte, confiesa que en los últimos años hemos asistido a un descenso de los ingresos por voz y a un crecimiento exponencial de los datos, potenciado por el uso de Internet en el móvil. “En nuestro caso más de 4,3 millones de clientes disfrutan ya de servicios 4G y el 84% de la población cuenta con cobertura 4G. Esto se debe a que la conectividad en movilidad se ha convertido en un servicio imprescindible y valorado por los clientes ya que les permite ser más eficientes”. Al mismo tiempo, el directivo observa que las redes de fibra han facilitado la distribución ultrarrápida de contenidos en alta definición. Los clientes están dispuestos a pagar por conectividad ultrarrápida tanto en entornos fijos como en movilidad y por contenidos como fútbol, cine y series a los que puede acceder en cualquier momento y lugar de forma fácil. Y suma a esta lista las conexiones M2M como otra área de crecimiento que posibilita el desarrollo de las ciudades inteligentes. “En resumen, la movilidad, la banda ancha ultrarrápida fija, la conectividad M2M y las ciudades inteligentes son tendencias al alza”, sintetiza.

Finalmente, Eduardo Taulet, consejero delegado de Yoigo, confirma que han visto un crecimiento exponencial del tráfico de datos entre sus clientes en los últimos años, sobre todo desde 2014. “Aunque las tarifas con llamadas ilimitadas ayudan a que se siga haciendo uso de las mismas, cada vez más nuestros clientes acceden a Internet desde su móvil. La expansión del Internet móvil a máxima velocidad con la tecnología 4G ayuda a que la experiencia de los usuarios mejore, sea más rápida, más segura, sostenida y eficaz, lo que propicia que los clientes sean cada vez más multidispositivo y el uso de datos crezca”, señala. A lo que añade: “Ante este panorama, lo que debemos hacer los operadores, y es lo que estamos haciendo en Yoigo, es ofrecer llamadas con datos ilimitados, como nuestra tarifa La Sinfín, que tiene 20 GB de datos a máxima velocidad hasta 4G y después los datos no se cortan ni se cobran de forma adicional, sólo bajan de velocidad. En Yoigo creemos que este es el futuro y hacia lo que tiende el mercado”, sentencia el CEO.

Lo más demandado

Ante esta situación, podríamos decir que, a día de hoy, lo que más demandan los clientes de banda ancha es una conexión estable y de calidad que le brinde la posibilidad de disfrutar de contenidos audiovisuales, navegar e interactuar. 

“Una gran parte del tráfico se concentra en las redes sociales, incluyendo mensajes y voz. Y, por supuesto, las soluciones de vídeo a través de 4G están cambiando los hábitos de intercambio de información. Los bonos de datos con gran cantidad de Gigas es una tendencia imparable, de momento en usuarios “avanzados”, pero que cada día penetra más entre usuarios medios”, especifica el portavoz de MásMóvil. “La experiencia de consumo ha cambiado y los clientes piden, además de unos precios ajustados, un servicio cercano y eficaz, que su compañía no le deje tirado y entienda sus necesidades reales”, puntualiza.

En los próximos años habrá un aumento significativo en la visualización de vídeo y los smartphones y tabletas serán los dispositivos principales para su consumo.

Coincide en esta percepción, el responsable de Vodafone comentando que es un hecho que la digitalización masiva, tanto de particulares como de empresas, ha influido en las estrategias de los operadores de telecomunicaciones y ha supuesto un reto para ellos. “En nuestro caso, hemos respondido de forma rápida y eficiente a estas demandas de los usuarios con grandes inversiones en banda ancha ultrarrápida con 4G y con fibra. Servicios como Vodafone TV o la Internet móvil que conocemos hoy serían impensables sin una inversión constante”. En su exposición, detalla que en el caso de las empresas es importante la movilidad y la fibra, así como ayudarles a desarrollar su negocio con mayor eficiencia y ahorros de costes, que permitan aumentar su competitividad en un entorno cambiante. Y tampoco podemos menospreciar la importancia de los contenidos. Así las cosas, lanza el siguiente mensaje: “Nuestra labor como operador total de telecomunicaciones es seguir invirtiendo para que el país cuente con la mejor infraestructura de red posible y ponerla a disposición de otros agentes y sectores verticales para que puedan también desarrollar soluciones y ser más productivos”.

Por último, desde Orange zanjan esta cuestión estimando que lo que más piden los clientes actualmente es continuidad de la conexión de banda ancha: en casa, en la calle, en la oficina, en transportes… “En cuanto a servicios, la TV es cada vez más demandada, y otros servicios OTT (Over The Top)”.

La respuesta está en el 5G

Sea como fuere, para hacer frente a esta bestial petición de conectividad y de servicios móviles, las redes deben estar preparadas. Santiago López, director de la división Service Providers en Cisco España, cree que, principalmente, la mejora de la conectividad fija mediante tecnologías de cable y fibra óptica y las mejoras en tecnologías móviles LTE (4G y 5G) y Wi-Fi, así como IPv6, permitirán responder a estas demandas. Y expone que en España, la 3G superó a la 2G como tecnología celular predominante en 2013 o antes, y la 4G ocupará este lugar en 2019 (37,6%) frente a la 3G (34,9%), 2G (11,5%) y LPWA (16%). “En 2014 la 4G supuso el 11,1% del total de conexiones móviles en España”, detalla. Subraya también el crecimiento de las redes LPWA (Low Power Wide Area networks) como impulsor del Internet of Things móvil, así como las conexiones IPv6 para dar soporte al crecimiento exponencial de dispositivos y objetos conectados; “en 2019, el 45% de todos los dispositivos/conexiones fijas y móviles en España serán compatibles con IPv6 (34% en 2014)”.

Para Iván Rejón, director de Estrategia, Marketing y Comunicación de Ericsson Iberia, la clave está en las redes 5G que, ya en su fase inicial de desarrollo, permitirán soportar los volúmenes previstos de tráfico, así como nuevos casos de uso o servicios. Los avances de las tecnologías de Quinta Generación no dan lugar a dudas: reducirán considerablemente la latencia, permitirán el transporte de un volumen de datos 1.000 veces superior al actual, incrementar entre 10 a 100 veces el número de dispositivos conectados simultáneamente y aumentar 10 veces la vida de la batería. Por ello, Rejón admite que ”en la actualidad los esfuerzos por parte de fabricantes, operadores, reguladores, y otros actores  se basa en la cooperación para la definición de los requerimientos técnicos así como nuevos escenarios de aplicación que 5G debe posibilitar”. En este sentido, su compañía abandera el programa 5G for Europe; apoya el primer laboratorio de excelencia 5G de España, 5TONIC, creado por Telefónica e IMDEA Networks; y realizará pruebas reales de estas redes con operadores en 2016.

De otro lado, Luis Almendro, director de Marketing de Huawei Empresas, asegura que la próxima generación de redes inalámbricas ultrarrápidas impulsará la tecnología del mañana y tendrá un impacto fundamental en la industria TIC y en nuestra calidad de vida. “El 5G será especialmente útil en procesos M2M (machine-to-machine) cruciales, en el tráfico masivo de datos entre equipos y en la utilización eficiente del espectro por encima y por debajo de los 6GHz. Las nuevas tecnologías que harán posible el 5G conseguirán el rendimiento esperado en términos de fiabilidad, latencia y eficiencia del espectro. La infraestructura y el interfaz inalámbrico serán extremadamente flexibles, programables y multi-tenencia, soportarán nuevos modelos de negocio, promoverán tecnologías emergentes como Redes Definidas por Software (SDN), funciones de virtualización de la red y computación de alto rendimiento (HPC)”. Tal y como desvela el directivo, Huawei está involucrada en el desarrollo de redes capaces de transmitir gran cantidad de datos como las redes Agile, en SDN y en llevar más allá el 4G LTE (con la primera red móvil 4.5G de 1Gbps). Además, de estar al tanto de los sistemas de almacenamiento y disposición del dato como las tecnologías Big Data, entornos en la nube privados e híbridos y soluciones de storage. Junto con propuestas de cloud computing como FusionSphre 6, OceanStor DJ o la estrategia OceanStor Flash.

A la espera del asentamiento definitivo de las 5G, los pronósticos sobre el despliegue de las mismas indican que Corea del Sur, Japón, China y Estados Unidos serán los primeros mercados en adoptarlas. Y su llegada será más rápida que la de 4G. Las fuentes consultadas para la eleboración de este artículo mencionan que las suscripciones móviles de 5G llegarán a los 150 millones en todo el mundo en 2021. Es más, en torno a 2020, se estima que unos 6.5 billones de personas en todo el mundo usarán redes móviles para comunicaciones de datos y 100 billones de cosas adicionales, como coches, metros, robots, drones, dispositivos médicos o domésticos, estarán conectados a la red con 5G. En lo que a capacidad se refiere, supondrá un incremento por mil con respecto a las generaciones previas, lo que hará posible la banda ancha móvil en todas partes y para todo lo que hacemos en nuestro día a día. También supondrá un descenso de la latencia a niveles mínimos, reduciendo drásticamente el tiempo necesario para que las comunicaciones viajen a través de la red, y un incremento a niveles máximos de la fiabilidad para las comunicaciones críticas.

Redes Telecom > Reportajes > Internet > Internet móvil gana la partida a la voz
Powered by WebShareContentBPS Business Publications SpainArsys
© 2017 BPS Business Publications Spain S.L. Todos los derechos reservados.
Si quiere estar informado, suscríbase gratis a los boletines de noticias TIC.