13:34 - Jueves, 17 de agosto 2017
Redes Telecom > Entrevistas > Operadoras > Servando Sanchez Calero, presidente de AOTEC

Operadoras

Servando Sanchez Calero, presidente de AOTEC

“OMV es un mercado importante para garantizar la competencia”
escrito por: Cristina López30 de noviembre 2016
Imprima esta noticia
Servando Sánchez Calero, presidente de AOTEC.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha puesto en marcha recientemente una consulta pública sobre la posibilidad de liberalizar el mercado de acceso a redes móviles. ¿Qué mueve a la CNMC a querer liberalizarlo en este momento?

La CNMC ha dado ese primer paso de consulta pública valorando seriamente la opción de desregular el mercado y que se produzca una liberalización, todo ello se realiza pensando que el mercado de los operadores móviles virtuales (en adelante OMV) está lo suficientemente maduro para que se liberalice, pero no está claro que sea así.

Ustedes se han pronunciado al respecto advirtiendo que sería una medida “perjudicial”, ¿por qué iría en contra de los operadores móviles virtuales?

Desde la AOTEC vemos que existe un mercado de OMV que está funcionando correctamente, pero si se desregula el mercado en este momento los OMV se van a encontrar con dificultades a muy corto plazo. Ahora mismo todos los operadores virtuales tienen cerrados contratos para utilizar la infraestructura de los operadores móviles con red propia, los problemas surgirán cuando exista un escenario desregularizado y haya que renovar los contratos de alquiler de red, entonces será mucho más difícil alcanzar acuerdos favorables para los OMV y para que puedan seguir trabajando en el mercado en las mismas condiciones que lo hacen ahora. Ahí está el peligro, las condiciones pueden variar a peor y eso haría que descendería el número de OMV.

¿Esta situación se está dando también en Europa?

Las condiciones que existen en otros países no son iguales a las del mercado español. En la mayoría de los países europeos hay muchos operadores de gran tamaño y pocos operadores de ámbito local. En España es distinto, aunque es cierto que últimamente ha habido fusiones. Pero, en cualquier caso, el mercado no está maduro para dejar desprotegidos desde el punto de vista legislativo a los OMV.

Cada vez tendrán más relevancia la telefonía móvil porque los móviles son el último eslabón de los servicios de comunicaciones y demandan muchas prestaciones y todo el mundo está tras ellos. Hablamos de una regulación mínima, de hecho es la única regulación específica para los OMV en torno a la red de radiodifusión, pero es necesaria.

Ha comentado que hay más operadores locales en España que en otros países, ¿a qué se debe?
Es complejo responder. En nuestro país, los operadores locales surgieron hace 30 años y la influencia que pudo haber llegado desde Estados Unidos por la expansión de los operadores de cable. En España empiezan a proliferar cuando se tiran las primeras redes con servicios de televisión por cable y luego han evolucionado a ofrecer redes de servicios de telecomunicaciones con oferta que de acceso a Internet, etc. hasta ser operadores completos como lo son muchos ahora.

¿Este es un buen momento para los operadores locales?
La salud de los operadores locales es buena, gracias principalmente a que ofrecen un servicio muy distinto al de los grandes operadores. Si tuviera que destacar cuál es el valor diferencial de los operadores locales, te diría que están volcados en la innovación al tiempo que dan un servicio de atención al cliente de primera calidad, proporcionan un servicio más cercano y más personalizado que los grandes operadores y eso lo valora mucho el cliente. A su vez, esa buena respuesta por parte del cliente, hace que el operador local se motive y mejore el servicio al cliente. El operador local se mueve con soltura por la ciudad donde trabaja porque es su entorno natural y la conoce al mismo nivel que su cliente. De hecho, hasta los propios organismos de consumo nos dan muy buena valoración.

Tras el salto de MásMóvil de ser un OMV a ser un operador global y su posterior compra de Pepephone y Yoigo, el mercado de los OMV ha perdido a varios de sus principales activos. ¿Se podría decir que están ahora en una posición delicada para negociar con los operadores con red propia asuntos como el alquiler de la red móvil o el acceso a nuevos anchos de banda móvil?

Evidentemente la reducción del mercado puede suponer un perjuicio para el resto de los actores, pero también es verdad que surgen nuevos proyectos de OMV y que este es un mercado que no está acabado; de hecho es un mercado importante a la hora de garantizar la competencia. Piensa que también los operadores locales necesitan de los OMV para dar servicios móviles. Por otra parte, los OMV favorecen que se desarrolle una competencia de calidad y variedad, lo que obliga a los grandes operadores a tener que preocuparse continuamente por mejorar sus servicios y bajar los precios. Los OMV son muy necesarios para que se pueda mantener la competencia.

¿Cuáles serían a su entender las medidas a adoptar para asegurar la supervivencia de los OMV?

Mantener la regulación actual, que por otra parte es mínima, pero que por lo menos es suficiente para mantener la obligación de que el alquiler de red móvil no sea leonino. Con esto sería bastante para que los OMV puedan funcionar en el mercado, como lo han hecho hasta ahora.

Estamos luchando por ello y de ahí que nos hayamos reunido con la CNMC para que entiendan que es necesario mantener a medio plazo la regulación para que los OMV puedan seguir funcionando.

El pasado 15 de septiembre se publicaba el Real Decreto 330/2016, relativo a medidas para reducir el coste del despliegue de las redes de comunicaciones electrónicas de alta velocidad. La medida fue recibida muy favorablemente por la AOTEC. Díganos: ¿hasta qué punto allana el terreno a los operadores locales?

Nos encontramos con un panorama que mejora las condiciones que teníamos anteriormente. Los plazos son largos pero por lo menos tenemos plazos con un horizonte temporal cierto. Hasta ahora, hemos visto casos donde un operador tenía que lidiar con plazos legales a tres años vista y eso ralentizaba la fase de despliegue de red hasta amenazar seriamente con matar el proyecto. Hay ciertos municipios donde se hace inviable tirar red simplemente por cuestiones burocráticas y más concretamente por los plazos de tiempo que barajan y, obviamente, hay que adaptarse a las directrices de cada ayuntamiento.

Esta regulación que viene de la mano del Real Decreto –aunque no está finalizada totalmente, ni tal y como nos gustaría– ha puesto bastantes temas encima de la mesa que permitirán a los operadores avanzar en el despliegue de red en muchos ayuntamientos de menor tamaño.  

Desde la Asociación también apuntaban que con el Real Decreto se comienza a desarrollar la Ley 9/2014, General de Telecomunicaciones. ¿Qué esperan de la Ley?

Lo que esperamos es que finalice la regulación sobre el desarrollo del uso de infraestructuras de terceros que es un avance que ya se ha incluido y es especialmente importante para que se puedan utilizar infraestructuras de alumbrado público y otras infraestructuras de bien común. Pero falta el desarrollo del contenido del plan de despliegue que es lo que presenta el operador al ayuntamiento para que quede constancia de todos los detalles asociados al despliegue de la red en un municipio. Cómo elaborar el desarrollo y cómo implementarlo no está definido todavía. Esto, en los ayuntamientos grandes no es un problema, porque cuentan con capacidad suficiente para analizarlo por sí mismos, pero a los ayuntamientos pequeños con poco o ningún personal especializado en estos temas, disponer de una norma o guía para saber a qué atenerse, les ayudaría mucho, así podrían aprobar los planes de despliegue de los operadores o podrían decir qué elementos cambiar y avanzaríamos todos.  

Por otra parte, es fundamental que los plazos se definan y se establezcan para que los planes de despliegue no se alarguen demasiado. Necesitaríamos que los proyectos se definan ateniéndose a un horizonte temporal más o menos cierto y razonable. Esta será la única vía para que todos los municipios de España puedan contar con una red de nueva generación pronto.

¿Para cuándo tendrá España una red de nueva generación? ¿Se cumplirá la fecha de 2020?

A pesar del panorama que he pintado y que es totalmente cierto, también es verdad que estamos avanzando muy rápidamente. En España hay muchos operadores desplegando red incluso en poblaciones pequeñas. Como bien dices, el objetivo es llegar en 2020 y creo que vamos a lograrlo en fecha porque se avanza a buen ritmo. Es más, los operadores locales están contribuyendo mucho en este punto. De hecho, donde los operadores locales implantan una red, la población obtiene un nivel de servicio muy superior al que tenía anteriormente.  

Redes Telecom > Entrevistas > Operadoras > Servando Sanchez Calero, presidente de AOTEC
  • más visto
Powered by WebShareContentBPS Business Publications SpainArsys
© 2017 BPS Business Publications Spain S.L. Todos los derechos reservados.
Si quiere estar informado, suscríbase gratis a los boletines de noticias TIC.