10:28 - Viernes, 26 de abril 2019
Redes Telecom > Reportajes > Telefonía > El modelo de 'roaming' actual en Europa tiene los días contados

Telefonía

El modelo de 'roaming' actual en Europa tiene los días contados

El Parlamento Europeo podría aprobar la eliminación de las tarifas de roaming.
escrito por: Redacción RedesTelecom13 de septiembre 2013
Imprima esta noticia

Autor: José Manuel Huidobro, Ingeniero de Telecomunicación

A mediados de 2011 la Comisión Europea (CE) propuso que los usuarios de telefonía móvil que así lo decidan puedan firmar, a partir del 1 de julio de 2014, un contrato con otro operador para los servicios de roaming (itinerancia) en otros estados de la Unión Europea (UE), separado del que tengan para las llamadas nacionales, sin tener que cambiar de número o tarjeta SIM. Los objetivos que pretendía esta nueva regulación eran los de abaratar ese servicio e incrementar la competencia en el sector. Los usuarios podrán, así, escoger un proveedor de servicios en roaming con precios más baratos, con quien conectarían automáticamente al viajar de su país a otro, sin cambiar de tarjeta SIM en su teléfono móvil.

Roaming

Este sistema facilitará la entrada de proveedores alternativos de roaming (APR-Alternative Roaming Provider), e incluso de los propios operadores móviles virtuales (OMV), a los que operadores de otros Estados miembros deberán permitir el acceso a sus redes a precios mayoristas regulados y, dada la diferencia con los precios al por menor, el margen que les queda es suficiente para desarrollar su negocio. Mediante esta nueva regulación, la CE busca una solución, a largo plazo, de lo que considera un problema de falta de competencia en el sector del roaming, y que cree que no había conseguido remediar con la primera legislación sobre el uso del móvil en el extranjero aprobada en 2007 y modificada dos años más tarde.

Pero todos estos planes, “afortunadamente” para los usuarios, se pueden venir abajo si, finalmente, el Parlamento Europeo aprueba el adiós definitivo a las tarifas en roaming, lo que podría implementase, como muy pronto, para el verano de 2014. La Comisión, sin embargo, no ha dejado claro cómo gestionará el coste de estos servicios, o cómo aplicará la reforma a los diferentes servicios móviles. Recientemente, Neelie Kroes (VP de la CE y responsable de Telecomunicaciones) lanzaba una propuesta que a los operadores móviles no les gustó nada, eliminar totalmente el roaming que se aplica actualmente en las llamadas, mensajes y datos dentro de las fronteras de la Europa de los 27. Los operadores implicados en estos posibles cambios han mostrado sus reticencias, puesto que afecta negativamente a sus ingresos (entre un 2% y un 4%), y está por ver cuál será su reacción.

La CE siempre ha querido ponerle límite a los precios que los operadores móviles nos cobran por hacer uso de los móviles en países europeos, habiendo ya impuesto una bajada progresiva con precios máximos (wholesale y retail) que los que los operadores están obligados a proporcionar. Pero ahora se va más allá y es que a mediados de junio aprobó no una nueva bajada, sino la eliminación del roaming. En este sentido, y ante la previsible oposición de los operadores, la CE argumenta que a la larga la eliminación será beneficiosa para ellos, al utilizar los clientes sus móviles mucho más, aunque eso sí, con tarifas mucho más bajas (en principio, las mismas que en su país de origen).

Además de la bajada de los precios que generará la eliminación del roaming, también se busca con esta decisión avanzar hacia un mercado único europeo de telecomunicaciones para situar al viejo continente a la altura de la innovación que se produce en otros lugares del mundo, como es en EEUU.

Nueva reglamentación europea

Roaming

El Reglamento sobre la itinerancia, aprobado por el conjunto de reguladores europeos de comunicaciones electrónicas, agrupados en el BEREC, en su artículo 4 especifica el derecho de todos los usuarios finales para elegir (a partir del 1 de julio de 2014 y sin penalización contractual para los clientes existentes como consecuencia de un cambio de proveedor) a un proveedor de servicios de roaming internacional diferente del proveedor de servicios domésticos. Este derecho se aplica a los servicios que el usuario final consume en el extranjero dentro de la Unión Europea y el proceso se conoce como la venta por separado (decoupling) de servicios de roaming.

El artículo 5 define el derecho de los proveedores alternativos (ARP) para solicitar los servicios –mayoristas– e instalaciones necesarias para ofrecer servicios de roaming regulados por separado a los clientes de cualquier proveedor. También, establece explícitamente que la provisión local de servicios de datos por un operador de la red visitada es una de las modalidades de la desvinculación. Aunque el Reglamento establece los criterios que deben seguirse para implementar las instalaciones a ser prestados por los proveedores nacionales, las modalidades y las soluciones técnicas específicas para la implantación de estas instalaciones no están definidas.

Tecnologías para el roaming

Telefonía

Para facilitar el roaming independientemente del operador de nuestra red doméstica, existen, básicamente, tres tecnologías: LBO, dual IMSI y single IMSI.

- Local Break-Out (LBO)

El modelo Local Break-Out (LBO) consiste en la provisión local de servicios de datos al por menor de la red visitada, sin intervención del proveedor de origen en el suministro de los mismos, excepto para la autenticación de la tarjeta SIM. Esto se combina con la venta al por menor de servicios de voz y SMS suministrados por el operador de la red origen, de la misma manera que sucede ahora con el roaming tradicional. Esta solución se apoya en el LBO, opción incluida en los estándares 3GPP que permiten la prestación de servicios de datos locales, derivando el tráfico de datos a la red visitada. Aunque la opción LBO se diseñó inicialmente para optimizar la gestión del tráfico de datos en roaming, también puede ser utilizada por el operador visitado para actuar como un ARP para acceso a Internet y otros servicios de datos, proporcionándolos y facturando directamente a los consumidores.

Cuando un cliente decide optar por una red visitada para que le proporcione servicios de datos directamente al por menor, deberá contratar el servicio con el operador de acogida deseado y seleccionar manualmente la red visitada en el terminal. La contratación se puede hacer de varias maneras, desde los mecanismos tradicionales que se utilizan para la contratación de servicios móviles (puntos de venta, contrato basado en Internet o cualquier otro), hasta el uso de tarjetas prepago enviando el código de validación a través de SMS o introduciéndolo en una página web, de una manera similar a como se comercializan muchos de los servicios de Wi-Fi.

Probablemente, los mecanismos basados en modelos de prepago simple y directos como el uso de una tarjeta de prepago serán utilizados por los operadores visitados con el fin de hacer que los procedimientos contractuales sean convenientes y fáciles para los clientes ocasionales en itinerancia temporalmente en el país. No obstante, el procedimiento requiere de ciertas habilidades para configurar el terminal, que no todos los usuarios serán capaces de realizar.

Una vez que el consumidor selecciona en el terminal una red visitada para el roaming, el operador visitado controla si éste tiene un contrato de LBO activo. Si el cliente tiene contratada el roaming de datos con la del proveedor visitado, la red de éste interactuará con el HLR del proveedor nacional para autenticar la tarjeta SIM y, así, proceder a proporcionar el servicio; por el contrario, si este no es el caso, el roaming internacional se proporciona en la forma tradicional con el operador de origen, proporcionando y facturando éste todos los servicios de itinerancia.

Dado que LBO sólo estimula la competencia en el corto plazo en el caso del roaming de datos, existe una presunción a favor de la introducción de un método de desacoplamiento adicional para permitir una competencia en la voz y SMS en roaming. En el largo plazo, cuando los servicios de voz tradicionales sean reemplazados por servicios basados en la transmisión de datos (VoIP), los métodos de desacoplamiento adicionales podrían no ser ya necesarios.

-Dual IMSI

Mientras LBO requiere que el cliente elija una red específica extranjera para la prestación de servicios de datos en su visita a otro país, los otros métodos de desacoplamiento prevén una relación permanente entre el usuario final y un probable ARP, que no necesariamente debe tener sede en el país del usuario final. El primero de ellos es el denominado "dual IMSI", que implica el uso de dos IMSI, una para el proveedor doméstico (DRP) y otra para el proveedor alternativo (ARP).

Sin embargo, pocos o ninguno de los agentes implicados están considerando hoy seriamente dual IMSI. El BEREC considera que un desarrollo significativo y unas amplias actividades de normalización serían necesarias para su ejecución y no cree que pueda ser completado en la práctica s tiempo para su ejecución en julio de 2014. Por esta y otras razones, el BEREC recomienda que dual IMSI no debe aplicarse inicialmente, pero deja abierta la posibilidad de su evaluación en el medio y largo plazo, y ver si este tipo de métodos de desacoplamiento puede evolucionar a una solución rentable para la promoción de una competencia efectiva por los servicios de roaming internacional.

-Single IMSI

Frente a LBO, que es una solución compleja técnicamente y sólo para roaming de datos, la solución “single IMSI” y “single IMSI+” permiten ofrecer servicios de voz, texto y datos para acceso a Internet, de una manera sencilla, y tienen mucho en común con el modelo de reventa de hosting implementado en diferentes escenarios nacionales. Para que esto sea posible, los ARP deben firmar convenios con cada uno de los operadores nacionales que proporcionan servicios domésticos para sus clientes potenciales. Esta solución se puede utilizar por todo tipo de operadores: los operadores de redes móviles, así como los MVNO o móviles virtuales. El procedimiento básico de flujo de llamadas es principalmente idéntico a si el servicio es ofrecido por el operador de origen y las principales diferencias aparecen en la interface de facturación.

Esta familia de soluciones se ha propuesto con el fin de proporcionar un método más barato del desacoplamiento de doble IMSI. La versión más básica es una opción de "reventa pura". Las versión más sofisticadas single IMSI+ permite a los ARP dirigir el tráfico de la red visitada a su elección o en beneficio de sus propios acuerdos de roaming y/o descuentos al por mayor que han negociado.

Los usuarios que opten por esta opción deben contratarla unos días antes de salir de viaje, para que de tiempo al ARP a implementarla, y el contrato requiere un compromiso por un periodo de tiempo determinado, por lo que no hace falta activarla cada vez, sino que nos durará todo este tiempo, por ejemplo, un año. Recibirán, además, dos facturas, una por los servicios en local, y otras por los disfrutados en roaming.

Redes Telecom > Reportajes > Telefonía > El modelo de 'roaming' actual en Europa tiene los días contados
  • más visto
Powered by WebShareContentBPS Business Publications SpainArsys
© 2019 BPS Business Publications Spain S.L. Todos los derechos reservados.
Si quiere estar informado, suscríbase gratis a los boletines de noticias TIC.