Los próximos 28 y 29 de noviembre tendrá lugar en Sharm El-Sheikh, Egipto, la ITUWRC 2019 (World Radiocommunication Conference 2019). Durante este encuentro, se actualizará el Reglamento de Radiocomunicaciones, proporcionando una base reguladora global para el desarrollo de servicios de radio móvil y que, por tanto, sentará las bases para los servicios móviles de próxima generación (5G).  

Los ciudadanos europeos esperan tener acceso digital de alta velocidad y alta calidad en todo momento y lugar. Al mismo tiempo, el consumo de datos sigue aumentando, y la demanda de contenido multimedia en banda ancha móvil continúa expandiéndose rápidamente. Esto incluye el acceso a servicios de transmisión de vídeo, pero también otros como la Realidad Virtual. Además, las aplicaciones 5G están cambiando la forma en que los fabricantes e innovadores llevan a cabo los procesos de producción y creación, con proyecciones que apuntan al auge de Internet de las cosas. Asimismo, IoT requerirá una comunicación ultra confiable y de baja latencia, mientras que al mismo tiempo estará potenciada por la Inteligencia Artificial.

Una política de espectro global garantiza el despliegue rápido de las redes 5G

A raíz de esta cita, la ETNO señala que los operadores de redes móviles trabajan constantemente para adaptar la capacidad y la versatilidad de sus redes para acomodar tanto el aumento del tráfico de datos como la innovación. “La densificación de las estructuras de red y el despliegue de tecnologías innovadoras más eficientes son medidas básicas para responder a las necesidades exponencialmente crecientes”, indican en un comunicado. “Sin embargo, sin una asignación e identificación adicional del espectro de las Telecomunicaciones Móviles Internacionales (IMT), no será posible asegurar la provisión de servicios de banda ancha móvil en el futuro de una manera económica y satisfacer las expectativas de los consumidores y de las industrias verticales por igual”, denuncian.

5G global requiere reglas globales ambiciosas

“Las decisiones de la CMR-19 tienen el potencial de garantizar un suministro constante y predecible de un nuevo espectro armonizado, que a su vez puede permitir el incremento de la banda ancha móvil y proporcionar un impulso único al crecimiento económico sostenible a nivel nacional y europeo. En particular, las decisiones de la CMR-19 serán críticas para el rendimiento futuro y el despliegue de redes 5G”.

ITUWRC 2019 (World Radiocommunication Conference 2019).
ITUWRC 2019 (World Radiocommunication Conference 2019).

Solo un evento de esta índole puede asignar espectro a nivel mundial e identificarlo, que es “la mejor solución para el desarrollo de una tecnología armonizada y servicios móviles armonizados”. Sin ello, no hay "bandas globales" armonizadas reales, ni servicios móviles armonizados, que requieren economías de escala, y, por lo tanto, no hay éxito real en el mercado para los servicios móviles en una determinada banda de frecuencias.

El papel de ETNO

ETNO, junto con sus 39 miembros de dentro y fuera de Europa, ha contribuido activamente al trabajo preparatorio europeo para la CMR-19. En este contexto, la Asociación ha identificado las siguientes cuestiones clave en las que un papel proactivo de los Estados Miembros de la UIT puede marcar la diferencia:

• Apoyar la identificación de espectro globalmente armonizado en las bandas 24.25-27.5 GHz, 37-43.5 GHz y 66-71 GHz para IMT con condiciones técnicas que son cuidadosamente equilibradas, pragmáticas y de apoyo al crecimiento 5G, al tiempo que garantiza la coexistencia con los servicios adyacentes. Estas son bandas clave que podrían proporcionar un gran ancho de banda para permitir los servicios de mayor rendimiento para 5G en el mediano plazo. ETNO también tiene interés para la banda 45.5-47 GHz.

Las operadoras pugnan por una política global del espectro
Las operadoras pugnan por una política global del espectro

• Apoyar una agenda de la CMR-23 que contenga elementos que permitan a) la discusión sobre una atribución móvil primaria en la banda 470-694 MHz o parte de la misma en la Región, así como b) discusiones para una posible identificación de IMT por debajo de 24 GHz, con enfoque en las bandas 3.8-4.2 GHz (adyacente a la banda pionera 5G 3.4-3.8 GHz para proporcionar hasta 800 MHz de espectro en Europa), 6425-7125 MHz y 14.3-15.35 GHz, incluida la asignación móvil primaria para 3.6-4.2 GHz. Para la futura expansión de 5G, un suministro oportuno de espectro por debajo de 24 GHz, que ofrece características razonables de capacidad y propagación, es de vital importancia para responder al uso cada vez mayor de datos para el periodo 2025-2030.

Dado que la identificación y asignación de bandas de espectro es un proceso técnico y reglamentario largo y complejo, ETNO alienta a los Estados miembros a identificar oportunamente el espectro móvil adicional que permita la provisión de capacidad de datos masivos. Esto es esencial para garantizar que las futuras implementaciones de 5G no se vean obstaculizadas.

Lise Fuhr, directora general de ETNO, apunta: “ETNO alienta a los gobiernos a ser audaces. La CMR-19 puede ser un hito histórico para potenciar el crecimiento sostenible a través del acceso móvil. Solo una política de espectro global ambiciosa puede garantizar el despliegue rápido y transformador de las redes 5G”.