Chuck Robbins durante la presentación de las novedades de Cisco en San Francisco (EE.UU.)
Chuck Robbins durante la presentación de las novedades de Cisco en San Francisco (EE.UU.)

La actual infraestructura de Internet no es capaz de soportar de forma viable las múltiples experiencias digitales que se avecinan y las futuras generaciones de aplicaciones y servicios que implicarán una complejidad mucho mayor. Para responder a estas necesidades Cisco ha desvelado su estrategia tecnológica para construir un internet para las próximas décadas, mediante avances tecnológicos ya disponibles, como son Silicon One, una arquitectura de procesadores de red; 8000 Series, los routers para operadoras y compañías web-scale más potentes del mundo basados en los nuevos procesadores. Y nuevas opciones de compra flexibles.

“La innovación requiere una inversión focalizada, los profesionales adecuados y una cultura que valore la imaginación”, destaca Chuck Robbins, presidente y CEO de Cisco (en la foto). “Nos hemos comprometido a transformar la industria para construir un nuevo internet para la era 5G. Nuestras últimas soluciones de silicio, ópticas y software representan esta innovación continua que ayuda a nuestros clientes a mantenerse a la vanguardia y crear experiencias innovadoras para sus clientes y usuarios finales en las próximas décadas”.

Pilares del Internet para el Futuro

En los últimos cinco años, Cisco ha impulsado una estrategia tecnológica para construir el Internet que las organizaciones necesitarán para el futuro éxito de su negocio en el mundo digital. Diseñada para superar las limitaciones de infraestructura que van apareciendo a medida que avanza la transformación digital, esta estrategia combina los nuevos procesadores de red del fabricante con su próxima generación de soluciones ópticas. La estrategia transformará la base de la Red de redes para satisfacer las demandas de futuras aplicaciones digitales y permitirá a las organizaciones convertir sus operaciones de red en más sencillas y rentables.

En concreto, la estrategia de la multinacional se basa en las inversiones y el desarrollo en tres áreas tecnológicas clave: silicio (procesadores), ópticas y software. “Llevar los límites de la innovación al siguiente nivel, mucho más allá de lo que experimentamos hoy, es fundamental para el futuro. Y creemos que el silicio, la óptica y el software son las palancas tecnológicas que ofrecerán este resultado”, apunta David Goeckeler, vicepresidente ejecutivo y director general de Redes y Seguridad en Cisco.

“La estrategia tecnológica de Cisco no se basa en una única línea de producto”, continúa. “Los últimos años hemos estado invirtiendo en categorías completas de tecnologías independientes que creemos convergerán en el futuro, y que en última instancia permitirán resolver los mayores retos que podrían retrasar la innovación digital. Esta estrategia implica la mayor innovación y desarrollo que la compañía haya impulsado jamás”.

Cisco Silicon One: arquitectura de procesadores
Cisco Silicon One: arquitectura de procesadores

Cisco Silicon One: arquitectura de procesadores

La nueva arquitectura Cisco Silicon One será la base del porfolio routing de la marca en adelante, con un rendimiento esperado que alcanzará próximamente hasta 25 Terabits por segundo (Tbps). Constituye el primer chip de red de la industria diseñado para adaptarse universalmente a los segmentos de proveedores de servicios y web-scale. Diseñado tanto para plataformas fijas como modulares, puede gestionar los requisitos más exigentes. ‘Q100’ -el primer modelo de este sistema- supera el tope de enrutamiento de 10 Tbps para ancho de banda de red sin sacrificar la capacidad de programación, buffering, eficiencia energética, escalabilidad o flexibilidad funcional.

 Normalmente se utilizan múltiples tipos de procesadores con diferentes capacidades en una red e incluso en un mismo dispositivo. Desarrollar nuevas funcionalidades y pruebas puede resultar largo y costoso. La arquitectura de procesadores unificada y programable permitirá a los operadores de red reducir en gran medida los costes operativos y el tiempo en que rentabilizan los nuevos servicios.

Plataforma Cisco 8000 Series
Plataforma Cisco 8000 Series

Plataforma Cisco 8000 Series

La nueva serie es la primera plataforma construida con Silicon One Q100. Ha sido diseñada para ayudar a los proveedores de servicios y las compañías web-scale a reducir los costes de creación y gestión de redes a gran escala para la era 5G, IA e IoT. Entre sus funcionalidades destacadas se incluyen:

•          Optimizado para 400 Gbps e incluso más, comenzando a 10,8 Tbps en una sola unidad de rack.

•          Alimentado por el nuevo software de sistema operativo de red Cisco IOS XR7, optimizado para el cloud, diseñado para simplificar las operaciones y reducir los costes operativos.

•          Equipado con ciber-seguridad mejorada con tecnología trust integrada para obtener visibilidad en tiempo real sobre la fiabilidad de la infraestructura crítica.

•          Mayor escalabilidad de ancho de banda y capacidad de programación para los proveedores de servicios, que pueden así proporcionar Tbps incluso en las ubicaciones de red con mayor limitación de energía y espacio.

Cisco está trabajando en la implementación y pruebas de esta serie con un grupo de clientes pioneros. STC, proveedor líder de servicios de telecomunicaciones en Medio Oriente y África del Norte, es el primero que implementa la nueva tecnología. Comcast y NTTCom -entre otros- ya están realizando pruebas.

Ópticas para 400G y más
Ópticas para 400G y más

Ópticas para 400G y más

Construir un nuevo Internet capaz de dar soporte a la futura innovación digital dependerá de los continuos avances en las tecnologías de procesadores y óptica.

A medida que las ratios de velocidad de los puertos aumentan de 100G a 400G, la tecnología óptica supone una parte cada vez mayor de los costes para construir y operar la infraestructura de Internet. Cisco está invirtiendo para garantizar a sus clientes que, a medida que las ratios de los puertos de routers y switches sigan aumentando, las ópticas serán diseñadas para cumplir con los estrictos estándares de calidad y fiabilidad de la industria.

A través del programa de cualificación de la compañía, probará sus ópticas para que cumplan con los estándares de la industria y funcionen en soluciones de la marca y de otros proveedores. Con este programa, los clientes pueden utilizar las ópticas de la marca en aplicaciones donde se han implementado equipos de otros fabricantes, con la confianza en que las ópticas cumplirán con los estándares de calidad y fiabilidad esperados.

Además, a medida que avanza el silicio y la fotónica de silicio, las funcionalidades que tradicionalmente se ofrecían en soluciones basadas en chasis independientes pronto estarán disponibles en equipos integrables. Esta transición tiene importantes beneficios potenciales para los operadores de red en términos de simplicidad operativa. Cisco está invirtiendo en tecnologías de fotónica de silicio para llevar a cabo la transición arquitectónica en redes de centros de datos y redes de proveedores de servicios que reducirán los costes, la energía y el espacio necesarios, y simplificarán las operaciones de red.

Modelos comerciales flexibles

Cisco también ha anunciado planes para ofrecer modelos de consumo flexibles, que primero afectaron al porfolio de Ópticas, seguidos de la desagregación del software IOS-XR, y que ahora incluye Silicon One. Este nuevo modelo es altamente adaptable y ofrece a los clientes la opción de componentes, cajas blancas o sistemas integrados para construir sus redes. Tal y como reconoce la compañía, “este enfoque coincide con la evolución natural de los operadores que demandan elementos tecnológicos independientes o integrados para sus desarrollos, y crea una nueva economía de Internet para proporcionar un mayor valor de negocio”.