Llamada 5G “standalone” en Vigo
Llamada 5G “standalone” en Vigo

Orange y Nokia han completado una llamada de datos 5G “standalone” con equipamiento comercial sobre una arquitectura de red de núcleo nativo virtualizado en la nube de Nokia y terminales Mediatek conforme a la versión 15 del estándar 3GPP.

Para esta comunicación se ha utilizado una solución de red extremo a extremo de Nokia, incluyendo el acceso 5G, un núcleo de red 5G totalmente virtualizado en un centro de datos del proveedor nórdico, y haciendo uso de dispositivos móviles comerciales 5G de Mediatek, todo ello conforme a la versión 15 del estándar 3GPP.

Los valores de latencia de 7ms alcanzados durante las pruebas piloto en Vigo permitirán implementar casos de uso con requisitos de respuesta en tiempo real, como el vehículo autónomo o la cirugía remota.

Ambas compañías han completado esta prueba como parte delpiloto 5G que están desarrollando en Galicia, en la ciudad de Vigo, y donde se han probado las diferentes arquitecturas 5G utilizando el equipamiento radio y las primeras soluciones del núcleo de red de Nokia totalmente virtualizadas que combinan las funcionalidades de 4G y 5G.

Ambas compañías continuarán en los próximos meses expandiendo la experiencia de este piloto explorando distintas áreas tecnológicas.

Esta demostración muestra la implementación sobre equipamiento comercial de la arquitectura 5G Future X definida por Nokia Bell Labs.

Standalone

La arquitectura “standalone” permite construir una red 5G totalmente independiente de las redes 4G existentes, alcanzar velocidades de más de 10 veces las actuales, latencias inferiores a 10 ms y conectar millones de dispositivos IoT. Gracias al uso de un núcleo de red 5G virtualizado, como el utilizado por Orange y Nokia, se puede construir distintas capas de red (“network slicing”) extremo a extremo virtuales dedicados a diferentes casos de uso empresariales y aplicaciones residenciales que requieran un elevado ancho de banda (realidad virtual y aumentada usada de forma masiva) y una muy baja latencia (control remoto en entornos industriales o vehículos autónomos), conjuntamente con una alta fiabilidad y robustez.

La mayoría de los operadores en el mundo están experimentando los primeros casos de uso en 5G basados en arquitecturas tipo “non-standalone”, donde el equipamiento radio 5G se apoya en una infraestructura de red 4G existente.