ha realizado con éxito una prueba piloto de un sistema de alerta que permitirá mejorar la seguridad vial en el futuro. Este test ha permitido, gracias al uso de redes 5G y a la fusión de diferentes tecnologías de comunicación y localización avanzadas, realizar el seguimiento de dos vehículos -en este caso una carretilla elevadora y una bicicleta- que seguían una trayectoria de colisión entre ellos y emitir una señal de aviso para evitar el choque.

La tecnología 5G ofrece a este proyecto garantías de latencia extremadamente baja (el retraso entre el envío y la recepción de información es muy bajo), disponibilidad de red universal (amplia cobertura en interiores y exteriores) y escalabilidad (aumento de capacidad) para poder dar servicio a muchos dispositivos a la vez. Además, el piloto ha demostrado la viabilidad de integrar soluciones híbridas de posicionamiento que aumentan la precisión y robustez de sistemas de navegación por satélite (GNSS) en servicios 5G, al combinarlas con sistemas de comunicación y posicionamiento UWB, sistemas de navegación inerciales (INS) y la comunicación entre vehículos e infraestructura (V2X).

Enmarcado en la iniciativa 5G Barcelona y con el impulso de Mercabarna, el proyecto une a socios líderes en sus respectivas áreas como son Orange, Mobile World Capital Barcelona, Fundació i2CAT y CTTC, y cuenta con el apoyo del Departament de Polítiques Digitals de la Generalitat

Descripción de la prueba piloto

Tanto la carretilla elevadora como la bicicleta llevan equipado un dispositivo (OBU) conectado a la red 5G que permite el envío y recepción de mensajes de forma constante. Asimismo, llevan también otro dispositivo (HW) necesario para geolocalizar los vehículos de forma precisa, fusionando datos de posicionamiento proporcionados vía satélite, sistemas autónomos inerciales que miden la aceleración y la rotación del vehículo   y medidas de distancia basadas en tecnología radio que aporta precisión adicional y fiabilidad en entornos desafiantes y complejos.

Cuando el sistema detecta un peligro en base a la trayectoria del ciclista, se emite una señal para activar una bocina de aviso y notificar a uno de los dos vehículos un posible peligro de colisión.

Mercabarna pone en marcha el proyecto “5G Anti Collision”.
Mercabarna pone en marcha el proyecto “5G Anti Collision”.

Complejidad del recinto de Mercabarna

Cada día acceden una media de 14.000 vehículos a Mercabarna que se mueven a través de sus 90 ha de terreno (equivalente a 90 campos de fútbol). La mayoría de estos vehículos son industriales (tráileres, camiones y furgonetas), a los que se les suman unas 1.400 carretillas elevadoras, que circulan sin parar llevando productos frescos de un lado a otro, así como un centenar de bicicletas, que utilizan algunos compradores profesionales para moverse rápidamente por los mercados mayoristas puesto que los días en plena actividad del mercado el tráfico suele ser denso.

Mercabarna siempre ha demostrado su apuesta por el uso de la tecnología aplicada, con casos de uso prácticos y aterrizados a las necesidades del día a día, sus colaboradores y también la agenda global de sostenibilidad. A modo de ejemplo, nuevos proyectos ya en marcha contribuirán a una gestión más eficiente de los más de 14.000 vehículos que circulan por sus instalaciones así como otras soluciones que agilicen los procesos de limpieza y gestión de residuos de sus instalaciones”.

Este enclave se sitúa, una vez más, como precursor en la implantación de las telecomunicaciones más avanzadas, en este caso gracias a la tecnología 5G, disponible en todo su recinto desde el verano de 2019. A las pruebas realizadas, le seguirán otras sobre formación, logística y seguridad, ya que el polígono alimentario, al disponer de 5G en todo el recinto, es ideal para simular proyectos llevados a cabo con dicha tecnología en entornos industriales o pequeñas ciudades.