Vodafone, Intel, Fivecomm y Altran han desarrollado el proyecto ‘Robot Covid 5G’. El proyecto está basado en un vehículo (‘robot centinela’) autónomo auto-guiado que integra unos sensores de imágenes y temperatura que permiten realizar acciones de control muy útiles en el escenario actual de pandemia. El objetivo del proyecto es demostrar cómo gracias al uso de la tecnología 5G se puede dotar de inteligencia a un robot autónomo equipado con una cámara termográfica.

En concreto, dicho vehículo lleva incorporado un sensor de imágenes que permite mediante reconocimiento facial identificar personas que no llevan mascarilla, así como una cámara térmica que detecta a aquellas personas con temperatura corporal más alta de lo habitual. Gracias a la nueva generación de redes móviles de Vodafone, esos datos son enviados a una inteligencia de control centralizada, localizada en la red de la operadora mediante tecnología edge computing lo que facilita una respuesta inmediata en milisegundos.

Robot Covid 5G.
Robot Covid 5G.

Los datos son procesados para poder generar alarmas que pueden ser tratadas en un punto de control remoto. El operador remoto puede entonces gestionar esas alarmas mediante una serie de acciones, que funcionan sobre la red 5G para -por ejemplo- conversar con la persona identificada en tiempo real a través de un dispositivo alojado en el Robot. El escenario de baja latencia y alto rendimiento de la red 5G de Vodafone permite también una conducción remota del robot desde el punto de control para acercarlo a aquellas personas con las que se quiera interactuar de forma más próxima.

Este proyecto se ha desarrollado como una muestra más de la capacidad de generación de nuevas líneas de negocio que brinda la tecnología 5G. En este caso, el proyecto se ha creado de manera conjunta por diferentes empresas o entidades, cada una de ellas aportando su know-how en su campo experto: Vodafone, que ha aportado toda la infraestructura de conectividad de red 5G, (startup nacida en el seno de la Universidad Politécnica de Valencia), que ha proporcionado su solución de conducción remota sobre un robot móvil al que ha integrado en la red 5G de Vodafone, Altran, que ha integrado la parte del reconocimiento facial y medición de temperatura, así como Intel, en cuya herramienta OpenVINO están basados los algoritmos específicos de visión artificial y en cuyos procesadores Intel Xeon SP se ejecutan los algoritmos para analizar la presencia de mascarillas y la temperatura de los peatones en tiempo real. Microsoft ha colaborado en la infraestructura de procesamiento en la nube con su solución Azure Stack Edge.

 

 

Un proyecto sobre red 5G Stand Alone

El entorno en el que se ha desarrollado este piloto es un entorno 100% 5G con arquitectura Core ‘Stand Alone’ (5G SA), es decir, una red Core 5G totalmente independiente para aprovechar al máximo las capacidades de latencia y velocidad que permite 5G.

Además, este proyecto hace uso de edge computing, lo cual permite reducir considerablemente la latencia en las comunicaciones. Esto resulta clave en este tipo de servicio, ya que el procesamiento de la información se realiza en un elemento de la red muy próximo al lugar de prestación del servicio.