Los semiconductores son determinantes en la evolución de 5G. Esta es una de las muchas conclusiones a las que ha llegado el acto Conectados 5G celebrado de manera virtual por el Observatorio Nacional 5G. La jornada ha servido como punto de encuentro para abordar las particularidades de la industria de los chip desde diferentes perspectivas y ha contado con la participación de Federico Ruiz, responsable del Observatorio Nacional 5G; Eduard Martin, CIO y director del programa 5G de Mobile World Capital Barcelona; Norberto Mateos, director general de Intel España; y Eloy Fustero, exdirector de Qualcomm España. El acto ha estado moderado por la periodista Pilar Bernat.

La creciente demanda a escala global de semiconductores recuerda el papel esencial que juegan como tecnología habilitadora de todos los sectores y en particular de la conectividad inteligente. “Es importante entender la cadena de valor porque este no es un problema que afecte únicamente a los smartphones, sino que tiene incidencia en otras industrias como la de la automoción”, ha señalado Eloy Fustero. Este tipo de dispositivos tienen una incidencia directa en la conectividad personal, la electrónica de consumo, el desarrollo de la Inteligencia Artificial, la seguridad o la actividad industrial.

“Cada vez necesitamos más procesadores, con mayor funcionalidad y de altísimas prestaciones, lo que nos obliga a replantear los modelos de producción y de negocio”, ha puntualizado Eduard Martín. Los cuatro ponentes han coincidido a la hora de señalar la importancia de seguir desarrollando tecnologías de fabricación cada vez más avanzadas. Norberto Mateos ha puesto el ejemplo de Intel, que sigue comprometida en la fabricación de sus propios chips y que abre una línea de negocio para la fabricación de semiconductores para terceros, lo que puede suponer una oportunidad de 100.000 millones de dólares. “Hasta hace poco, los procesadores de propósito general nos solucionaban la mayoría de las necesidades, pero ahora la introducción de tecnologías como la inteligencia artificial ha aumentado la necesidad de procesadores con funcionalidades adaptadas a un ecosistema cada vez más complejo y variado”, ha comentado Mateos.

El papel de los semiconductores para 5G.
El papel de los semiconductores para 5G.

“Nada es posible sin semiconductores, ni móviles ni redes 5G, pero tampoco son simplemente componentes, son el eslabón clave que permite el intercambio y el desarrollo de Propiedad Intelectual que sustenta la economía de las plataformas”, ha apuntado Federico Ruiz. Este nuevo orden está empujando a compañías globales como Apple a fabricar sus propios procesadores para diferenciarse de sus competidores. Para desarrollar las múltiples aplicaciones y desbloquear todo el potencial del 5G habrá que disponer de nuevos tipos de semiconductores. La alta demanda, según Eduard Martín, tendrá respuesta en el mercado, aparecerán nuevos actores y la industria ganará en competitividad.

Los ponentes también han señalado la necesidad de Europa de reposicionarse en la carrera por ocupar parte del mercado de los semiconductores. Según Eduard Martin, “estamos ahí y tiene que funcionar. Si queremos que las TIC sean estratégicas en España, hay que apostar por ello y hacer que Europa se posicione más en este ámbito”. Los cuatro han coincidido en la necesidad de trabajar para que Europa gane en peso en una cadena de valor muy tupida y compleja.