Las pérdidas de ingresos globales por roaming superarán los 2.000 millones de dólares en 2026.
Las pérdidas de ingresos globales por roaming superarán los 2.000 millones de dólares en 2026.

Un nuevo estudio de Juniper Research señala que los operadores perderán este año alrededor de 484 millones de dólares en ingresos por roaming debido a la identificación errónea del tráfico de datos en itinerancia. Se espera que estas pérdidas aumenten a 2.100 millones para 2026; lo que representa un crecimiento absoluto del 331%. El informe subraya que la incapacidad para distinguir entre el tráfico de datos 4G y 5G usando los estándares actuales redundará en mayores quebrantos a medida que la industria de viajes regrese a niveles prepandémicos y aumente la adopción de la nueva generación de redes móviles.

Juniper Research recalca la necesidad de nuevos procesos de compensación para los operadores

En respuesta a este hecho, la nueva investigación, , menciona el apoyo de los operadores al protocolo BCE (Billing & Charging Evolution) como una estrategia clave para minimizar el alcance de esta fuga de ingresos. BCE es un estándar industrial de extremo a extremo definido por GSMA que introduce nuevas capacidades que identifican el tráfico de datos en itinerancia a través de diferentes tecnologías de red.

Roaming 5G para impulsar el mercado

Este problema de identificación errónea de los datos de roaming se verá agravado por el creciente número de suscriptores de 5G en roaming internacional. El informe prevé que habrá más de 200 millones de conexiones de roaming 5G para 2026; pasando de 5 millones en 2021. Este crecimiento está impulsado por el aumento de la adopción de esta tecnología y el regreso a los niveles de viajes internacionales previos a la pandemia. Ante esta situación, la consultora insta a los operadores a identificar áreas emergentes de posible fuga de ingresos aprovechando el aprendizaje automático en las herramientas de análisis de la itinerancia para evaluar de manera eficiente el comportamiento de roaming y el uso de datos.

Asimismo, el informe desvela que para mitigar de manera efectiva la creciente complejidad de los procesos de compensación que surgen de una mayor demanda de datos en itinerancia, los operadores deben alejarse de las prácticas establecidas en favor de BCE.

BCE (Billing & Charging Evolution)surge como una estrategia clave para minimizar el alcance de esta fuga de ingresos

Sobre estos hallazgos, la autora de la investigación, Scarlett Woodford, comenta: “Al combinar BCE con análisis de roaming mediante IA, los operadores estarán en una posición ideal para hacer frente al aumento de los datos en itinerancia. Separar el tráfico de roaming por conectividad de red es esencial para permitir a los operadores cobrar en función de la latencia y la velocidad de descarga, y maximizar los ingresos generales de roaming 5G ".