Fujitsu ha presentado en el Mobile World Congress 2022 su red privada E5G. Se trata de una solución que, en palabras de la compañía japonesa, ofrece características punteras como velocidades de hasta 20 Gbps, latencias de milisegundos o cobertura a miles de dispositivos de manera segura. Una red también, “que permite realizar cosas increíbles no sólo en el entorno industria, logístico, sanitario, sino que impacta de manera radical en la sociedad española y con la que Fujitsu quiere convertirnos en un país conectado”, sostienen.

Stand de Fujitsu en el MWC 22 de Barcelona.
Stand de Fujitsu en el MWC 22 de Barcelona.

En este sentido, entre las asociadas a este lanzamiento destacan:

Telemedicina para la España rural y Vaciada

Fujitsu demuestra como la habilitación de su red privada E5G lleva una solución de telemedicina a las zonas rurales más remotas y habilita de forma intensa servicios fundamentales para los ciudadanos como la prestación de servicios de salud digital conectando en remoto a la España rural y el entorno domiciliario del ciudadano. Por ello, se podrá ver cómo una persona con algún tipo de incidente de salud o patología crónica puede monitorizar sus constantes vitales a través de distintos dispositivos y wearables (termómetro, báscula, tensiómetro, etc.). Estos datos se envían a un médico para su revisión en remoto, bien en tiempo real o en forma de histórico. Además, se permite la realización de videollamadas con el facultativo para un seguimiento efectivo de su estado de salud. La solución permite que haya un familiar desde otro punto de España en la misma llamada siguiendo la consulta.

Un cajero que ayuda por teléfono con DIVA

La compañía presenta un cajero que incorpora una solución de asistencia remota denominada DIVA. Gracias a ella, un usuario recibirá atención por medio de teléfono móvil o con ayuda de realidad aumentada para poder realizar cualquier operación por compleja que sea. La multinacional nipona lleva trabajando tiempo en el desarrollo de esta solución, que pretende no eliminar del entorno tecnológico actual a nuestros mayores o a cualquier persona con pocas habilidades tecnológicas.

Fábrica del futuro

También exhibe, gracias a la red 5G privada, cómo será la factoría del futuro donde las personas conviven con robots, drones o AGV. Y en la que las tecnologías de realidad aumentada, IA, técnicas de visión artificial o soluciones de gemelo digital, son la clave de un nuevo mundo por el que España debe apostar. Cómo un brazo robótico ensambla componentes, cómo un operador a través de un holograma y con unas gafas de realidad virtual realiza la operación, una solución real-time inspection donde un trabajador de una fábrica puede montar cualquier elemento y la solución le entrega correctamente los componentes e incluso le informa si algo no está bien hecho, etcétera, son algunos ejemplos.

Otros proyectos de E5G

E5G también ofrece nuevas realidades y usos. Como la trazabilidad de activos que ayuda a reducir costes y optimizar ciclos de trabajo ya que obtiene información en tiempo real que es esencial en procesos como el inventariado o la recepción y envío de paquetes.

La Realidad Aumentada que es el pilar del soporte remoto de Fujitsu y que proporciona tareas de mantenimiento, operación y formación y por medios de gafas de AR o tabletas se puede guiar de manera automática al usuario. Y los Vehículos Guiados Automáticamente (AGV) que combinan E5G con el procesado de video en tiempo real con técnicas de visión artificial y otros sensores optimizando el rendimiento y las tareas que se realizan con seguridad.

Lanzamiento de vRAN 5G sostenible

Otro de los grandes anuncios de la multinacional durante el evento ha sido el desarrollo exitoso de una nueva tecnología de red de acceso de radio virtualizada por software (vRAN) con soporte para 5G Stand Alone (SA) y la ofrecerá para su verificación por parte de los operadores de telecomunicaciones a partir de marzo de 2022. Aprovechando las tecnologías de Inteligencia Artificial (IA) y "Digital Annealer" de Fujitsu, esta última inspirada en la computación cuántica para optimizar los recursos informáticos, la tecnología vRAN recién desarrollada aborda uno de los principales retos de las vRANs convencionales, ofrecer un alto rendimiento con un bajo consumo de energía. La compañía estima que este enfoque ofrece el potencial de reducir las emisiones globales de CO2 del sistema en un 50% o más en comparación con los sistemas de estaciones base convencionales para 2025, al tiempo que ofrece a los usuarios comunicaciones estables y de alta calidad.

En el futuro, Fujitsu planea desplegar esta tecnología vRAN en todo el mundo, ofreciendo un apoyo sólido e innovador a los operadores de telecomunicaciones que trabajan para reducir su huella de carbono y, en última instancia, contribuir a la realización de una sociedad más sostenible.