El Consejo de Ministros aprueba la inversión de 950 millones para la extensión de banda ancha en España.
El Consejo de Ministros aprueba la inversión de 950 millones para la extensión de banda ancha en España.

El Consejo de Ministros ha aprobado la inversión de 950 millones hasta 2021 para extender la fibra óptica al 95% de la población española.

El Gobierno ha acordado destinar 525 millones hasta 2021 para que la banda ancha ultrarrápida llegue a todos los pueblos de España. Como parte de este plan, en 2018 se destinarán 150 millones. En 2019 y 2020 se destinarán también 150 millones en cada año y los 75 restantes en 2021.

Se concederán ayudas para la realización de proyectos de extensión de las redes de banda ancha de última generación, con cargo al Programa de Extensión de la Banda Ancha 300x100 (PEBA 300x100) por valor de 150 millones de euros.

El objetivo de este plan es acelerar la extensión de la cobertura de las redes de banda ancha de muy alta velocidad, apoyando su despliegue en las zonas sin cobertura actual ni prevista en los próximos tres años, denominadas zonas blancas. El despliegue de este tipo de redes se realiza principalmente en nuestro país con tecnología de fibra óptica hasta el hogar (FTTH).

El presupuesto global del PEBA 300x100 para 2018 es de 150 millones de euros. Las ayudas, que se concederán en régimen de competencia competitiva, combinan 30 millones de euros con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y 120 millones de euros que proceden de fondos comunitarios FEDER.

La dotación presupuestaria del programa en esta convocatoria supone un notable incremento sobre las anteriores, concretamente, un 50% más con respecto a la convocatoria de 105 millones de euros de 2017. El aumento se debe al buen funcionamiento del programa y a la decisión de extender la cobertura de banda ancha como un objetivo prioritario dentro de la estrategia del Gobierno para la transformación digital de España.

  

Las claves del éxito en el despliegue de infraestructuras de banda ancha de muy alta velocidad han sido el marco regulatorio, la inversión privada y la inversión pública mediante el PEBA NGA (Plan de Extensión de la Banda Ancha de Nueva Generación). Desde 2013 hasta 2017, el PEBA-NGA ha financiado con 216 millones de euros de ayudas públicas proyectos para llevar la fibra a 3.586.311 viviendas y empresas, en 4.064 entidades singulares de población de mediano y pequeño tamaño que antes no tenían cobertura.

El Ejecutivo también ha autorizado al Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) la convocatoria de préstamos por importe máximo de 800 millones de euros para la financiación de proyectos empresariales de I+D, en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020.

Estas ayudas se centran en la realización de proyectos de investigación y desarrollo empresarial de carácter aplicado para la creación o mejora significativa de un proceso productivo, producto o servicio, y que acrediten un aspecto tecnológico diferencial sobre las sobre las tecnologías existentes en el mercado.