Vodafoney Kyndryl han firmado un acuerdo estratégico para ayudar a los clientes corporativos (empresas privadas, así como organismos públicos) del mercado español a adoptar estrategias de multicloud híbrida que impulsen su digitalización.

La alianza se asienta en la larga relación de confianza entre ambas compañías y permitirá ofrecer el mejor ecosistema de servicios y tecnologías que ayude a las organizaciones a acelerar su digitalización, basada en una infraestructura cloud que facilite el desarrollo de tecnologías como Internet de las Cosas o 5G.

Vodafone y Kyndryl proporcionarán un profundo conocimiento tecnológico y capacidades avanzadas, que podrán adaptarse rápidamente en función de las necesidades de cada organización, indican en el comunicado remitido. El modelo de servicio está orientado a cubrir las necesidades específicas de los clientes en España, pero con el soporte y las mejores prácticas de Vodafone y Kyndryl a nivel global. Esto incluye 700 profesionales y expertos en tecnologías cloud trabajando como un único equipo y utilizando metodologías ágiles.

La gama de servicios ofrecida conjuntamente bajo el marco de esta alianza comprende todo el proceso de digitalización en la nube, con el objetivo de cumplir con los requisitos técnicos y de negocio de cada organización. En primer lugar, se proporciona asesoramiento sobre la adopción de cloud, cómo acometer la transformación y cómo aprovechar sus ventajas. Tras esto, se realiza el diseño, implementación y configuración de la nueva infraestructura multicloud, así como la migración de la actual infraestructura y de las aplicaciones a los nuevos entornos. Finalmente, se monitorizan, gestionan y mantienen los entornos de nube distribuidos en las diferentes plataformas, proveedores, localizaciones y servicios.

Vodafone recurre a Kyndryl para ofrecer multicloud híbrida.
Vodafone recurre a Kyndryl para ofrecer multicloud híbrida.

“Estamos convencidos de que este acuerdo permitirá a las empresas consolidar su proceso de transformación digital gracias al mejor ecosistema de servicios de cloud computing, IoT y 5G que ponemos a su disposición, y que resulta clave en un contexto en el que los cambios tecnológicos se producen a una gran velocidad”, explica Colman Deegan, CEO de Vodafone España.

“Este acuerdo con Vodafone permitirá a las empresas establecer una estrategia completa en su viaje a la multicloud híbrida. Gracias a esta alianza estratégica, nuestros clientes pueden beneficiarse del servicio de dos empresas líderes del mercado que son las mejores en sus respectivos campos: por un lado, obtienen acceso a las fortalezas de Vodafone en IoT, 5G y edge computing y, por otro, se benefician de la experiencia de Kyndryl en multi-cloud e infraestructura alojada”, afirma Luis Roca, presidente de Kyndryl España y Portugal.

Modelo multicloud híbrido

La estrategia de multicloud híbrida permite a las empresas distribuir sus aplicaciones y cargas de trabajo entre diferentes proveedores de cloud pública y privada, así como en sus propias instalaciones (on premise). Este modelo permite a las empresas alcanzar la máxima optimización, utilizando los servicios y plataformas que mejor se adapten a sus necesidades. La aproximación híbrida es la más utilizada por las empresas en su proceso de transformación digital y permite compatibilizar sus recursos y sistemas existentes con los nuevos despliegues en cloud.

Vodafone y Kyndryl proporcionarán conjuntamente herramientas colaborativas y servicios avanzados de conectividad corporativa, cloud privada y 5G, a la vez que aportarán toda su amplia experiencia y capacidades para ayudar a las empresas a construir, migrar y operar infraestructuras cuya base es en un modelo multicloud híbrido, obteniendo las siguientes ventajas:

  • Seguridad: cuantas más alternativas tecnológicas tenga una empresa, mejores posibilidades de protección de los datos. 
  • Reducción de costes: debido a la flexibilidad de los entornos multicloud híbridos, las empresas pueden escoger la opción financiera más viable en función de sus necesidades.
  • Autonomía: cada organización es libre de elegir la mejor ubicación para cada una de sus aplicaciones, según las necesidades de sus servicios.
  • Optimización de la infraestructura: se puede personalizar y optimizar la infraestructura de acuerdo con las necesidades de las empresas. 
  • Flexibilidad: las organizaciones tendrán la capacidad de integrar diferentes proveedores de nube.