Avaya hace un llamamiento a las organizaciones de servicios de emergencia y a los fabricantes de dispositivos a que compartan su visión para el futuro de las tecnologías sanitarias de emergencia. La visión de la firma implica, entre otras innovaciones, la creación de tecnologías de respuesta de emergencia de próxima generación, como desfibriladores externos automatizados conectados (AED). Al equipar los dispositivos con sensores y conectarlos directamente a los puntos de atención de sanidad pública (PSAP), estas tecnologías podrían ser mucho más eficaces a la hora de salvar vidas.

“Cuando se trata de AED específicamente, en la actualidad lo que tenemos son aplicaciones que le dirigen al desfibrilador más cercano. Sin embargo, los dispositivos no están conectados. No hay forma de saber, de antemano, si están funcionando. Aún más, las personas que probablemente más utilicen estos dispositivos, personas normales que suelen estar en el área cuando se produce una emergencia, no están formados para utilizarlos”, comentó Markus Bornheim, jefe de actividad – Servicios de emergencia y seguridad pública en Avaya International.

“Para tratar este hecho, la idea es que los dispositivos estén conectados a sistemas de comunicaciones de respuesta de emergencia locales. De esta forma, pueden enviar actualizaciones de estado sobre la duración de la batería, comprobaciones rutinarias y el estado del dispositivo cuando se está utilizando, con indicaciones como "Apertura de carcasa AED" y "paneles cargados"’. Esto proporciona a los agentes de los servicios de emergencia visibilidad completa sobre los recursos que tienen a su disposición a la vez que les permite guiar a los miembros del público en el proceso de utilizar el dispositivo.”

Tal como lo ve Avaya, un sistema de este estilo estaría conectado a los puntos de atención sanitaria mediante la plataforma de comunicaciones Avaya Intelligent Experiences (IX), que permite que las organizaciones integren su propio hardware y aplicaciones con las capacidades de las comunicaciones unificadas de la compañía y de centro de contacto, y ya está siendo utilizada por gobiernos de todo el mundo para los servicios de repuesta de emergencia.

Comunicaciones de emergencia de próxima generación: desfibrilador conectado.
Comunicaciones de emergencia de próxima generación: desfibrilador conectado.

Estas llamadas a la colaboración en tecnologías vitales se produce en un momento en el que muchos países de todo el mundo, y en concreto los de la Unión Europea (EU), están mejorando su capacidad para proporcionar métodos más rápidos y fáciles de comunicación con los servicios de emergencias. Muchos se dirigen a la arquitectura Next-Generation 112 (NG112), que tiene como fin mejorar la comunicación entre los ciudadanos y los servicios de emergencias, permitir la interoperabilidad entre servicios de emergencias y promover un planteamiento de estándares abiertos para la implementación.

La multinacional trabaja con gobiernos del todo el mundo en la adopción de los principios de NG112. Las soluciones que permiten la integración de funciones como enrutamiento de llamadas de emergencia basado en la ubicación, en videollamadas ya se están probando e implementando en distintos países.

Ahora los servicios del 112 pueden recibir, interpretar y responder a mensajes enviados mediante llamadas electrónicas gracias a la tecnología de Avaya. En Estados Unidos, las soluciones de comunicaciones de Avaya son las primeras en proporcionar detección de ubicación para dispositivos y colocar esos datos en un repositorio nacional de Next Generation 911(NG911).