Viasat acaba de aterrizar en España con el objetivo de llevar Internet a 10 millones de habitantes de nuestro país, ¿cómo pretende lograr esto y en cuánto tiempo?

Viasat tiene un objetivo claro: llevar su conexión satelital de alta velocidad a todos aquellos usuarios que, actualmente, no disfrutan de una conexión de calidad. Pese a que la Agenda Digital Europea para 2020 reconoce el acceso a una red de al menos 30 Mbps objetivo estratégico, la realidad nos enseña que, en España, 10 millones de personas aún no pueden acceder a esta velocidad. Estamos hablando de prácticamente la cuarta parte de la población española, gente que vive en tanto en regiones rurales como en zonas tan cercanas a nosotros como la periferia de la comunidad de Madrid.

Son varios los motivos que responden a esta situación, pero uno de los principales es la justificación de la inversión. En muchos casos hablamos de zonas donde la orografía y, sobre todo, la baja densidad de población, no justifican la inversión en infraestructura terrestre que requiere un operador tradicional. Sin embargo, estos dos problemas no impactan en absoluto en nuestra actividad. El servicio de Viasat está disponible en cualquier sitio de la Península española y su tecnología solo requiere una cosa, acceso al cielo. Allí donde puedas poner una antena apuntando al cielo, en el territorio de la Península, podrás tener acceso a la conectividad de Viasat y, con ella, a Internet de alta velocidad de calidad.

Así de sencilla es nuestra propuesta y así explicamos cómo pretendemos acercarla a esos 10 millones de usuarios con nulo o reducido acceso a Internet. Nuestro servicio se puede contratar fácilmente por teléfono y la instalación es igualmente sencilla: sólo es necesario instalar una antena en el tejado y conectarla al router dentro del hogar. Y de todo ello se encarga nuestro técnico.

Llevamos apenas unos meses operando en España y la recepción ha sido incluso mejor de lo que esperábamos. Nuestro objetivo es seguir extendiendo el servicio a más y más clientes y confiamos en que el mercado español continúe creciendo, ya que es uno de nuestros principales objetivos en Europa.

¿En qué zonas quiere comenzar?

Es preocupante pensar que, a estas alturas, cerca de la cuarta parte de la población española no pueda disfrutar de una conexión de alta velocidad y lo es incluso más cuando analizamos la distribución del acceso a la red.

Por comunidades, Andalucía encabeza la lista al superar el millón y medio de habitantes (1.831.761) sin acceso a una red de alta velocidad, seguida por Cataluña (1.323.033) y Galicia (1.042.764). Otros casos destacados incluyen Comunidad Valenciana (982.377), Castilla La Mancha (897.712), Castilla y León (836.967) o, algo que puede sorprender a muchos, la Comunidad de Madrid (509.975).

No hay duda de que las regiones de la España vacía ocupan un lugar clave en este ranking, pero lejos de lo que pueda pensarse, los problemas a la hora de acceder a una conexión de alta velocidad no son exclusivos de las zonas rurales. También las periferias de las grandes ciudades conviven día a día con esta realidad y la Comunidad de Madrid es ejemplo de ello.

En el mercado español, las regiones rurales son, sin duda, nuestro objetivo principal. Hemos detectado que son las zonas más afectadas por la desconexión y la brecha digital y nuestra misión es ayudarles a dejar de serlo. Pero no somos ajenos a la realidad de las periferias urbanas, donde en muchos casos tampoco se está ofreciendo un servicio de calidad. Por ejemplo, hay suscriptores en áreas urbanas que todavía esperan por un servicio de fibra prometido hace años. Por eso, estamos igualmente comprometidos con ellas.

Con Viasat, allá donde haya acceso al cielo habrá acceso a Internet. Nuestra meta pasa por conseguir que todos los consumidores españoles lo sepan y cuenten con nosotros.

José Padilla, Director of Business Operations en Viasat.
José Padilla, Director of Business Operations en Viasat.

Actualmente, ¿con qué plantilla cuenta la compañía en nuestro país? ¿Se plantea aumentarla en algún momento?

Viasat opera en diversos países del mundo. Con más de 30 años de historia a nuestras espaldas, actualmente tenemos 39 oficinas en todo el mundo y superamos los 6.200 empleados (de ellos, más de 2.800 ingenieros). Actualmente estamos formando nuestros equipos para Europa y España y somos muy optimistas de cara a su ampliación en el futuro.

Antes de asentarse en España Viasat ya contaba con clientes en nuestro territorio, ¿qué perfil de usuario es? ¿Hay planes diferentes para cada caso?

Nuestro mercado principal en España es el residencial. Ponemos nuestra tecnología al servicio de los consumidores que no tienen acceso a una red de alta velocidad de calidad. Su distribución es variable, aunque predominan las regiones rurales y el mayor número de habitantes afectados se encuentra en Andalucía, Cataluña, Galicia y las dos Castillas. Actualmente ya contamos con clientes en distintos puntos del territorio español.

Para dar solución a sus necesidades de conexión contamos con un sistema de planes adaptados a distintos tipos de cliente e igualmente asequibles.

-Clásica 30: Conexión de 30 Mb de velocidad, 25GB de datos (con tráfico ilimitado de 1-6am), equipo e instalación profesional de forma gratuita, router Wi-Fi. 19,99 €/mes (IVA incluido) durante los tres primeros meses y 29,99€ a partir del cuarto mes.

-Ilimitada 30: Conexión de 30 Mb de velocidad, datos ilimitados (50GB de datos priorizados), equipo e instalación profesional de forma gratuita, router Wi-Fi. 39,99€/mes (IVA incluido) durante los tres primeros meses y 49,99€ a partir del cuarto mes.

-Ilimitada 50: Conexión de 50Mb de velocidad, datos ilimitados (100GB de datos priorizados), equipo e instalación profesional de forma gratuita, router Wi-Fi. 59,99€/mes (IVA incluido) durante los tres primeros meses y 69,99€ a partir del cuarto mes.

Ka-sat es la principal baza de la firma para dotar de conexión nuestro país, cuéntenos un poco más acerca de este satélite y la banda en la que opera

La conectividad de Viasat es posible gracias al satélite Ka-Sat, que debe su nombre a la banda Ka en la que opera y tiene una capacidad de 90 gigabits por segundo. Este satélite, lanzado en 2010 y basado en tecnología propietaria de Viasat, da cobertura a la práctica totalidad de Europa y de la cuenca mediterránea.

No es el único satélite con el que contamos, ni mucho menos. Destaca también ViaSat-2, la segunda generación de satélites de alta capacidad para la banda Ka, que se puso en funcionamiento en el cuarto trimestre fiscal de 2018. Y eso sin olvidar modelos previos como ViaSat-1 (de primera generación, lanzado en 2012) y WildBlue-1 (lanzado en 2007).

Aunque hace sólo unos meses que pusimos en funcionamiento ViaSat-2, ya estamos trabajando en el siguiente paso, el lanzamiento de nuestros dos primeros satélites de tercera generación ViaSat-3. Actualmente se encuentran en fase de producción y en enero de este año recibimos la aprobación para poder proceder con un tercero. Con esta nueva generación buscamos ampliar aún más nuestra capacidad de rendimiento de datos y el área de cobertura geográfica, así como hacer más flexible la distribución de la capacidad para que nuestro uso de la red sea más rentable y productivo.

Mientras que el primer satélite ViaSat-3 tiene como objetivo dar servicio a regiones de América, el segundo operará para Europa, Oriente Medio y África (región EMEA). El tercero, por su parte, se dedicará a la región APAC (Asia-Pacífico), completando nuestra oferta en todo el mundo. En lo que respecta a fechas, esperamos poner en órbita el primero de ellos a principios de 2021.

Estamos convencidos de que ampliar nuestra capacidad satelital es primordial para dar respuesta a la creciente demanda que anticipamos en el mercado de la banda ancha global. España no es ajena a esta realidad y nuestro compromiso con este mercado pasa por contar con la mejor tecnología y servicio posibles.

¿Qué velocidad, real, puede ofrecer a día de hoy el satélite?

A nivel residencial actualmente ofrecemos planes de hasta 50 Mbps en España. Somos muy optimistas en lo que respecta a las posibilidades que ofrece la conectividad satelital y nuestro objetivo es seguir creciendo de la mano de las necesidades de nuestros usuarios.

¿Qué beneficios ofrece el satélite frente a otras tecnologías como Wi-Fi o fibra?

Hay diversas razones a favor de la tecnología satelital, especialmente cuando hablamos de zonas con baja densidad de población, donde no llegan o lo hacen de forma deficitaria los operadores tradicionales basados en infraestructura terrestre.

Por un lado, hablamos de factores económicos y logísticos. Nuestra tecnología depende únicamente del acceso al cielo. No requerimos instalaciones terrestres, por lo que la orografía del terreno no influye en nuestra actividad. Estas instalaciones suelen ser costosas y sólo se justifican ante cierta magnitud de solicitudes de servicio, lo que penaliza a las zonas rurales con baja densidad de población. Esto no ocurre con nuestro servicio, podemos desplegar nuestra tecnología independientemente de que la hayan solicitado mil personas o una sola.

Esto es clave en nuestro modelo de negocio. No tenemos que elegir dónde operar o a quién sí o no dar servicio. Nuestra conexión llega allá donde lo permitan nuestros satélites, y el que tenemos habilitado para Europa es capaz de dar cobertura a todo su territorio. Simplemente tenemos que adaptar nuestra red de ventas a cada país para poder dar servicio a sus habitantes.

Otros dos factores que juegan a favor de nuestra tecnología satelital, especialmente de cara al usuario, son la facilidad de instalación y el precio competitivo. Por un lado, el usuario descubre que solo es necesario instalar una antena en el tejado y un router dentro del hogar, para tener acceso a la red. Y ni eso tiene que preocuparle, ya que nuestro instalador se encargará de hacerlo. Una vez completada la instalación, el usuario ya podrá disfrutar de conexión a Internet y Wi-Fi en su hogar.

Por eso, y rompiendo con la idea preconcebida que tienen muchos, nuestra tecnología destaca por ser tan asequible como puedan serlo otras opciones de conexión. Como he explicado antes, actualmente ofrecemos tres planes, adaptados a las necesidades de distintos tipos de usuario, con un precio de partida de 19,99€ al mes.

Sin embargo, uno de los principales detractores de este tipo de conexión es el retardo de la señal, ¿se está haciendo frente a este hándicap? Si es así, ¿cómo?

En Viasat trabajamos cada día para que nuestra tecnología responda a las necesidades de los usuarios y crezca con ellos. Por eso, continuamente incorporamos nuevas funcionalidades y sistemas que nos permiten, por ejemplo, reducir aspectos como el de la latencia.

Finalmente, ¿qué peso tiene España en la facturación global de la compañía y cuáles son las previsiones de futuro en este sentido para nuestro país?

Somos muy optimistas con respecto al mercado español porque sabemos que hay una fuerte demanda de servicio y posibilidades reales de crecimiento. España es uno de nuestros mercados clave en Europa y creemos que la experiencia y aprendizaje que estamos recabando serán muy útiles de cara a extender nuestro servicio a nuevos países