Gernot Sagl, director general de Snom Technology.
Gernot Sagl, director general de Snom Technology.

Con nombre propio, , celebra su 25º aniversario con la misma energía que cuando en 1997 inició su andadura como fabricante de microscopios ópticos en su Berlín natal. No obstante, el tiempo y la fascinación de sus fundadores por la telefonía IP llevaron a esta empresa a reinventarse, para cuatro años después presentar el primer teléfono IP del mundo disponible en el mercado, el Snom 100, convirtiéndose en pionera del sector. 

Snom 100 fue el primer teléfono IP del mundo disponible en el mercado

Hoy, con idéntica ambición en cuanto a innovación se refiere, y como parte del grupo VTech, uno de los mayores proveedores mundiales del sector DECT, Snom prosigue su andadura -nacional e internacional- con la innovación y el servicio al cliente como bandera. Para conocer los datos más relevantes acontecidos durante este cuarto de siglo, sus productos estrella, su crecimiento y los puntos clave que marcarán la senda de Snom en los próximos años, hablamos con Gernot Sagl, director general de Snom Technology.

Veinticinco años son muchos. Desde la perspectiva de la comunicación, ¿cómo ha cambiado el mundo en estos años? ¿Cómo ha evolucionado Snom para atender las distintas demandas que se han producido? 

Además de la tecnología, la forma de trabajar ha progresado mucho en este cuarto de siglo, sobre todo desde que empezó la crisis sanitaria y se implantó el teletrabajo. No obstante, la flexibilidad y el principio de accesibilidad independiente de la ubicación han sido un problema durante algún tiempo, especialmente para las telecomunicaciones. 

Como expertos en telecomunicaciones, nuestra evolución ha venido marcada por el paso del teléfono de escritorio de oficina, que era más o menos un terminal de comunicación puro basado en IP, a la fabricación de dispositivos finales cada vez más autosuficientes: soluciones DECT sobre IP, de conferencias móviles, sistemas de seguimiento o nuestras soluciones de balizas.

Además, contar con el respaldo de una organización internacional de la talla de VTech, quien siempre ha invertido en nuestro éxito como empresa independiente, nos ha permitido ser más productivos, reducir costes y sacar partido de un equipo de ingenieros que ahora trabajan exclusivamente para Snom.

¿Cuál es la situación actual de Snom en cuanto a número de socios y clientes en el mundo. ¿Cuántos dispositivos han vendido a lo largo de estos años y por qué? 

Como Snom Berlín, nuestro mercado principal abarca toda la región EMEA. Operamos nuestras propias sucursales en los países en los que estamos presentes, como es el caso de España y actualmente contamos con más de 10.000 revendedores especializados activos en todo el mundo. Hasta la fecha, hemos vendido más de diez millones de dispositivos, la mayoría de ellos en la última década.

"En Snom nos guiamos por unos principios de fabricación muy exigentes"

En Snom nos guiamos por unos principios de fabricación muy exigentes. Nuestros productos tienen que cumplir nuestras normas en cuanto a calidad, estabilidad, robustez de los materiales y seguridad ofrecida. En este contexto, y dado que lo requisitos en estos campos son muy rigurosos en EMEA, nuestros productos gozan de una excelente reputación internacional.

¿Y el diseño? Considera que en este aspecto no han hecho todo lo que podían. 

Es cierto que tenemos fama de primar la funcionalidad sobre el diseño. Sin embargo, esto ha cambiado. El pasado mes de semptiembre anunciamos una línea completamente nueva de teléfonos empresariales IP: la serie D8xx, donde hemos dado un nuevo valor al diseño sin descuidar eso sí, nuestros altos estándares de funcionalidad. Así, por ejemplo,  todas las unidades tienen al menos calidad de audio HD, algunas incluso audio de banda súper-ancha, algo que de otro modo sólo se utiliza en los estudios de grabación.

De cara al futuro qué planes contemplan. ¿Ha influido de algún modo la situación sanitaria actual en estos planes? 

 A consecuencia de la situación actual, la demanda de dispositivos que permitan "trabajar desde casa" o incluso "trabajar desde cualquier lugar" se ha elevado, obligando a los fabricantes a cubrirla. En nuestro caso, la pandemia no nos ha impulsado a dar este paso, pero sí ha incrementado nuestra atención sobre este tema. Estamos, sin duda, ante un cambio de tendencia en la comunicación y en Snom queremos anticiparnos a él. Por eso, en el futuro, nuestros terminales y soluciones IP se integrarán cada vez más en el entorno de trabajo, tanto en términos de ofimática como de aplicaciones. Se trata de un movimiento hacia la flexibilidad y nos esforzaremos por cubrir al máximo toda la cartera de necesidades, desde la clásica comunicación de oficina hasta las soluciones inteligentes. En este sentido, estamos trabajando en varias soluciones para dar respuesta a esta creciente necesidad de flexibilidad.

"Estamos, sin duda, ante un cambio de tendencia en la comunicación y en Snom queremos anticiparnos a él"