El satélite de telecomunicaciones Amazonas 4A, cuyo lanzamiento está previsto para el mes de diciembre desde Kourou (Guayana Francesa) a bordo de un Ariane 5 ECA, ha entrado en la recta final de su proceso de construcción en las instalaciones de Orbital en Dulles, Virginia. En un tiempo récord, 18 meses después del comienzo del programa, el Amazonas 4A, undécimo satélite de Hispasat, ha completado ya su fase principal de integración y está casi terminado.

Satélite Amazonas 4A
Satélite Amazonas 4A

El satélite se encuentra ahora en la fase final de pruebas, durante la que es sometido a las condiciones extremas que soportará en el espacio con el fin de verificar que será capaz de operar correctamente en su órbita geoestacionaria a 36.000 kilómetros de la Tierra. El Amazonas 4A ha superado con éxito las pruebas de vacío térmico, en las que se comprueba que podrá funcionar a temperaturas exteriores que pueden oscilar entre los -170º C y los 125º C, así como las de vibración mecánica, que han confirmado que está preparado para superar el lanzamiento. También se ha comprobado el buen funcionamiento de las antenas integradas en el satélite, y se están contrastando de forma exhaustiva todos los subsistemas de la plataforma y carga útil.

El nuevo satélite del Grupo Hispasat, construido a partir de una plataforma GEOStar 2.4 de Orbital Sciences Corporation, se situará en la posición orbital 61º Oeste. Contará con 24 transpondedores en banda Ku con cobertura para Sudámerica -desde Venezuela y Colombia hasta el sur de Argentina y Chile- y con unas prestaciones de 46 a 48,5 dBW en toda el área continental. Tiene dos antenas desplegadas y control de actitud en tres ejes que le aseguran gran precisión de apuntamiento. Con más de 23 metros de envergadura y 4,7 metros de altura, su masa de lanzamiento es de tres toneladas. Al final de sus más de 15 años de vida útil tendrá una potencia eléctrica superior a 7kW.

El Amazonas 4A aportará al Grupo capacidad espacial adicional en Latinoamérica para responder a la creciente demanda de servicios de telecomunicaciones en la región, que se incrementará con la celebración de los importantes eventos deportivos que tendrán lugar en Brasil en los próximos años: la Copa Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016. Otras empresas nacionales como Thales Alenia Space España, RYMSA, GMV, Indra o INSA han colaborado en el proyecto.