Cuando aún estamos digiriendo la irrupción de un nuevo jugador el pasado 4 de noviembre en el mercado de los operadores móviles virtuales, aterriza en España Truphone, un operador móvil con vocación global que ha elegido nuestro país como el octavo en el que trabajar de manera directa. La compañía, fundada en el Reino Unido en 2006, ha diseñado la denominada Zona Truphone que cubre los ocho estados donde está presente –Reino Unido, Alemania, Portugal, Holanda, Estados Unidos, Hong Kong, Australia y, ahora, España– que permite a los clientes realizar llamadas de uno a otro país de esa zona como si fueran locales. Eso hace que aquellas empresas con proyección internacional, ya sea por tener oficinas en esos puntos geográficos o porque sus empleados viajen asiduamente a ellos, puedan beneficiarse de unas tarifas móviles (aplicadas a voz, tráfico de datos y SMS) especialmente atractivas.

Steve Robertson
Steve Robertson

El precio de las llamadas es único y se aplica el mismo al cliente, salte al país que salte dentro de la Zona Truphone.
Pero vayamos por partes, esto no quiere decir que la operadora móvil cierre las puertas a nadie, o a casi nadie, dado que da servicio a un total de 220 países y ya está probando la fórmula de no limitarse a los clientes corporativos, permitiendo que también los particulares prueben las mieles de una llamada local Madrid-Nueva York, por ejemplo; eso sí, van paso a paso y, de momento, están empezando a probar cómo resulta eso de dar servicio al consumidor de a pie en el Reino Unido, “previsiblemente en España no se de esta opción hasta mediados de 2014”, comenta el CEO global de Truphone, Steve Robertson.

La operadora, que empezará a dar servicio en España a partir del próximo mes de enero, ya tiene todo listo dentro de nuestras fronteras. Ha alquilado la red móvil de Orange a través de la figura del enabler o agregador y dará cobertura 3G en todos los puntos donde lo hace la francesa; sigue así el modelo de Operador Móvil Virtual o OMV full que ya ha elegido al desembarcar en otros países, aunque en cada uno cierra acuerdos con el operador de red móvil propia que más le interesa, de modo que si aquí es Orange quien le da la red, en Reino Unido es Vodafone y en Estados Unidos es T-Mobile, por ejemplo. Para no dejar nada a la improvisación también ha abierto oficinas en Madrid y ya dispone de la parte esencial del equipo que ejecutará el proyecto en nuestro país, al frente del cual ha situado a Óscar Ortega como Managing Director.

Si antes decíamos que no se cierran a nada, tampoco lo hacen en cuanto a una sola tarifa a elegir, dado que las empresas con presencia en varios países pueden tener una tarifa única de llamadas locales entre esos países, pero también ofrecen Planes de Empresa para ser utilizados sólo en España, por ejemplo.

A pesar de la que está cayendo en cuanto a contención de gasto económico y bajada del ARPU por voz en nuestro país. Este OMV confía en atraer a muchos clientes y apela a un estudio realizado por IDC en nuestro país para Truphone entre las 2.000 primeras empresas por facturación donde el 69% de ellas manifiesta un gran interés por contar con una solución como la que propone este operador.

Truphone apunta que no cobra nunca establecimiento de llamada, ni en las locales, ni internacionales, ni en roaming. Además de anunciar que en llamas internacionales de un minuto el ahorro medio con Truphone es del 87% (el cálculo se ha hecho comparando con los tres principales operadores móviles con red propia de nuestro país).