AT&T y Alcatel-Lucent Enterprise han desarrollado una solución conjunta para convertir el autobús escolaren un aula sobre ruedas. La solución de “autobús conectado” ayuda a las escuelas de educación primaria y secundaria a proporcionar una nueva experiencia de formación asequible y otras funcionalidades a estudiantes, profesores y conductores de autobuses, a lo largo de su sistema de transporte escolar.

La solución ya está disponible en Estados Unidos y soporta diversas iniciativas que aplican la tecnología a la educación en EE.UU, con la utilización de la tecnología inalámbrica, la red LTE de 4G de AT&T y diversos equipos para que los estudiantes puedan acceder más a la educación, a la información y a sus profesores. Diseñada para estar operativa en los desplazamientos, la solución de autobús conectado ofrece a las escuelas nuevas posibilidades para ampliar la jornada escolar desde el momento en que los estudiantes suben al autobús escolar hasta que llegan a sus hogares.

AT&T y Alcatel-Lucent Enterprise tutelan el “autobús conectado”
AT&T y Alcatel-Lucent Enterprise tutelan el “autobús conectado”

Esta propuesta ofrece al sistema escolar una forma global de abordar muchos de los problemas que debe afrontar en el transporte de los alumnos. Así:
• Simplifica la extensión de la conectividad a Internet en los autobuses. Con un sistema Wi-Fi a bordo, los estudiantes acceden a Internet desde sus terminales. Pueden comunicarse con sus familiares o amigos, terminar los deberes o acceder a diversa información durante el trayecto en una excursión al campo.
• Ofrece conexiones “streaming” de vídeo en tiempo real y retransmisión de mensajes, lo que permite a las escuelas retransmitir comunicados a todo el distrito escolar o a nivel individual. 
• Es una herramienta de seguridad de los estudiantes. La solución permite la monitorización remota del comportamiento de los estudiantes y del conductor para limitar la posibilidad de que se produzcan accidentes y situaciones de acoso escolar.

“En el clima educativo actual se ha incrementado la presión no sólo para mantener la seguridad de los estudiantes, sino también para cumplir sus expectativas digitales”, comentó Neal Tilley, responsable de Desarrollo de soluciones de educación de Alcatel-Lucent Enterprise. “Somos conscientes de que la tecnología puede crear soluciones que ofrezcan a los estudiantes una experiencia escolar segura y satisfactoria. En Alcatel-Lucent Enterprise estamos muy ilusionados en trabajar con AT&T para facilitar este nivel de formación adicional y ofrecer soluciones de conectividad donde otros no lo han conseguido.”

“La movilidad es un factor clave para asegurar que los profesores y los estudiantes puedan acceder a recursos y materiales educativos digitales de alta calidad”, comentó John Irwin, vicepresidente senior de Administración, educación y sanidad. “La solución de autobús conectado de AT&T y Alcatel-Lucent proporciona una forma global de entregar diversos tipos de soluciones potenciales para las escuelas. Es sólo una forma más en la que la tecnología hace evolucionar la experiencia de los estudiantes, dentro - y ahora fuera - de las aulas”.Este anuncio se circunscribe en el compromiso de AT&T de utilizar la tecnología para transformar la educación.

Recientemente, la compañía se ha comprometido a invertir 100 millones de dólares en ConnectED, una iniciativa de la Casa Blanca para conectar el 99% de las aulas a sistemas educativos digitales de nueva generación en 2017. Los fondos proporcionarán a 50.000 estudiantes de secundaria y bachillerato de familias con un bajo nivel de ingresos una conectividad gratuita a Internet para los terminales educativos sobre la red móvil de banda ancha de 4G de la compañía. Además, está trabajando con Udacity para crear nanotitulaciones, unos programas de formación online eficientes, accesibles y asequibles de trabajos técnicos de alta demanda. Los cursos se proporcionarán online, al ritmo que establezcan los estudiantes, y los facilitarán líderes en áreas técnicas, con mentores personalizados, asesores de carrera y acceso a expertos de la industria en cada etapa de la formación.

Ambos programas forman parte de AT&T Aspire, el compromiso de la compañía para preparar a los estudiantes para que tengan éxito en la escuela y en el mercado de trabajo del siglo 21.