A cuatro días del comienzo oficial de la nueva edición del Mobile World Congress –y a tres días del inicio real, que siempre se produce el domingo antes, en esta ocasión el 1 de marzo–, Vodafone España ha dado a conocer detalles del que será uno de los anuncios clave de la compañía durante el congreso de movilidad más importante del año en Europa.

En esta ocasión, Vodafone ha apostado por exprimir al máximo las potencialidades de las redes 4G y para ello se ha centrado en desarrollar tres nuevas tecnologías, todas ellas para 4G, como son LTE-U (o LAA), Crowd RAN y DSL/4G bonding.


LTE Unlicensed-U
La primera tecnología es LAA o LTE-U (Long Term Evolution - Unlicensed) que destaca por utilizar 4G en una espectro sin licencia, concretamente en la banda de frecuencias 5 GHz que actualmente se utiliza para Wi-Fi, compartiendo así la banda con otras tecnologías wireless LAN. Ahora mismo para dar LTE están empleando las banda de 900 MHz, 1.800 MHz y de 2.600 MHz y pretenden sumar el espectro de 5 GHz para dar más ancho de banda. “De esta forma, nos valemos de tres bandas licenciadas y de una cuarta sin licenciar que podremos usar cuando esté sin ocupar”, comenta Santiago Tenorio, director de Red de Acceso en Vodafone Group.

Combinando las cuatro bandas, se podrá alcanzar un pico de 600 Mbps en descarga de datos. La transmisión de LTE en el espectro sin licencia de 5GHz sólo se realiza cuando el canal no está siendo usado por otros dispositivos.

Tenorio nos recuerda que “en estos momentos no está regulado el uso de este espectro, pero nosotros queremos que haya igualdad de condiciones para los usuarios de Wi-Fi y de LTE-U”. Como suele ocurrir las normas varían según cada país, en Estados Unidos “el que llega, utiliza el espectro a su antojo; en Europa, queremos regularlo acordes a un principio de igualdad de compartición. Eso sí, la regulación, actualmente, no habla de licenciar ni comprar espectro, sino de cumplir la normativa de uso”.

La tecnología LTE-U se ofrecerá desde las antenas de Vodafone. La idea es que, en España, se empiece a comercializar dentro de 18 meses –para mediados de 2016–, aunque antes aterrizará en países donde la regulación es más permisiva, como India, o en Estados Unidos. El caso de España, en cuanto a tempo, será similar al del resto de Europa.

El director de Red de Acceso de Vodafone comenta que tratarán de empezar “buscando el mercado empresarial” como primer cliente, aunque también tiene sentido su uso por parte del usuario final, “lo que está claro es que beneficiará especialmente a los que incorporen esta tecnología en miniceldas, femtoceldas y sistemas de interior”.

Crowd RAN
La segunda propuesta, Crowd RAN permite extender la señal 4G a través de múltiples puntos de acceso 4G compartidos, además del despliegue de miniceldas de cuarta generación de rápida instalación que funcionan con sólo conectarlas a la red eléctrica.

Tenorio aclara que Crowd RAN a nivel tecnológico básicamente repite la fórmula de las smallcells “cuya tecnología es buena, pero gana en su modelo de despliegue. Hasta ahora nos hemos encontrado con que hay que desplegar muchas smallcells y aunque el coste por equipo no es alto, hay que sumarle a dicho coste otro por licencia y el pago por colocación, lo que supone un gasto medio de unos 2.000 euros al año por smallcell; ésto, multiplicado por miles de smallcells encarece el despliegue de esta tecnología”. Desde Vodafone, proponen como alternativa las Crowd RAN, que “las lanzas a la red y dejas que los potenciales clientes las desplieguen a su antojo”. El servicio puede estar disponible en cualquier punto donde se encuentre el cliente, pero también puede no coincidir con una zona de cobertura, “de manera que lo vemos como una tecnología que no sustituye a la red tradicional, sino que la complementa”, aclara Tenorio.

Crowd RAN facilitará el despliegue, diseño y optimización de miniceldas 4G a través de un sistema controlado de forma inteligente y automática. Según Vodafone, esta propuesta cuesta la décima parte que una smallcell tradicional y, sin dar cifras concretas, Tenorio acota que su precio está entre los 100 y los 500 euros.

DSL/4G bonding
Se trata de una solución de banda ancha ultrarrápida, que combina de forma automática las ventajas de la banda ancha móvil y la fija; para ello, une la red ADSL o VDSL a la capacidad de la 4G móvil. Funciona a través de un router que ajusta de forma automática la velocidad en caso de congestión, manteniendo el servicio activo incluso en caso de corte de la línea DSL o 4G.

Las velocidades que se pueden alcanzar con DSL/4G bonding son de hasta 200 Mbps en descarga de datos y de hasta 60 Mbps en subida en entornos fijos con un servicio de banda ancha ultrarrápida siempre disponible. A día de hoy no está disponible para módem cable, pero la idea es que se incluya también a corto/medio plazo.

Centro de Competencia de Radio
En la ‘cocina’ y en el ‘emplatado’ de estas tres propuestas ha tenido un papel crucial el Centro de Competencia de Radio de Vodafone España, una especie de “laboratorio de radio para todo el grupo Vodafone que se ubica en España y que cuenta con ocho años de existencia”, tal y como explica Tenorio. Como muestra del peso que tiene esta división del grupo británico, el directivo detalla que: “Desde este centro hemos desarrollado cerca del 20% de las patentes de telecomunicaciones en España y cuenta con más de 60 patentes internacionales concedidas” a lo largo de su historia. Pero el citado centro no ha sido el único chef probando texturas, también han contado con la participación de Huawei y Qualcomm como partners tecnológicos.