Desde 2014, Telefónica y el Proyecto Loon han realizado diferentes pruebas técnicas de esta solución para llevar Internet a zonas remotas de América Latina. Sin embargo, a raíz de las inundaciones de Perú que han asolado parte del país, es la primera vez que se lleva a cabo de manera real. En un plazo de 72 horas se pudo ofrecer internet móvil a miles de personas en las zonas más afectadas del país.

En marzo y abril, el fenómeno conocido como 'El Niño Costero' provocó lluvias torrenciales e inundaciones que ocasionaron serios daños en las diferentes infraestructuras de Perú, incluidas las redes de telecomunicaciones, daños que afectaron a cientos de miles de personas en varias zonas del país. En este tipo de situaciones, los servicios de comunicaciones son cruciales y Telefónica del Perú se enfocó inmediatamente en reestablecerlos.

Como parte de este esfuerzo, Telefónica y el Proyecto Loon acordaron ampliar el alcance de las pruebas técnicas que venían realizando en el país y, ofrecer así, una solución temporal a las poblaciones afectadas. En menos de 72 horas, los globos del Proyecto Loon, que vuelan a 20 km de la superficie de la Tierra, en la estratósfera, brindaron Internet móvil a decenas de miles de personas en las áreas más afectadas del centro y noroeste del país; en la sierra de Lima, Chimbote y Piura.

Telefónica y el Proyecto Loon desplegaron Internet móvil en un área de unos 40.000 Km2, brindando más de 160 GB de datos, suficientes para enviar y recibir 30 millones de mensajes vía WhatsApp o 2 millones de correos electrónicos.

Telefónica ofreció también llamadas gratuitas desde teléfonos públicos y habilitó el envío ilimitado de mensajes de texto en las zonas declaradas en emergencia. Además, lideró la campaña TeleFón, iniciativa conjunta de las operadoras móviles en la cual participaron más de 110.000 usuarios de teléfonos móviles para ayudar a las víctimas.

Según Dennis Fernández, vicepresidente de Estrategia y Asuntos Regulatorios de Telefónica del Perú: “la compañía se enfocó en brindar la mejor conectividad en situaciones de emergencia, especialmente en las áreas más afectadas. Fue un complejo desafío logístico para atender las necesidades de la población en condiciones extremas”.