La Inteligencia Artificial marca la llegada de Mate10
La Inteligencia Artificial marca la llegada de Mate10

El nuevo dispositivo de Huawei, el smartphone Mate 10, que se presentará a nivel mundial el 16 de octubre, marca un antes y un después para la compañía. Tras el lanzamiento hace unas semanas de el chipset Kitin 970, la firma pretende aunar la potencia de la nube con el rendimiento que ofrece la Inteligencia Artifcial (IA). 

Huawei se convierte de este modo en el primer fabricante en introducir en sus teléfonos inteligentes componentes IA. La compañía considera esta revolución el resultado de haber unido las prestaciones de IA del dispositivo con las que ofrece en la nube. Asegura igualmente que están preparados para las demandas del mercado y las actualizaciones a acometer. Para ello, se siente respaldada por su apuesta por la I+D, de 12.000 millones de dólares a nivel grupo, de los que 2.000 millones de dólares se han destinado a cubrir aquello que afecta a los desarrollos en Inteligencia Artificial, Machine Learning o relativos a la cámara.

Dotar de inteligencia propia a Mate 10 es el objetivo inicial, algo que se trasladará en un futuro a todos sus teléfonos a partir de la coordinación de chips, dispositivos y servicios en la nube.

Por otra parte, Kirin 970 está impulsado por una CPU de 8 núcleos y una GPU de nueva generación de 12 núcleos. Kirin 970 condensa 5,5 billones de transistores en una superficie de apenas 1 cm².  El nuevo buque insignia entre los chipset de Huawei, Kirin 970, es la primera plataforma de procesamiento móvil para IA en contar con una unidad de procesamiento neuronal (Neural Processing Unit - NPU).  Sergún constata la propia compañía, Kirin 970 permite ofrecer 25 veces más rendimiento, con una eficiencia 50 veces superior.

Esta estrategia de Huawei se sustentará en los acuerdos con terceras partes para el desarrollo de aplicaciones, a los que abrirá el chipset, así como al resto de desarrolladores.