Albalá Ingenieros lanza su nuevo módulo HFS2001C01
Albalá Ingenieros lanza su nuevo módulo HFS2001C01

El nuevo HFS2001C01, que presenta Albalá Ingenieros, es un sincronizador-retardador de cuadro para vídeo digital 3G/HD/SD-SDI con el que es posible aplicar un retardo de hasta 660ms en 3G-SDI o hasta 7,4s en SD-SDI. Su funcionalidad ampliada de retardo respecto al anterior HFS2000C01 está disponible tanto cuando el equipo funciona en modo sincronizador como retardador.

Cuando el HFS2001C01 funciona en modo retardador, la señal de vídeo de salida está enganchada en frecuencia con la señal de entrada y el retardo entre ambas señales lo especifica el usuario, desde un mínimo de dos líneas hasta varias decenas de cuadros.

Si opera en modo sincronizador, la señal de vídeo de salida está enganchada en frecuencia a la referencia analógica con la que se alimenta al equipo. La memoria de cuadro del HFS2001C01 absorbe las posibles diferencias en frecuencia entre las señales SDI de entrada y salida, repitiendo o descartando cuadros según sea necesario. La fase del vídeo de salida es la de la referencia analógica más el retardo especificado por el usuario, desde cero píxeles hasta varias decenas de cuadros.

El lanzamiento de este nuevo módulo resuelve dos importantes necesidades:

-           La utilización de sincronizadores-retardadores para ecualizar o igualar los retardos de las señales implicadas en una cadena de transmisión de vídeo cuando dichas señales que atraviesan diferentes parejas de codificador y descodificador, configurados para trabajar con distintos niveles de compresión. Dependiendo del codificador empleado, o del perfil de compresión utilizado, cada señal presentará un retardo distinto, que puede llegar a ser de varios cuadros, lo que representa un problema a la hora de conmutar entre las diferentes señales, o si simplemente se quiere compararlas entre sí para evaluar su calidad.

-           La utilidad del uso de un sincronizador-retardador en una producción que se realiza en un plató con chroma key, haciendo uso de escenografía virtual. Cada cámara, mediante algún sistema de codificación de sus propios movimientos y posición (tracking), transmite esta información al ordenador que genera la imagen de fondo (background) con la perspectiva correcta. La salida del generador del escenario virtual presenta un retardo de varios cuadros respecto a la que procede de las cámaras. Para igualar el retardo de todas las señales que intervienen al de la señal sintetizada por el ordenador.