Snom DECT M90, especialmente diseñado para clínicas e instalaciones sanitarias.
Snom DECT M90, especialmente diseñado para clínicas e instalaciones sanitarias.

Las necesidades de movilidad en los centros médicos y hospitales son enormes. La administración de medicamentos, la realización de exámenes o las visitas al laboratorio obligan al personal médico y de enfermería a estar en constante movimiento, desplazándose entre diferentes departamentos, plantas y, a veces incluso, hasta los domicilios de los pacientes.

Por ello, y a fin de proporcionar la mejor atención posible a los pacientes en esta agitada rutina clínica diaria, los sanitarios deben estar continuamente disponibles, por lo que el teléfono juega un papel fundamental. En este contexto, contar con un dispositivo DECT inalámbrico, que pueda ofrecer más funciones que un teléfono común para oficina, se ha convertido en una necesidad, especialmente como una alternativa a los smartphones.

Además de los requisitos de movilidad, la higiene es una norma a tener muy en cuenta en el entorno sanitario. No en vano, las infecciones hospitalarias o nosocomiales son una causa de enfermedad y mortalidad en el mundo que, en muchos casos, podría evitarse; entre el 5% y el 10% de los pacientes hospitalizados contraen una o más infecciones, una media que, en situaciones de crisis o precariedad, es todavía mayor, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La mayoría de los patógenos nosocomiales pueden sobrevivir en superficies inertes durante días o incluso semanas, por lo que el riesgo de infección puede alcanzar no solo al entorno inmediato del paciente, donde es frecuente el contacto con las manos y la piel, sino también a los dispositivos electrónicos (pantallas y superficies de los dispositivos) y a todo tipo de teléfonos. Los estudios muestran que se pueden encontrar agentes patógenos en hasta el 100% de todos los smartphones presentes en un hospital, y aunque el 78% del personal es consciente de este riesgo de higiene, solo el 8% limpia sus dispositivos regularmente.

El problema, a diferencia del equipamiento puramente médico, es que a menudo no existen directrices y estándares claros para la limpieza y desinfección. Además, la falta de claridad sobre la compatibilidad del material de las superficies sensibles representa una barrera para el cumplimiento.

DECT M90: la solución de Snom higiénica y segura para los hospitales

Para responder a los requisitos de hospitales y otros establecimientos sanitarios donde la limpieza y la higiene juegan un papel fundamental, Snom ofrece la solución definitiva: el teléfono DECT M90, un dispositivo equipado con una carcasa antibacteriana, la cual puede desinfectarse fácilmente con alcohol isopropílico de hasta 99,99%, e indicada para evitar que exista un caldo de cultivo para E. coli y Co. (certificado según JIS-Z2801), y capaz de desactivar de forma efectiva otros patógenos nosocomiales, incluidos los virus envueltos.

El Snom DECT M90 está provisto de una carcasa antibacteriana

El DECT M90 está preparado para adaptarse a cualquier entorno, tanto si se trata de salpicaduras de agua o polvo como de accidentes. Con una clasificación de protección IP65 y su estándar militar (MIL-STD 810g 516.6), este modelo compacto, de tan solo 130 g de peso, puede soportar caídas de hasta dos metros, además de otros reveses que ponen a prueba su resistencia. Asimismo, su capacidad de hasta 12 horas de tiempo de conversación y las cerca de 200 horas en espera, lo convierten en la solución ideal para el trabajo diario en centros médicos, al soportar fácilmente cada turno sin interrupción.

El Snom DECT M90 está provisto de una carcasa antibacteriana.
El Snom DECT M90 está provisto de una carcasa antibacteriana.

La seguridad es lo primero: no solo en materia de higiene

La seguridad del paciente no solo debe figurar en lo más alto de la lista de prioridades en el hospital, sino también en la del personal del hospital. Por ese motivo, los teléfonos M90 están equipados con un botón de alarma de fácil acceso, que puede ser utilizado para pedir ayuda de forma rápida y discreta en caso de emergencia. Gracias al Bluetooth y a sus etiquetas BLE integradas, el M90 también permite determinar de forma precisa la posición, una función muy útil especialmente en caso de emergencia.

Además, el M90 también está configurado de tal manera que ofrece la más alta seguridad posible para necesidades completamente diferentes: como todos los dispositivos IP de Snom, se otorga una gran importancia a la protección de la red contra ataques a través del teléfono; en el mundo interconectado actual, es otra ventaja que no debe subestimarse.

En definitiva, Snom es una compañía experta en soluciones de telefonía VoIP individuales que cumplen con las más altas exigencias, y que ofrecen el más alto nivel de seguridad, flexibilidad y accesibilidad con una gran fiabilidad. Dichas funcionalidades son sumamente importantes en el sector de la salud, especialmente en aquellas instalaciones ubicadas en complejos hospitalarios de gran tamaño y que garantizan a los empleados una accesibilidad segura en cualquier lugar, cumpliendo los altos estándares de higiene clínica.

Más información enhttps://www.snom.com/dect-revolution/

Contacto:miguel.anillo@snom.com