Snomha definido una frecuencia de lanzamiento de firmware establecida, cada 9-12 semanas, con el objetivo de aumentar la calidad y la seguridad del software propietario de la compañía y ofrecer a los clientes una mayor seguridad en la planificación. De este modo, en los últimos seis meses, incluso durante la crisis y el confinamiento internacional, el proveedor ha emitido actualizaciones gratuitas tras poco más de dos o tres meses.

Incluso en la industria de las TIC siempre hay una buena razón para evitar las fechas de lanzamiento definidas y para posponer las actualizaciones técnicas. Efectivamente, el riesgo de que un requisito o funcionalidad decisivo se produzca justo después de la fecha fijada y la publicación pierda su valor es demasiado alto, por eso, no suele hacerse. Pero por supuesto esto es un error: no existe y nunca la habrá una fecha de lanzamiento óptima para todos.

Snom lanzará firmware de sus productos cada 9-12 semanas.
Snom lanzará firmware de sus productos cada 9-12 semanas.

Sin embargo, el rendimiento de los teléfonos IP, y por lo tanto la satisfacción del cliente y el éxito final del proveedor en el mercado, depende de manera crucial del firmware de los dispositivos. Ya sea que se trate de la introducción de nuevas fuentes o, como en la última versión, de la introducción de diferentes fondos de pantalla, los intervalos demasiado largos o irregulares para las nuevas versiones de software pueden convertirse en decepcionantes para los clientes y colaboradores críticos de la empresa.

Ciclos de actualizaciones de software vinculantes como punto de venta único

“Incluso para Snom, hasta finales de 2018, era normal esperar entre 6 y 18 meses para lanzar una actualización oficial de software” afirma Jan Boguslawski, propietario de producto de Snom. “Y esto” añade “es una situación frustrante, porque los colaboradores que habían sugerido ideas que aportaban mejoras llegaban a pensar que no estábamos interesados, lo que, por supuesto, no era verdad; simplemente esperábamos demasiado a que llegara el momento ideal para lanzar la actualización”.

Por este motivo Snom empezó a optimizar los procesos internos del software y a fijar el rumbo para un desarrollo sostenible. El objetivo estaba claro: conseguir que el firmware se ajustara con mayor precisión, más rápidamente y de modo más fiable mediante las actualizaciones del mismo.

La clave del éxito está en la capacidad de modificar el firmware para ajustarse a las necesidades del cliente

"Por supuesto, un buen hardware es muy importante. Pero en el fondo, la clave del éxito está en la capacidad de modificar el firmware para ajustarse a las necesidades del cliente," continúa Jan Boguslawski. “Fabricar un buen teléfono es una cosa. Pero permitir que el cliente personalice más de 900 configuraciones consiguiendo así que proyectos altamente específicos puedan salir adelante, en cualquier área, es lo diferencia a un fabricante como Snom de los demás".

Telefonía IP Segura

Desde sus inicios, hace más de 20 años, la telefonía IP ha estado estrechamente ligada al problema de la seguridad. Por tanto, Snom da mucho más valor a un software simple pero seguro: se comienza con requisitos como la introducción obligatoria de una contraseña para iniciar cada uno de los teléfonos individuales. También realiza importantes pruebas de software y hardware en las se examina un número considerable de teléfonos de sobremesa reales en busca de puntos débiles y su potencial de optimización.

"Los escenarios en vivo son mucho más complejos que las pruebas de simulación, pero son mucho más prácticos. Nuestros colaboradores aprecian enormemente nuestra velocidad actual combinada con el alto nivel de compromiso, previsibilidad y seguridad en las actualizaciones del firmware”, concluye Jan Boguslawski.