Thalesy Veolia han anunciado recientemente la fabricación de una tarjeta SIM realizada con frigoríficos reciclados.

No en vano, el uso de materiales reciclados en un proceso de producción industrial especial eliminará la necesidad de cerca de 5.000 toneladas métricas de plástico virgen al año.

Con casi 4.500 millones de tarjetas SIM producidas en todo el mundo en 2020, Thales y Veolia se han unido para ayudar a este mercado a mostrar sus credenciales ecológicas.

En 2020 se produjeron cerca de 4.500 millones de tarjetas SIM en todo el mundo

El plástico polimérico que se encuentra en altas concentraciones en los residuos de equipos eléctricos y electrónicos se procesa en la planta de reciclaje de Veolia en Francia. Los ingenieros de Thales han trabajado con los expertos de Veolia para desarrollar un proceso especial que utiliza este material recién reciclado para fabricar tarjetas SIM que cumplen con los requisitos de la industria móvil.

Tarjeta SIM hecha de frigoríficos reciclados.
Tarjeta SIM hecha de frigoríficos reciclados.

La tarjeta Eco-SIM tiene una huella de carbono neutra, ya que las emisiones de CO2 del proceso de fabricación y los componentes electrónicos que no se pueden reciclar se compensan por completo con el programa integral de compensación de carbono de Thales.

Este innovador producto apoyará a los operadores de telefonía móvil en su transformación ecológica y les ayudará a abordar las preocupaciones medioambientales de sus clientes.

“Todos nuestros objetos cotidianos pronto podrían fabricarse con materiales reciclados gracias a empresas visionarias y responsables como Thales. El ejemplo de la tarjeta SIM ofrece una visión del amplio campo de posibilidades que abre el diseño ecológico", comentó Anne le Guennec, directora de las actividades de Residuos de Veolia en Francia.

“Este proyecto de innovación con Veolia apoyará a nuestros clientes de telecomunicaciones en su transición ecológica al transformar los residuos en tarjetas SIM ambientalmente responsables", declaró Emmanuel Unguran, vicepresidente de Soluciones de Conectividad Móvil de Thales. "Este compromiso a largo plazo es una parte integral de la ambiciosa política de desarrollo sostenible y responsabilidad social de Thales, y ofrece a los operadores de telefonía móvil una nueva oportunidad para mejorar su propuesta de valor a los consumidores en términos de sostenibilidad ".