Pedro del Mazo, Sales Director en Deutsche Telekom Global Business Iberia.
Pedro del Mazo, Sales Director en Deutsche Telekom Global Business Iberia.

Los efectos de la crisis sanitaria todavía permanecen latentes en el plano laboral. El modelo híbrido entre la asistencia presencial a la oficina y el teletrabajo será probablemente la opción vencedora, no sin antes hacer un reajuste a los sistemas operativos de las telecomunicaciones empresariales. En cuanto a la adopción de la tecnología en general, según los datos de 2020 del Instituto Nacional de Estadística (INE) solo el 16,8% de las empresas implementaba la tecnología IoT, junto con un escaso 8,5% de empresas que utilizaba Big Data. La crisis sanitaria ha acelerado el uso de estas y otras tecnologías, con un crecimiento del 25% interanual entre 2019 y 2020 del uso de las comunicaciones unificadas, según IDC. La actual realidad exige y demanda a las empresas contar con una sólida red de conectividad que permita a los empleados operar de forma correcta y sin interruptores allá donde se encuentren, con una proliferación del uso de dispositivos móviles y soluciones de comunicación en la nube.

Los servicios de telecomunicaciones empresariales se enfrentan al reto de fomentar la conectividad global de una empresa, generando un estado de omnicanalidad

Los servicios de telecomunicaciones empresariales se enfrentan al reto de fomentar la conectividad global de una empresa, generando un estado de omnicanalidad. Las compañías demandan mayor velocidad y baja latencia, unida a la transformación de los centros de datos con comunicaciones SD-WAN, que permiten aumentar la capacidad de las empresas. Junto a esto, la integración de Wi-Fi, entornos multicloud y la incorporación de IoT favorece el rendimiento a larga distancia.

Las herramientas de monitorización también juegan un papel protagonista, pudiendo duplicar la agilidad y productividad; junto con la seguridad, una de las premisas de mayor actualidad debido al creciente volumen de ciberataques que sufren las empresas hoy día. En última instancia, no podemos olvidar lo esencial que es contar con un sólido servicio de consultoría estratégica, que guie y acompañe al cliente en todo el proceso, impulsando soluciones que den respuesta personalizada de extremo a extremo a la situación individual de cada cliente.

Por otro lado, la integración de 5G permitirá aumentar las capacidades de la empresa, sobre todo en entornos industriales. La unión de 5G con el Internet Industrial de las Cosas (IIoT), permitirá una mayor flexibilidad, autonomía y eficiencia de la actividad industrial, sentando las bases de las smart factories o fábricas del futuro, con una conectividad ultrarrápida y muy baja latencia.

Las comunicaciones están haciendo posible implantar la oficina 3.0

La oficina se está adaptando a los nuevos modos de trabajar y las comunicaciones están haciendo posible implantar la oficina 3.0, en la que impera la virtualización de los call centers, optimizados con IA para automatizar la atención de determinados servicios; o las soluciones de digital workplace integrales.

En Deutsche Telekom Global Business confiamos en las comunicaciones como palanca de digitalización, englobando soluciones de red seguras con alcance internacional como SD-WAN, servicios de LAN, y comunicaciones unificadas y colaboración end to end para empresas.