Lo primero de todo, indíqueme en pocas palabras a qué se dedica Ledvance

Ledvance es uno de los proveedores líderes a nivel mundial de iluminación general para profesionales y consumidores finales. Descendiente de la división de iluminación general de Osram, Ledvance ofrece una gran variedad de luminarias LED para un amplio espectro de aplicaciones, productos inteligentes para smart home y smart building, uno de los portfolios más completos de lámparas LED del sector, así como fuentes de luz tradicionales.

¿Desde cuándo tiene presencia en España y con qué equipo cuenta?

Como he comentado anteriormente, la empresa surgió del negocio de iluminación general de Osram que está en España desde el año 1910, y desde hace cuatro años trabajamos como empresa independiente, con presencia en 120 países. En España, concretamente, somos un equipo de 52 personas.

Del vasto porftolio de soluciones de la compañía, ¿qué papal desempeñan los sistemas inteligentes de alumbrado público?

El portfolio de productos Ledvance apuesta por la eficiencia energética, facilidad de reposición y mínimo mantenimiento, conservando no solo el medio ambiente, sino también la salud de todos los usuarios que apuestan por nuestra tecnología. Por tanto, las soluciones domóticas, y más concretamente las soluciones tipo smart, están en pleno proceso de implementación.

Creemos que la iluminación del futuro pasa, por ejemplo, por lo que conocemos como Human Centric Lighting, que habla de la luz adecuada en el momento adecuado o, lo que es lo mismo, adaptar los beneficios de la luz natural a la luz artificial para mejorar la salud del individuo, conseguir un ahorro económico y reducir la contaminación lumínica. Hoy en día los ciudadanos pasamos la mayoría de nuestro tiempo en espacios cerrados, concretamente en nuestro puesto de trabajo. Hemos reducido de forma drástica el impacto de la luz natural sobre nuestro cuerpo, lo que afecta a la falta de vitamina D y al sistema cognitivo. La escasez de luz nos hace ser menos productivos, nos resta apetito, afecta a nuestro comportamiento y estado de ánimo. Es poco saludable y choca frontalmente con la corriente de bienestar y salud hacia la que avanza la sociedad. La correcta iluminación es buena para el organismo y, por consiguiente, beneficia al ser humano. El concepto Human Centric Lighting reivindica la iluminación LED para adaptar los beneficios de la luz natural a la luz artificial. Porque es verdad que la luz artificial ha revolucionado nuestras vidas y nos ha permitido desarrollar muchas tareas y avanzar socialmente, pero para mantener un estilo de vida saludable necesitamos que la luz se adapte a nuestro ciclo biológico, y eso es precisamente lo que promueve el Human Centric Lighting.

Alberto Casado, director de marketing de Ledvance España.
Alberto Casado, director de marketing de Ledvance España.

El paso siguiente se centra en la instalación de sistemas inteligentes de alumbrado público, empleando tecnología del internet de las cosas (IoT), comunicación máquina a máquina (M2M) o comunicación directa entre dispositivos. En Ledvance llevamos años trabajando en la gestión inalámbrica para una mejor experiencia de la iluminación, lo que permitirá en un futuro no muy lejano a las autoridades de las ciudades monitorear y administrar las luces de manera centralizada. Entendemos que son el futuro y, por tanto, estamos centrados también en su desarrolle e implantación.

En un futuro no muy lejano las autoridades de las ciudades podrán monitorear y administrar las luces de manera centralizada

¿En qué consisten dichos sistemas?

Los sistemas inteligentes de alumbrado público permitirán controlar el alumbrado de forma remota lo que beneficiará al medio ambiente al evitar las emisiones de gases de efecto invernadero. Los espacios urbanos serán más atractivos y seguros para las personas, se podrán encender y apagar las luces individuales de cada calle cuando así se precise, o cambiar el tono según la hora del día y la luz natural que exista. Y no solo eso. Los sensores permitirán registrar información ambiental útil adaptándose el alumbrado según el clima, llegando incluso, a través de una señal luminosa, a alertar a los residentes de posibles tormentas e inundaciones.

La conectividad es un punto importante en estos desarrollos, ¿tienen acuerdos en marcha con operadoras o proveedores de conectividad?

No, estamos empezando a labrar el camino y los acuerdos aún no se han firmado.

¿Qué beneficios aportarán a las smart cities?

Los beneficios son los que ya he mencionado anteriormente: las ciudades verán reducidas las emisiones de gases de efecto invernadero, y el consumo energético también será menos porque se gastará solo lo que se necesite, ni más ni menos, sin producirse los desajustes que existen ahora y que nos presentan situaciones rocambolescas como calles con el alumbrado eléctrico encendido a plena luz del día.

Las ciudades verán reducidas las emisiones de gases de efecto invernadero y el consumo energético

¿En qué medida tendrán cabida estas soluciones en el desarrollo de las ciudades del futuro en España?

Cada vez más, la población mundial -y española- tiende a abandonar el campo para vivir en las grandes urbes. Una tendencia que nada hace pensar que vaya a detenerse. La tecnología permitirá a las ciudades soportar ese crecimiento urbano al tiempo que mejora su propia eficiencia. El desarrollo de las ciudades españolas del futuro está inexorablemente unido a los sistemas inteligentes de alumbrado público. Ni España ni otras ciudades del mundo pueden plantearse no caminar en esta dirección.

¿Está la Administración Pública española interesada en estos avances o están encontrando reticencias a su implementación?

En general, España se encuentra en el punto inicial del desarrollo de la inteligencia artificial en las ciudades, por lo que creemos que es prioritario incrementar las inversiones para mejorar la dotación de este sistema en las ciudades.

Finalmente, ¿cómo ve el porvenir de las ciudades?

Las ciudades del futuro tienen un reto por encima de todos: combatir el cambio climático y calentamiento global. Para ello, la tecnología y la sostenibilidad juegan un papel muy importante porque su objetivo es convertir una ciudad inteligente en una ciudad sostenible.

Del mismo modo, creemos que es necesario adoptar unos modelos de crecimiento para que las ciudades ya existentes se conviertan en más inteligentes, eficientes y 100% sostenibles. La ONU ya nos está avisando. En un futuro no muy lejano, más de las tres cuartas partes de la población vivirá en las grandes urbes, y tenemos que trabajar para que el modelo sea sostenible.

Las ciudades del futuro tendrán sistemas inteligentes de alumbrado público.
Las ciudades del futuro tendrán sistemas inteligentes de alumbrado público.