Lo primero de todo, ¿cuénteme la historia de Plume?

se crea en 2014 por cuatro fundadores, tres estadounidenses y uno europeo. La crean con la intención de mejorar la conectividad en el hogar en cuanto a Wi-Fi porque la señal o el ancho de banda llega bien, pero la cuestión es cómo distribuirla dentro del hogar. La compañía arranca con un enfoque de cloud donde las aplicaciones y la inteligencia puedan correr desde un sistema diseñado por la nube, bajo un modelo Software Defined Networking donde podamos desagregar el plano de control del de entrega de contenidos o datos.

Una vez que todo esto estuvo bien estructurado, en lo que se refiere a la calidad de la señal Wi-Fi y su distribución dentro del hogar, empezaron a incluir servicios de valor añadido porque detectaron que esa era hacia donde se dirigía el mercado. Ya vimos esa tendencia a finales de 2016 en Estados Unidos y se preparó -y se sigue preparando- la solución para ser una plataforma de smart home services.

“Plume ofrece a las operadoras una plataforma de smart home services” 

Otra cosa muy importante que se tuvo en cuenta, basándose en los principios de VMware, de virtualización de servidores y de bases de datos, era aplicar ese mismo concepto para el CPE del hogar. A día de hoy está muy integrado el software de los vendor con el hardware, está muy cerrado en cuanto a las capacidades que permite. La idea era desagregar el plano de control y hacer una solución agnóstica del hardware. De esta manera se podría correr micro aplicaciones o contenedores de aplicaciones sobre cualquier hardware que estuviera en el mercado y que tuviera una estructura estándar. Es decir, ser independientes en cuanto al equipo, para que nuestros clientes -CPS- tengan la posibilidad de poder trabajar con diferentes vendor y que nuestra plataforma software fuera el middleware.

¿Qué tipo de soluciones ofrecéis?

En primer lugar, está el bloque de la conectividad. En este sentido, en cuanto al control de la red Wi-Fi controlamos la calidad de la señal, cómo se hacen los cambios de banda, cómo se hacen los roaming dentro de la casa entre diferentes repetidores … todo eso configurado a una red Mesh y controlado desde la nube. La cloud es la que tiene la inteligencia y le dice a los dispositivos del hogar en qué canal o en qué radio tienen que funcionar.

Aplicación de gestión de servicios de Plume.
Aplicación de gestión de servicios de Plume.

Otro servicio que ofrecemos es el control parental. Podemos asignar perfiles de usuarios dentro del hogar (niños, abuelos, padres…) y asignarles dispositivos, protocolos de seguridad, acceso a contenido o tiempo de uso. Y también qué aplicaciones y qué cantidad de datos utilizan cada uno de los dispositivos.

También dentro de nuestra propuesta de conectividad está la generación de tres diferentes redes: la normal que utilizamos en casa habitualmente, una de invitados con acceso a determinados dispositivos y otra con invitados de solo acceso a Internet.

El segundo bloque es la seguridad. Trabajos con tres empresas de seguridad y proporcionamos protección a dispositivos IoT, equipos por control de voz o inteligentes. Controlamos los patrones de funcionamiento y en cuanto detectamos anomalías se pone ese equipo (cámaras, neveras, altavoces, etc) en modo sólo Internet.

También protegemos de ataques DDoS, spyware, malware… hacemos un filtrado tanto dentro del hogar, como fuera cuando usamos redes Wi-Fi públicas. Para ello hemos llegado a un acuerdo con Akamai con su tecnología Secure Net Remote que vamos a integrar dentro de nuestra aplicación.

Y, finalmente, poseemos varios niveles de categorización de contenidos: abierto, sin contenidos para adultos, para teenagers, para niños.   

Por otro lado, tenemos una parte que llamamos Motion and detection. Hemos integrado dentro de nuestra solución una capacidad de saber cuándo hay movimiento dentro del hogar simplemente con las variaciones que podemos detectar en cuanto a la señal-ruido y su intensidad respecto al repetidor. Hacemos una triangulación con varios dispositivos conectados a la Wi-Fi que actúan como sensor y, mediante una preconfiguración de espacios en el hogar. Con esta solución podemos crear alertas de movimiento para generar alarmas. De la misma manera, también hacemos aplicaciones para falta de movimiento, pero más orientadas a pymes.

“Covid-19 ha puesto de relevancia la necesidad de tener en el hogar redes más robustas y seguras”

Y ahora lanzamos aplicaciones de salud. Dispositivos tipo anillos que van a controlar presión en sangre, caídas (mediante un acelerómetro)…, que generarán alarmas sobre falta de actividad o mucha actividad. Está pensado para personas mayores de 60 años.

También vamos a hacer integraciones con plataformas de IoT, por ejemplo con algunos proveedores de cámaras de videovigilancia que hará posible hacer reconocimiento facial y control de acceso a viviendas; y con otros dispositivos para analizar hábitos dentro del hogar y poder gestionar tareas como apagar luces, activar calefacción o caldera, etc.

“Vamos a lanzar nuevos servicios empresariales para entrar a competir en el segmento de small business”

Por último, vamos a lanzar una gama de servicios para el mundo de pyme. Son muchas de estas soluciones comentadas anteriormente como acceso a contenidos, control de actividad, etcétera. Tendremos un landing portal, de bienvenida, personalizable. La intención es entrar a competir en el segmento de small business contra Meraki y Ubiquiti, que están en mediana y corporate.

¿Con cuántos proveedores de servicios de comunicaciones trabajáis? ¿Y concretamente en España?

Aproximadamente trabajamos con más de 170 CSP a nivel mundial. Y concretamente en España con Vodafone. Esta operadora comercializa el servicio bajo el nombre de Super Wi-Fi. Además, tenemos como partner a Lancom y estamos cerrando contrato con otros operadores pequeños y alguno más grande.

Actualmente habéis recibido una inyección de 270 millones de dólares, ¿a qué vais a destinar esta financiación?

Principalmente en I+D y toda la parte de ventas, marketing y partner, es decir, en elgo to marketporque hasta ahora había muchas regiones del mundo donde no teníamos presencia, como Asia Pacífico, América Latina, África, Oriente Medio.

Trabajamos con muchísimos partners. Algunos son tecnológicos, otros distribuyen nuestras soluciones y otros producen los CPE que tienen embebido nuestro software. Para la parte cloud contamos con AWS.

Miguel Santa Cruz, VP Sales para EMEA y APAC de Plume.
Miguel Santa Cruz, VP Sales para EMEA y APAC de Plume.

¿Qué os diferencia de vuestra competencia?

Lo que nos diferencia es que nosotros desde un principio empezamos a trabajar en cloud por lo que todo el desarrollo de la nube está ya perfectamente funcionando. Esto nos permite lanzar servicios mucho más rápido. Una telco tarda en lanzar un servicio con un tiempo medio de 12-18 meses y como Plume lo puede hacer en 4 o 5 meses.

“El time to market es lo que nos diferencia de la competencia”

Además del cumplimiento de normativay protección de datos. Y junto a ello el potencial financiero y de inversión que tenemos. Nuestro modelo de negocio es SaaS recurrente y esto nos da una capacidad y seguridad financiera a largo plazo.

Uno de los aspectos que sale a relucir cuando se habla de vuestro negocio es que la calidad del consumidor se ha quedado corta, ¿cómo se puede mejorar este aspecto?

Hay un malentendido respecto a la calidad. Nosotros la interpretamos como la capacidad de poder llevar la señal Wi-Fi a cualquier esquina del hogar. Hasta ahora los operadores o proveedores de servicio de comunicaciones se focalizan mucho en el ancho de banda (600 megas, 1 giga), pero no tiene sentido tener esa capacidad si luego no puedes distribuirlo bien en tu casa, lo importante es distribuirlo de forma homogénea. Hemos demostrado que con un ancho de banda de entre 50 y 100 megas, bien distribuidos, puedes tener una familia entera consumiendo contenido online sin ningún problema. No hace falta tener 1 Gb, ni Wi-Fi6, la solución a la calidad en el hogar es la buena distribución de la señal. Lo fundamental es poder trabajar una red Mesh que distribuya de forma inteligente la conectividad en el hogar.

“Hemos demostrado que con un ancho de banda de entre 50 y 100 megas, bien distribuidos, puedes tener una familia consumiendo contenido online a gran calidad”

Las redes Wi-Fi son dinámicas, varían en función del entorno, el uso y el número de dispositivos que tengamos conectados. Y el espectro es el espectro, no hay más ancho de banda por canal. La forma de gestionarlo es hacer un steering de cambio de canal a uno que esté menos saturado y todo mediante una administración cloud. Con Plume toda esa inteligencia la podemos hacer correr desde la nube y la aplicamos a la red Mesh doméstica. Tenemos unas métricas de quality experience que van de 1 a 5 e intentamos que estén entre 4 y 5 moviendo los parámetros, calculando anchos de banda, la demanda que están pidiendo los dispositivos, del ruido que se genera… y basándonos en 8 o 9 parámetros hacemos cambios dinámicos dentro de la red del hogar tanto en los canales de ida como en los de retorno de la señal.

¿Cuáles son los objetivos de negocio que se ha marcado la compañía para el presente ejercicio?

No podemos dar datos financieros porque no somos una empresa pública, pero para que te hagas una idea desde nuestra irrupción en el mercado estamos prácticamente doblando el negocio anualmente. Para este ejercicio nuestro objetivo es volver a doblar los revenue que generamos en el año anterior.

Por último, ¿cuáles son las tendencias que veis desde Plume respecto al hogar inteligente?

Respecto a tendencias en el hogar, estamos viendo en Estados Unidos y también en algún país de Europa, que cada vez es -y va a ser- más complicado para los CSP competir en el mercado de triple o cuádruple play. Los usuarios buscan más los contenidos en los OTT, no dentro del paquete que el operador oferta. Este tipo de contenido sale fuera del control de operador por lo que está perdiendo ese cuádruple play o triple y cae al doble play. Eso provoca más churn (tasa de abandono de clientes), más rotación.

“Los usuarios buscan más los contenidos en los OTT, no dentro del paquete que el operador oferta”

Los países están conteniendo esa migración a la competencia ofreciendo servicios de valor añadido dentro del hogar como seguridad, control de presencia o movimiento, salud y los hábitos de consumo, integración con dispositivos IoT como sensores de temperatura, cámaras… y activación en remoto. La clave del éxito es cómo englobar todo en una única aplicación.