Bridge Alliance, formada por 36 operadores móviles de Asia-Pacífico, Oriente Medio y África, han elegido desplegar la Device Connectivity Platform (DCP) de Ericsson, una solución multidoméstica para el Internet de las Cosas.

Alessandro Adriani, CEO de Bridge Alliance, comenta: “La combinación del liderazgo tecnológico de Ericsson en el Internet de las Cosas y la cobertura geográfica de Bridge Alliance es una combinación idónea para cualquier fabricante de equipos de dispositivos o empresa que quiera impulsar su negocio. Ofrecer esta experiencia unificada requiere mucho más que armonizar los interfaces en todos los operadores móviles.

Junto a Ericsson, hemos conseguido hacer mucho más, como llevar a cabo la estandarización de nuestro registro de clientes en una red troncal común. Esto garantizará la armonización de las características y los niveles de servicio para nuestros clientes”. Este avance significa que cualquier fabricante de equipos, empresa o proveedor de servicios puede activar soluciones de Internet de las Cosas en múltiples países.

Con la DCP de Ericsson desplegada a escala global, los operadores y sus clientes podrán disfrutar de una experiencia unificada. Esto incluye una única tarjeta SIM global y niveles de servicio y procesos de negocio armonizados. Los miembros de la Bridget Alliance también pueden acceder a los servicios de los clientes de la DCP para gestionar nuevos modelos de negocio B2B2C. La solución reduce significativamente las barreras al despliegue para este tipo de empresas, manteniendo bajo el coste total de propiedad maximizando la calidad del servicio.

Hoy día, la oferta de comunicaciones móviles está basada en un consolidado modelo de suscripción de venta al por menor, en el que la experiencia de usuario de adquirir servicios de comunicaciones y aplicaciones van por separado. Con el Internet de las Cosas, la oferta de comunicaciones móviles se basa en un modelo en el que los dispositivos, las comunicaciones y los servicios se ofrecen empaquetados por una empresa o un fabricante de dispositivos.

Matt Hatton, de Machina Research, explica: “Los ingresos de los operadores móviles en Asia-Pacífico se dispararían desde los 3.000 millones de dólares en 2015 hasta los 9.200 millones de dólares en el año 2020 suponiendo el 40% de los ingresos globales”.