KPN ha probado con éxito la nueva tecnología de Internet de Cosas (IoT) LTE-M (Machine Type Communication, también conocida como LTE Cat-M1). Se trata del primer ensayo europeo de un sistema que se puede desplegar en la red 4G existente.   

KPN anuncia el primer ensayo europeo de IoT LTE-M
KPN anuncia el primer ensayo europeo de IoT LTE-M

La tecnología LTE-M es complementaria a la recientemente introducida red LoRa de KPN, así como a los casos de uso de máquinas a máquinas (M2M) existentes en 4G. El operador realizó la prueba junto con el proveedor de redes Ericsson y el suministrador de chipsets Qualcomm Technologies.

Así, mientras que LoRa se centra en casos de uso IoT con una duración de la batería de hasta 15 años y una velocidad máxima de datos de 50 Kbps, LTE-M soporta velocidades de datos de hasta 1 Mbps y una duración de la batería de varios años. Basándose en estas características, LTE-M puede posicionarse entre LoRa (principalmente aplicaciones basadas en sensores) y 4G M2M existente (como el infotainment en automóviles). Los casos típicos de uso de LTE-M son terminales de pago, contadores de electricidad y gestión de flotas.

LTE-M es considerado por KPN como una alternativa a prueba de futuro para casos de uso de M2M basados ??en 2G y 3G. Hasta ahora el precio de un módulo 4G M2M era significativamente mayor que el de un módulo M2M 2G o 3G. La introducción de LTE-M cambiará esto. La tecnología LTE-M fue estandarizada a principios de este año en la versión 13 del estándar 3GPP.

KPN espera que los módulos LTE-M estén disponibles a mayor escala en el 2017. A finales del próximo año, la red KPN también soportará LTE-M. Además de los servicios M2M existentes a través de 2G y 3G, la operadora ofrece con LoRa, LTE-M y 4G M2M una completa y futura cartera de conectividad IoT.