Con un millón de dispositivos conectados cada hora y la extraordinaria explosión de datos que ello conlleva, sumado al poder de la IoT, la movilidad, el cloud computing, la inteligencia artificial y el machine learning, ha llegado el momento de redefinir las redes. No en vano, a la red le pedimos mucho, tal y como señala Carlos Infante,responsable de Enterprise Networks para Cisco España, como hacer frente a la disrupción digital, que sea menos compleja y, a la par, mucho más segura. Sin embargo, a día de hoy, la red tiene falta de conocimiento de TI y de negocio, las operaciones que se realizan con ella son lentas y propensas a errores –pues en muchos casos son manuales- y el panorama de amenazas de seguridad al que tiene que hacer frente sigue creciendo.

Ante este hecho, y con la intención de convertir a la red en el core fundamental para los negocios, Cisco aboga por la creación de una nueva red intuitiva, con cerebro, que sea capaz de aprender, de adaptarse y de protegerse. Para ello, acaba de anunciar un Fabric de red campus que se adapta automáticamente (Software Defined Access o SD-Access) que permite gestionar tanto la red cableada como la inalámbrica, se amolda a los cambios de forma automática (en base a políticas) y ofrece un mantenimiento proactivo sustentando en machine learning.

Cisco entra en la nueva era del networking con una red intuitiva y con cerebro
Cisco entra en la nueva era del networking con una red intuitiva y con cerebro

Asimismo, complementa este lanzamiento con la presentación de las tecnologías Encrypted Traffic Analytics (que visualiza y actúa sobre todas las amenazas); y Network Data Platform and Assurance (predice los problemas antes de que sucedan),  junto con el nuevo portfolio de switches Catalyst 9000 que se caracteriza por un sistema operativo abierto, programable y modular (IOS-XE), ASIC programables y alto rendimiento con licenciamiento de software basado en suscripción. Y todo ello gestionado a través de una plataforma o consola denominada DNA (Digital Network Architecture) Center y apoyada por servicios DNA a través de partners.  

Con estos avances puestos en el mercado –la mayoría en el mes de julio, salvo la tecnología Network Data Platform que estará disponible en el cuarto trimestre de 2017- la compañía defiende el valor de su propuesta haciendo hincapié en la posibilidad de automatización y seguridad de principio a fin que ofrece, “las mejores soluciones basadas en una arquitectura integrada y con inteligencia”, en palabras del Carlos Infante, “servicios y soporte globales, contrastados y premiados; y el mayor ecosistema de partners y desarrolladores”, concluye.