Nuevas directrices de la ITU para desarrollar planes nacionales de telecomunicaciones de emergencia.
Nuevas directrices de la ITU para desarrollar planes nacionales de telecomunicaciones de emergencia.

Para ayudar a los países a gestionar mejor las actividades de respuesta a desastres en un momento en que la frecuencia, la intensidad y el impacto humano y económico de los mismos está aumentando en todo el mundo, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) lanza nuevas directrices para el desarrollo y la implementación de Planes Nacionales de Telecomunicaciones de Emergencia.

Estas pautas ayudarán a las autoridades nacionales a garantizar el uso continuo de las redes y servicios de telecomunicaciones antes, durante y después de un desastre

"La excepcional crisis de COVID-19 que estamos atravesando en este momento muestra cuán vitales son las redes y servicios de tecnología de la información y la comunicación, tanto para responder a la pandemia actual como para abordar la gestión de desastres", dice el Secretario General de la UIT, Houlin Zhao. "Ahora más que nunca, la implementación de planes nacionales integrales de telecomunicaciones de emergencia puede garantizar que haya un intercambio efectivo y oportuno de información en todos los niveles de gobierno, dentro de las comunidades afectadas y entre las agencias humanitarias para priorizar los esfuerzos de respuesta y salvar vidas".

Un plan nacional de telecomunicaciones de emergencia establece una estrategia para permitir y garantizar la disponibilidad de comunicación durante las fases de mitigación, preparación, respuesta y recuperaciónde desastres, mediante la promoción de la coordinación y la participación en todos los niveles de gobierno, agencias humanitarias, proveedores de servicios y comunidades en riesgo.

Las Directrices también destacan las principales áreas de riesgo durante una catástrofe, aportan justificación para la financiación de equipos y personal vitales en una emergencia y abogan por la necesidad de recursos y procedimientos diarios que mantengan a las autoridades nacionales preparadas, especialmente en relación con el mantenimiento de las comunicaciones.

"Cuando ocurre un desastre, no hay tiempo para pensar qué hacer y cómo organizar la respuesta. Es crucial que todos los interesados estén preparados de antemano y listos para tomar medidas", asegura Doreen Bogdan-Martin, directora de la Oficina de Desarrollo de Telecomunicaciones de la UIT. "Los ejercicios simulados ayudan a garantizar una respuesta de emergencia sin problemas entre los involucrados en la gestión de desastres y comunicaciones".

Con la preparación para emergencias en mente, la UIT y el Global Emergency Telecommunications Cluster (ETC), una red global de organizaciones que trabajan juntas para proporcionar servicios de comunicaciones compartidas en emergencias humanitarias, se han unido para desarrollar una Guía de simulación de emergencia que ofrece herramientas para probar y refinar los planes nacionales de telecomunicaciones de emergencia utilizando escenarios simulados.

“Con la creciente frecuencia y complejidad de los desastres, es vital probar, identificar y cerrar cualquier brecha en la preparación nacional. Los escenarios en esta guía de simulación facilitarán que todas las partes interesadas lo hagan con anticipación ", dice Enrica Porcari, presidenta del ETC, directora de información y directora de la División de Tecnología del Programa Mundial de Alimentos de la ONU.