En 2025 habrá 200 millones de coches con conectividad integrada.
En 2025 habrá 200 millones de coches con conectividad integrada.

En 2025 habrá 200 millones de coches con conectividad integrada en todo el mundo, frente a los 110 millones en 2020. Uno de los principales beneficiarios de este crecimiento serán los operadores móviles. La incorporación de eSIM (SIM integrada) en el vehículo permitirá a las telco aprovechar su infraestructura de red existente para reclamar 3.000 millones de dólares de ingresos por servicios adicionales para 2025, actuando como un proveedor de conectividad M2M (máquina a máquina).

eSIM

El nuevo estudio de Juniper Research, Operator Connected Car Strategies: Future Opportunities & Market Forecasts 2020-2025, predice que las eSIM actuarán como catalizador para futuras implementaciones de servicios de operador en el ámbito del automóvil conectado. Factores de forma más pequeños y la mayor durabilidad física de los módulos eSIM atraerán a los OEM del negocio de la automoción hacia el nuevo estándar frente a las SIM tradicionales existentes.

Las eSIMactuarán como catalizador para futuras implementaciones de servicios de operador en el ámbito del automóvil conectado

La investigación insta a los operadores a aprovechar los acuerdos mayoristas con los fabricantes de automóviles para crear flujos de ingresos constantes en el mercado del coche conectado. Sin embargo, las telco deben garantizar la prestación de servicios gestionados, ya sea directamente o mediante asociaciones con plataformas de IoT establecidas, para atraer a sus redes a estas compañías.

Las telco deberán garantizar la prestación de servicios gestionados y de alto valor

Respecto a esta tendencia, el coautor de la investigación, Sam Barker, comenta: "A medida que aumente la adopción de SIM integradas, el éxito de los operadores en el mercado estará determinado por las plataformas que puedan ofrecer servicios de valor agregado más completos a los fabricantes de automóviles".

eSIM, catalizador para futuras implementaciones de servicios de operador en el coche conectado.
eSIM, catalizador para futuras implementaciones de servicios de operador en el coche conectado.

Vehículos 5G

La investigación predice que habrá 30 millones de vehículos en todo el mundo con conectividad 5G integrada para 2025. A medida que esta tecnología sea más frecuente en los vehículos, se anticipa que el 25% de los datos móviles generados por los vehículos serán atribuibles a los automóviles con capacidad 5G, a pesar de representar solo el 14% de la base instalada. Los operadores deberán cobrar una prima por las conexiones automotrices 5G, a fin de tener en cuenta el tráfico de red adicional generado.