Los españoles pasan el 45% de la semana conectados a Internet, es decir, 74 horas, ni una más ni una menos que antes de la pandemia. Sin embargo, al estar más en casa, el tiempo de conexión con el móvil se ha reducido un 13%, pasando de las 31 a las 27 horas semanales, según el informe . Eso sí, sigue siendo el número uno dentro del amplio abanico de dispositivos, al ser utilizado a diario por el 95% de los usuarios.

Uso de dispositivos por los españoles.
Uso de dispositivos por los españoles. Digital Consumer Survey. Oct-nov 2020. Nielsen y Dynata.

Y es que los españoles han acelerado la tendencia del “cocooning”, haciendo de su hogar su fortaleza. Y en ese espacio doméstico ha ido perfilando cambios en su estilo de vida digital, de tal manera que empiezan a cobrar fuerza el uso de la smart TV y de los altavoces inteligentes, a los que se les dedica una media de 14 horas semanales.

Por otra parte, ese mayor tiempo en casa se traduce en mayor consumo de contenidos de vídeo, de tal modo que el 74% de encuestados dedican ya un promedio de 28 horas semanales a visionar principalmente películas y series a través de las distintas plataformas de streaming por suscripción, sobre todo a partir de las diez de la noche.

Peli y móvil al mismo tiempo

Uno de los fenómenos que suceden en casa cuando nos conectamos a Internet es el de la doble pantalla. Y es que un 89% de españoles ve la televisión y está en la red al mismo tiempo, sobre todo con el móvil en la mano. Y de esos, seis de cada diez, mientras ven la serie que les tiene enganchados o una película, aprovechan para revisar sus perfiles en redes sociales y enviar mensajes o chatear.

Tiempo dedicado a actividades online.
Tiempo dedicado a actividades online. Digital Consumer Survey oct-nov 2020. Nielsen y Dynata.

Asimismo, las redes sociales y la mensajería online ocupan buena parte del tiempo de conexión de los españoles, concretamente 12 y 11 horas a la semana, respectivamente.

Casi un día entero semanal que destinamos a nuestra vida social online

En este mundo virtual paralelo, la red más protagonista es Instagram, a las que los españoles dedican una media de 3,6 horas semanales, si bien entre las mujeres de 16 a 20 años ese tiempo se duplica y supera las 7 horas.

Facebook y Twitter, con 3 y 2,5 horas semanales, respectivamente, se mantienen en lo alto, aunque las nuevas generaciones empiezan a derivar su interés hacia otras redes como Tik Tok, con un consumo semanal de más de dos horas, especialmente concentrado en los menores de 30 años.

El poder de los influencers

Y en cuanto al contenido, una cuarta parte del tiempo que pasamos en redes sociales lo hacemos en compañía de influencers, es decir, 3 horas de las 12 que dedicamos en total a la semana. Eso sí, dependiendo de si es hombre o mujer, los influencers que escuchamos y vemos difieren notablemente. SI es mujer, un 71% opta por moda y un 61%, por belleza y cuidado personal. Si es hombre, un 57% por música y un 46%, por deportes.

De este modo, los influencers empiezan a calar en nuestro lado consumidor, en tanto ya prácticamente la mitad afirma que impactan en sus percepciones sobre marcas o productos. Son, por tanto, ya parte de esa ruta de compra online, que incluye buscadores, webs y publicidad digital, conformando un universo digital de descubrimiento de marcas, productos y servicios para un 57%, frente al 43% que lo hace de manera más “analógica”, es decir, publicidad convencional en televisión o las recomendaciones de terceros.

Según Maira Barcellos, responsable de Nielsen Media para España y Portugal, “el 82% de los españoles afirma que ahora la tecnología forma parte todavía más de sus vidas que antes. Y en ello tiene mucho que ver no solo el mayor tiempo en casa por la crisis sanitaria, sino que, a raíz de ella, hemos incorporado elementos básicos que antes solo tenían su correspondencia en nuestra vida física y que ahora llevamos a nuestra vida digital, como la compra de alimentos, la salud y la medicina o el deporte”.