Como informa Reuters, los dos gigantes de las redes sociales, Facebook y Twitter, se aprestaron a cerrar temporalmente las cuentas del inefable Donald Trump tras originarse la irrupción de bandas de seguidores descontrolados en el Capitolio de Washington, que intentaban impedir la ratificación del nombramiento del presidente electo, Joe Biden. Unos tumultos que han dejado como saldo cuatro muertes, 56 detenciones y 14 policías heridos.

Twitter eliminó tres tuits de Trump, que lleva tres meses denunciando un infundado ‘fraude electoral’. En uno de sus posts señalaba que el asalto al Capitolio era “una respuesta natural” y acusó al vicepresidente Mike Pence de “falta de coraje” por no defender su punto de vista. El bloqueo también afectó a un vídeo de Trump con declaraciones contrarias a los resultados de las pasadas elecciones. Un vídeo que habría ayudado a instigar la actuación irracional de los fanáticos.

El mismo vídeo también fue eliminado por Facebook y Youtube (propiedad de Google). La red social de Mark Zuckerberg bloqueó la página de Trump para evitar que publicara contenido alguno durante 24 horas.