El pequeño municipio de Iznájar se ubica justo en la Subbética Cordobesa, en pleno corazón de Andalucía, y cuenta con poco más de 4.000 habitantes. Sus calles típicas andaluzas ofrecen la tranquilidad y el sosiego del medio rural, sin embargo, su conectividad nada tiene que envidiar a grandes núcleos urbanos. Hace más de 15 años, la localidad inició una modernización de sus infraestructuras y comenzó un programa de educación tecnológica de todos sus vecinos que le ha permitido actualizarse hasta lograr una conexión por cable y Wi-Fi mediante fibra óptica de 100 Mb acompañada de espacios abiertos con acceso gratuito a Internet.

De esta forma, el pueblo cordobés se posiciona como un municipio tecnológicamente vivo muy lejos del aislamiento que sufren otras poblaciones rurales en este aspecto. De hecho, tanto la Agenda Digital para Europa como la tenían como objetivo ofrecer una cobertura, antes del 1 de enero de 2020, que permita un acceso a una velocidad como mínimo de 30 Mbps al menos al 90% de los habitantes de pueblos y localidades de menos de 5.000 habitantes.

Para este entramado digital se ha realizado una inversión entorno a los 50.000€

Este entramado digital, que ha supuesto una inversión entorno a los 50.000€, ha permitido que, durante la pandemia, muchos autónomos estableciesen allí su puesto de trabajo y su lugar de residencia. Si bien esta población situada en el corazón de Andalucía ya había conquistado previamente a un amplio grupo de extranjeros (ingleses, americanos, japoneses, etc.), muchos de ellos en activo, y que necesitan una buena conectividad ya sea para desarrollar sus actividades profesionales como para mantener una buena comunicación con sus allegados y familiares.

Iznájar se actualiza digitalmente.
Iznájar se actualiza digitalmente.

Antes de romper la brecha digital que existía en el municipio, lo primero era comenzar una modernización digital del mismo. Por ello, hace más de una década se abrió un centro Guadalinfo encargado de realizar cursos, actividades, charlas, etc. dirigidas a todos los colectivos tanto mujeres como niños, adolescentes y jubilados, empresarios y autónomos para ayudarles en todo lo referente al mundo online. Su grado de aceptación ha sido tal que a día de hoy se calcula que más del 90% de los iznajeños han acudido a este centro ya sea para participar en alguno de sus programas, aprender a realizar una gestión electrónica, manejar las redes sociales o tener, en los últimos años, hasta conocimientos de robótica.

Gracias a este acercamiento tecnológico, Iznájar también ha experimentado un aumento de su actividad profesional tanto con la creación de nuevas empresas como el inicio de la actividad de nuevos autónomos. Según datos ofrecidos por el propio centro Guadalinfo del municipio, el 60% de los asistentes a su programa de actividades son autónomos y empresarios.

La localidad decidió ir un paso más allá y, posteriormente nacieron en el municipio cuatro telecentros o puntos de acceso a Internet ubicados en algunas de las aldeas que configuran el pueblo. Su actividad aún continúa e incluso el año pasado se procedió a la apertura de un nuevo Centro de Innovación Digital gracias a un convenio con la Diputación de Córdoba dentro del proyecto “Aldeas Digitales”.

La pandemia tampoco pudo frenar el avance de las infraestructuras digitales y 2020 supuso la llegada a Iznájar de la señal de Wi-Fi en distintos espacios públicos abiertos que cuentan con una placa informativa para que puedan reconocerse fácilmente. De esta forma, la conectividad ya no solo está dirigida a los habitantes del pueblo, sino que también se enfoca a los turistas que deciden pasear por las calles y disfrutar de sus lugares más emblemáticos.

Este programa ofrecido por la Unión Europea se encarga de dotar a los ayuntamientos de los dispositivos electrónicos necesarios para ofrecer este servicio, a través de un bono de 15.0000 euros. Por su parte, el consistorio se compromete a cubrir los gastos de mantenimiento y conectividad durante un periodo mínimo de tres años.

Finalmente, desde el ayuntamiento iznajeño se impulsó un proyecto de colaboración público-privado con una empresa local-comarcal para desplegar la banda ancha por toda la comarca, a pesar de los inconvenientes a causa de la complicada orografía del terreno. De esta forma, se garantiza la conectividad total de todos sus habitantes, tanto de las 19 aldeas/diseminados que forman parte del municipio como del centro de Iznájar, con independencia de la zona en la que vivan o su nivel de renta y supone un añadido a la hora de destacar turísticamente.

“En Iznájar hemos ido trabajando poco a poco, adaptándonos nosotros a las nuevas tecnologías al mismo tiempo que establecíamos y desarrollábamos las infraestructuras necesarias para crear una red digital estable y a la altura de los grandes núcleos de población. Seguiremos trabajando para mantenernos actualizados y que todos, tanto los iznajeños como los turistas que se acerquen a descubrir nuestro municipio, puedan disfrutar de este servicio tan necesario en la actualidad”, destaca Lope Ruiz, alcalde de Iznájar.

Iznajar seguirá trabajando por adaptar las nuevas tecnologías y todo lo referente a Internet y el mundo online a sus vecinos para que encuentren esta localidad cordobesa como una de las más adelantadas en este tipo de servicios y sirva no sólo para no perder población sino para llamar la atención a nuevos trabajadores que quieran asentarse en ella.