Orange ha colaborado con la Consejería de Educación de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia para dotar de conectividad a los alumnos más desfavorecidos, garantizando el acceso a la educación online a 4.300 estudiantes murcianos.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, el 97% de los hogares españoles con niños tiene acceso a Internet. Sin embargo, si nos fijamos en el tramo de ingresos más bajos (900 euros mensuales netos o menos), prácticamente el 10% de los hogares con niños carece de acceso a Internet, lo que representa que cerca de 100.000 familias no pueden conectarse a la red.

A la vista de estos datos y la necesidad de habilitar espacios formativos en remoto para reducir el impacto de la Covid, el gobierno de la Región de Murcia, a través de su Consejería de Educación lanzó un programa de subvenciones para centros educativos a través del que Orange proporciona conectividad a los alumnos más desfavorecidos con el objetivo de reducir la brecha digital. 

Orange conecta a más de 4.000 estudiantes murcianos en riesgo de exclusión.
Orange conecta a más de 4.000 estudiantes murcianos en riesgo de exclusión.

De esta forma, los alumnos murcianos podrán disponer de conexión a Internet en sus domicilios mediante la red de móvil de Orange con hasta 60GB de datos mensuales, lo que les dotará del ancho de banda suficiente para conectarse a las aplicaciones docentes. Además, desde la operadora, conscientes de la preocupación que hoy en día existe sobre el uso de la tecnología, se está trabajando, a través de la Fundación Orange, en el desarrollo de una serie de cursos dirigidos a profesores y alumnos con el objetivo de formarles para un uso responsable de las tecnologías.

Íñigo Polo, director de Administraciones Públicas y Servicios Digitales de Orange España, ha destacado que “Murcia está demostrando un gran esfuerzo en la digitalización de sus centros educativos para garantizar la implantación del Sistema de Enseñanza Digital. Por eso, desde Orange impulsamos proyectos como este, con el objetivo de colaborar en la reducción de las desigualdades en materia tecnológica y de acceso a la educación de las familias desfavorecidas; un reto en el que llevamos trabajando desde hace años, reafirmándonos de esta manera como un importante aliado de las administraciones públicas regionales para acelerar la digitalización de la educación de sus menores”. 

Con este proyecto, la operadora refuerza su compromiso con el sector de la educación en el que ya ha participado en iniciativas de digitalización como Escuelas Conectadas en Galicia, Asturias, Castilla y León, Madrid y Cantabria, así como de reducción de la brecha digital entre estudiantes como los desarrollados en la Comunidad Valenciana, Cataluña o Madrid, así como los impulsados por el Gobierno de España a través de Red.es en Galicia, Asturias, Aragón, Baleares, Ceuta y Melilla, Extremadura, Canarias y Castilla La Mancha.