Las tecnologías inalámbricas están en constante evolución y aunque Wi-Fi6 es la más reciente aportación en el mercado, ya se está trabajando en la versión 7. El avance ha sido tal, que estas comunicaciones nos permiten movernos en entornos multigigabit y proporcionar una conectividad similar al cable. Y es que, ya no se trata de dar más velocidad, sino de aportar más capacidad. No en vano, los principales consumidores de estos accesos no son personas, sino máquinas. El número de dispositivos que se conectan a las redes es enorme y hay que atenderlos.

A todo ello se suma el despertar del teletrabajo y el futuro asentamiento de un modelo laboral híbrido que implicará la puesta en marcha de estrategias y planes de movilidad y, en consecuencia, de seguridad independientemente del tipo de conexión empleado.

Precisamente la seguridad es uno de los desafíos más importantes con los que tiene que lidiar la Wi-Fi. No es el único, también está su coexistencia y compatibilidad con la nueva generación de redes celulares 5G. Todo ello para avanzar hacia un SmartWi-Fi en el que la analítica y los servicios de valor añadido tendrán un papel relevante.

Estos han sido algunos de los asuntos tratados en el desayuno virtual de trabajo organizado por en colaboración con . En el encuentro han participado representantes de , , , la y .

Próximamente publicaremos las principales conclusiones del evento.