El grupo tecnológico internacional Giesecke+Devrient (G+D) ha logrado un y un beneficio neto excepcional en su ejercicio fiscal de 2021, con ventas prácticamente iguales a las obtenidas antes de la pandemia. Así, las ventas del grupo han aumentado un 3% hasta alcanzar los 2.380 millones de euros y el beneficio antes de intereses e impuestos (EBIT) creció un 27% hasta 166 millones de euros, el mejor resultado en la historia de la compañía hasta la fecha. Por su parte, el beneficio neto se duplicó, pasando de 43 millones de euros en 2020 a 85 millones de euros en el último ejercicio.

En términos de desarrollo de negocio, el ejercicio 2021 también ha sido uno de los más exitosos en la historia de la firma. El año pasado, que a 31 de diciembre sumaba 11.800 empleados, hizo un gran progreso en el desarrollo de su cartera de soluciones, particularmente en la expansión de productos y soluciones digitales para los clientes. Como ejemplo, G+D cuenta con proyectos en torno al concepto de monedas digitales de bancos centrales (CBDC), clave en el ecosistema de pagos a futuro, con su introducción en varios países, incluyendo Ghana, en África Occidental. Además, el grupo está ampliando su gama de soluciones de conectividad para Internet de las Cosas y brindando a sus clientes nuevas soluciones de ciberseguridad y seguridad en la nube.

Cabe destacar así mismo el incremento significativo de las inversiones en investigación y desarrollo (I+D. En conjunto, invirtió en 2021 una cifra de118 millones de euros en el desarrollo de tecnologías innovadoras, un 10% más en comparación con el ejercicio anterior. Estas actividades de I+D se centran en sus cuatro áreas de negocio fundamentales: pagos (procesos de pago físicos, electrónicos y digitales seguros), conectividad (conexiones seguras para dispositivos móviles en el Internet de las Cosas), identidades (protección de la identidad y autenticación de personas y cosas) e infraestructuras digitales (protección de sistemas, redes y datos confidenciales).

Ralf Wintergerst, presidente del Consejo de Administración y CEO del grupo Giesecke+Devrient.
Ralf Wintergerst, presidente del Consejo de Administración y CEO del grupo Giesecke+Devrient.

Junto a las innovaciones de desarrollo propio, G+D también se basa en la inversión y la adquisición de empresas con el objetivo de expandir su oferta para los clientes en áreas de negocio con perspectivas a futuro. En el último ejercicio fiscal, compró Pod Group, especialista en soluciones escalables de conectividad para el Internet de las Cosas con sede en el Reino Unido, y también invirtió en las startups FNA y stashcat.

Para el año fiscal 2022, G+D prevé que las ventas se mantengan en el alto nivel del año anterior, a pesar de la probable influencia significativa de factores externos tales como la pandemia de la Covid todavía en curso, las restricciones de viaje que se mantienen vigentes, los problemas en la cadena de suministro global y la escasez de chips. Asimismo, G+D sigue la guerra en Ucrania con gran preocupación y tristeza.

Según Ralf Wintergerst, presidente del Consejo de Administración y CEO del grupo Giesecke+Devrient (en la foto), “el año pasado demostramos la solidez de nuestra oferta para los clientes y logramos un sólido rendimiento en el conjunto del grupo G+D, nuestras cifras refrendan el camino elegido y confirman la buena posición de G+D para el futuro en los ámbitos clave de pagos, conectividad, identidades e infraestructuras digitales”. “Especialmente en estos tiempos desafiantes”, -añade Wintergerst, “queremos contribuir a la seguridad de las sociedades en todo el mundo a través de nuestros productos y soluciones en sectores estratégicos”.