Sarenet acaba de anunciar el lanzamiento de un nuevo servicio orientado a monitorizar la calidad del aire utilizando sensores que miden el nivel de CO2 en espacios cerrados. Los datos recogidos por los sensores de los niveles de dióxido de carbono y temperatura se encuentran directamente relacionarlos con la calidad del aire que se respira en el local, su grado de ventilación y renovación del aire y también con la concentración de aerosoles. Esta concentración resulta importante mantenerla baja para evitar la propagación de virus como el de Covid-19.

Además, los sensores supervisan la concentración de CO2 y contribuyen de manera decisiva a conseguir una regulación más efectiva de la ventilación que se ajusta a la demanda y que resulta energéticamente más rentable. Genera, pues, un consumo más eficiente que puede suponer un importante ahorro de costes.

Sarenet presenta un servicio de control de emisiones de CO2.
Sarenet presenta un servicio de control de emisiones de CO2.

Sarenet ha percibido en los últimos tiempos un notable incremento en la demanda de este tipo de soluciones, especialmente por parte de ayuntamientos (para gestionar el control en polideportivos, parkings, salas de plenos...) y de centros educativos (aulas, comedores, salones de actos…) En este sentido, tanto la Comisión de Salud del Parlamento Vasco como el Departamento de Educación han instado a los centros educativos a la puesta en marcha de medidores de dióxido de carbono en espacios cerrados para comprobar la calidad del aire en sus espacios.

Ayuntamientos y centros educativos, entre las entidades más interesadas en disponer de estas tecnologías

Para satisfacer esta demanda, la operadora ofrece la instalación de este tipo de sensores que alerta sobre el índice de concentración de CO2 y que obliga a ventilar las zonas cuando llegan a los 1.000 ppm, permitiendo así una mayor garantía de la calidad del aire.

Se trata de una solución llave en mano que contempla equipamiento, conectividad, alojamiento y software

Los datos de los sensores son almacenados en una plataforma cloud, accesible desde una zona segura por Internet y está dotada de las herramientas necesarias para la gestión, monitorización, establecimiento de alertas, etc. que ofrece este servicio. Asimismo, contempla todos los elementos necesarios para una solución llave en mano: equipamiento (sensores), conectividad para que los datos viajen de manera segura hasta la plataforma, el alojamiento de los datos, así como el software necesario para su utilización.