El Grupo Sabio acaba de adquirir , empresa puntera especializada en la salud mental en el lugar de trabajo. Con esta operación, además de aumentar su propiedad intelectual, la compañía busca mejorar el bienestar de los empleados de los contact centres.

People Matter se centra en ayudar a las organizaciones a evaluar e incrementar la salud mental en el lugar de trabajo; para ello, detecta las señales de alerta y da su apoyo a las empresas para que aborden las cuestiones problemáticas con rapidez. Para lograr sus objetivos, la consultora analiza datos subjetivos recopilados mediante una app que aportan detalles sobre cómo se sienten los empleados en su puesto de trabajo y, además, reúne información digital del entorno laboral.

Al combinar el análisis de ambos conjuntos de datos, las organizaciones obtienen un panorama completo del estado de la salud mental de los trabajadores. Así, pueden identificar los signos de alarma inmediatamente y reducir los índices de abandono, desgaste, absentismo y presentismo.

Grupo Sabio compra People Matter, consultoría especializada en salud mental en el entorno laboral.
Grupo Sabio compra People Matter, consultoría especializada en salud mental en el entorno laboral. Grupo Sabio.

Tom Mullen, jefe de producto del Grupo Sabio, afirma: “People Matter es una incorporación estelar para el Grupo y supone una continuación de nuestra estrategia de adquirir empresas con una propiedad intelectual de primera y una gran trayectoria en la industria. La organización aumenta su capacidad técnica y amplía su plantilla con especialistas en áreas clave: la propuesta de bienestar del Grupo Sabio, que ya era sólida, sale reforzada tras esta operación. Creemos que se trata de un aspecto vital para nuestros clientes”. Y continúa: “El mercado de los contact centres nos está enviando señales inequívocas de que, con unos niveles de abandono tan preocupantes en Europa, fomentar el bienestar y cuidar la salud mental de los empleados es más importante que nunca. Esta compra, además de complementar las actividades que hemos llevado a cabo últimamente en este ámbito, mejora nuestra posición como valedores del bienestar y la salud mental de los agentes de los contact centres”.

Tom añade: “Llevamos meses colaborando estrechamente con People Matter dentro del marco de nuestros proyectos estratégicos, por lo que conocemos muy bien los puntos fuertes de la empresa y su capacidad tecnológica. Las sinergias entre ambas organizaciones son claras. Creemos que esta unión va más allá de una compra interesante: en nuestra opinión, consolida nuestro compromiso con la industria de los contact centres para que todo vaya sobre ruedas. Y lo hace poniendo el foco en el activo más importante: la gente”.

Por otro lado, Amy King, cofundadora de People Matter, sostiene: “Para nosotros, es todo un honor formar parte de una organización ambiciosa y que crece tan rápido como Sabio. Dado que las empresas se están centrando en la transformación digital y buscan mejorar la eficiencia y las interacciones con la clientela a través de la IA y las tecnologías automatizadas, las funciones del agente del contact centre tal y como las conocíamos han cambiado. Ahora, estos empleados tramitan customer journeys más complejos, urgentes y con mayor carga emocional, lo que aumenta la presión en el plano laboral. A su vez, esta coyuntura provoca casos de desgaste, absentismo y presentismo que, como consecuencia, derivan en una elevada tasa de abandono. People Matter ha sido siempre una empresa con objetivos claros. Con la incorporación de nuestra tecnología y experiencia en el Grupo Sabio, podremos ayudar a los jefes de los contact centres y a los empleados a entender mejor las cuestiones relacionadas con el bienestar, las emociones y el estrés. Además, tendremos la oportunidad de plantar cara al problema del abandono”.

La adquisición de People Matter es la última operación de Sabio en el ámbito del bienestar y la salud mental en los contact centres. El año pasado lanzó la campaña de Human Services, cuyo objetivo era dar apoyo a los agentes de atención al cliente en su proceso de adaptación a una coyuntura en la que las conversaciones son más largas y exigentes.