DE-CIX desveló en el marco de su edición en Norteamérica de su Interconnection Summit 2020 que va a duplicar su presencia en la región con la apertura de dos nuevos puntos de interconexión. El primero ya está operativo en Chicago y el segundo, que entrará en funcionamiento muy pronto, en Richmond, Virginia. Estos nuevos enclaves están interconectados con las plataformas ya existentes de DE-CIX Norteamérica en Nueva York y Dallas. De esta forma, la compañía está desarrollando e

DE-CIX Chicago está ya en funcionamiento en 12 localizaciones de la zona metropolitana de la ciudad. La red neutral de interconexión de centros de datos de esta localización comienza a operar con más de 10 redes conectadas el primer día. Así,  ofrece servicio a la región del medio oeste o Midwest. La conectividad a través de Chicago alcanza las costas este, oeste y sur de Estados Unidos con conexión directa a Canadá, posicionando firmemente este mercado como un punto central de interconexión en Norteamérica. Hasta hoy, Chicago es el único núcleo de comunicaciones sin un segundo punto de interconexión. Al igual que en Dallas antes del lanzamiento de DE-CIX Dallas en 2016, la compañía tiene la intención de crear un segundo gran punto de interconexión para el mercado de Chicago, ofreciendo a esta zona más opciones y una mejor calidad de interconexión y servicios.

DE-CIX incrementa su conectividad en Norteamérica.
DE-CIX incrementa su conectividad en Norteamérica.

En el caso de Richmond, se trata de una ampliación del punto ya existente, denominado Richmond Virginia (RVA-IX). RVA-IX se lanzó en 2016 como una entidad sin ánimo de lucro por: SummitIG, Richweb,  VA Skywire, Pixel Factory y el Banco de Virginia. RVA-IX tiene puntos de acceso en toda la zona de Richmond con el centro de datos Pixel Factory, EdgeConneX, y QTS Datacenters.. A través de la adquisición de activos de RVA-IX, DE-CIX se convertirá en el operador de estos puntos y ampliará sus capacidades de interconexión beneficiando al mercado local y regional. La integración en el ecosistema de interconexión de DE-CIX significa que las redes conectadas en Richmond tendrán acceso a más servicios, podrán llegar a otras ubicaciones de DE-CIX y podrán ofrecer una mayor redundancia y flexibilidad.

Al duplicar su presencia en Norteamérica, los cuatro puntos están listos para dar servicios en la región del Noreste (DE-CIX Nueva York), Suroeste (DE-CIX Dallas), Medio Oeste (DE-CIX Chicago) y el Atlántico Medio (que será DE-CIX Richmond). DE-CIX Chicago, DE-CIX Nueva York y DE-CIX Dallas están interconectados entre sí a través de una red privada, que ofrece una ruta de baja latencia totalmente redundante y optimizada entre cada región. En un futuro, este ecosistema se extenderá para interconectarse también con DE-CIX Richmond cuando esté operativo. Los clientes tendrán  acceso a los servicios de peering y conectividad en la nube disponibles a través de la plataforma DirectCLOUD de DE-CIX, además de poder acceder al ecosistema de interconexión neutral más grande del mundo a través de la solución GlobePEER Remote, que conecta más de 2100 redes en total.