Ericsson acaba de publicar su Informe de Sostenibilidad y Responsabilidad Corporativa 2019 donde, entre otras medidas, anuncia su compromiso de convertirse en una compañía neutral en las emisiones de CO2 de sus operaciones propias para 2030. Estas operaciones incluyen los vehículos de empresa y el uso de energía en sus instalaciones.

La compañía cree que el acceso a la comunicación es una necesidad humana básica y que la tecnología desarrollada y desplegada responsablemente puede mejorar la vida de las personas y ayudar a la protección del medioambiente. Para ello ya ha establecido una serie de objetivos con cifras y acciones específicas que ayudan a mejorar las condiciones sociales y ambientales:

Ericsson será neutral en sus emisiones de CO2 en 2030.
Ericsson será neutral en sus emisiones de CO2 en 2030.

-Reducir en un 35% las emisiones de CO2 de las actividades propias de Ericsson para 2022. Ya se ha alcanzado el 24%.

- Alcanzar un 35% de ahorro energético para 2022 en los sistemas de radio de Ericsson en comparación con la cartera actual. Ya se ha alcanzado el 32%.

- Lograr para 2022 una cartera de productos de 5G diez veces más eficiente desde el punto de vista energético que la de 4G (mismos datos transferidos). Hoy en día nuestros productos 5G son ya 5,5 veces más eficientes energéticamente que los 4G.

Estos objetivos establecidos para el futuro más inmediato refuerzan la estrategia de la compañía en materia de sostenibilidad.