DE-CIX acaba de publicar sus resultados anuales de 2021 en el que anunciaba la buena marcha del negocio en España y en el sur de Europa en general, ¿a qué se ha debido este ascenso?

En general, el sur de Europa y, en concreto, España, son puntos geoestratégicos muy importantes en los que estamos apostando por aumentar nuestra actividad. Cada vez se están desplegando más infraestructuras clave, como el cable submarino operado por EllaLink, que crea una nueva vía desde la Península Ibérica hasta Sudamérica. Por supuesto, el crecimiento de los centros de datos en nuestro país con la reciente apertura del de Google Cloud y los próximos ya anunciados para Microsoft y Amazon está haciendo que esta región crezca en importancia y se posicione como una de las más competitivas del mercado.

“España es un punto geoestratégico muy importante para nosotros”

Para nosotros, el año 2021 estuvo repleto de hitos destacados para la región del sur de Europa. DE-CIX Madrid, establecido en 2016, celebró su 5º aniversario, habiendo pasado de ser el punto de intercambio de más rápido crecimiento a nivel mundial al corazón del mayor ecosistema de interconexión neutral del sur de Europa. Además, DE-CIX se expandió a la capital catalana: DE-CIX Barcelona opera desde principios de octubre de 2021, con tres emplazamientos premium habilitados y más de 30 redes ya conectadas el primer día. Si contamos con Lisboa, Madrid, Barcelona, Marsella y Palermo, DE-CIX gestiona ahora cinco IX en la región. Y la interconexión de otros continentes con los ecosistemas existentes de DE-CIX es el siguiente paso lógico en la expansión global de la compañía. Un primer hito en esta dirección se dio en el sur de Europa en 2021 cuando DE-CIX y EllaLink, un operador de cable submarino, se comprometieron en una asociación estratégica para establecer una nueva autopista de tráfico de datos a través del Océano Atlántico hasta Sudamérica.

DE-CIX Madrid, por su parte, ha logrado un crecimiento de un 23%, convirtiéndose en uno de los IX más importantes para la compañía…

Estamos muy satisfechos con los resultados de DE-CIX Madrid en 2021, año en el que celebramos su quinto aniversario. Mientras que la capacidad conectada aumentó un 23%, el número de redes que hacen peering en la capital española creció un 10% (hasta 225). Este punto está en el corazón del mayor ecosistema neutro de interconexión de la región del sur de Europa, y nos ayuda a estructurar nuestras conexiones por un lado con Barcelona y el resto de Europa y África, el último continente al que hemos anunciado nuestra expansión; y por otro con América, y también África, a través de Lisboa. La Península también cuenta con importantes conexiones con América del Norte desde Bilbao, y Madrid se encuentra en el centro de todo este ecosistema.

Por otra parte, el punto de Barcelona está cerca de cumplir un año, ¿qué balance hace de este primer aniversario? ¿Qué perspectivas de negocio baraja para los próximos ejercicios?

También estamos muy satisfechos con el punto de intercambio de Barcelona en vísperas del primer aniversario de su lanzamiento. DE-CIX Barcelona opera desde principios de octubre de 2021, con tres emplazamientos habilitados y más de 30 redes ya conectadas el primer día. Con esta última expansión, DE-CIX ha establecido el mayor ecosistema de interconexión neutral en el sur de Europa, junto con sus otros puntos de intercambio (IX) en Lisboa, Madrid, Palermo y Marsella. Todos nuestros IX en el sur de Europa dan servicio a los mercados nacionales, además de establecer nuevas pasarelas europeas a América del Sur y del Norte, África y Asia.

DE-CIX Barcelona ofrece servicios de interconexión como peering e interconexión privada, junto con servicios de intercambio en la nube a través de su galardonada plataforma Apollon, y acceso adicional a las principales nubes públicas, como Microsoft Azure, AWS, Google Cloud, IBM Bluemix y Oracle.

También en 2021 se anunció la DE-CIX Global Interconnection Academy, en colaboración con la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona. El programa de formación online comenzará a finales de 2022 y está dirigido tanto a profesionales como a estudiantes. Su creación pretende ofrecer un certificado de excelencia estándar mundial para los expertos en interconexión.

Estamos seguros de que con la celebración del primer año de DE-CIX Barcelona este otoño habremos sentado las bases para continuar acelerando nuestro ecosistema digital.

Ivo Ivanov, CEO de DE-CIX.
Ivo Ivanov, CEO de DE-CIX. DE-CIX.

DE-CIX ha manifestado su apuesta por posicionarse como líder en su sector en la Península Ibérica, ¿cómo van esas ambiciones?

Seguimos confiando plenamente en que la Península Ibérica será un lugar clave para seguir creciendo. No sólo las recientes conexiones con Sudamérica y África nos ayudan a ser más ambiciosos, sino que el crecimiento de la capacidad conectada de la región del sur de Europa de DE-CIX ha conseguido aumentar un 40% en el último año y un 17% en redes conectadas hasta superar las 450. En general, la estrategia de DE-CIX consiste en desarrollar y hacer crecer los centros digitales locales e incorporarlos a nuestro ecosistema de interconexión neutral a escala regional y mundial. De este modo, quienes utilizan nuestros servicios en nuestros puntos de intercambio de Internet salen ganando. Creemos firmemente que todavía hay un enorme potencial para toda la región del sur de Europa, acercando los datos al usuario final tanto como sea posible, ya que la baja latencia es clave para el futuro de las aplicaciones digitales.

Además de la Península Ibérica, la compañía quiere estar presente en tres años en todos los continentes… ¿podría detallarme los planes que tienen en mente para lograr estos objetivos?

De hecho, para 2025 queremos estar presentes en todos los continentes y en todas las grandes regiones metropolitanas del mundo. Durante el año 2022, nuestros planes de expansión se han materializado en Leipzig (Alemania), en Oriente Medio con Irak y Jordania y en nuevos países de África como Nigeria, Libia y la República Democrática del Congo. Tenemos la intención de llevar a cabo toda esta expansión con nuestros propios puntos de interconexión o mediante acuerdos con asociaciones locales. En su momento se anunciarán muchos más puntos de interconexión nuevos.

Con el incremento del número de personas y objetos conectados en el mundo, uno de los asuntos que más preocupa es la latencia, ¿cómo está solventando DE-CIX esta problemática desde el punto de vista técnico?

Por supuesto, este punto es muy importante para nosotros, ya que consideramos que la latencia es la nueva divisa y todo el mundo trabaja para reducirla y ofrecer servicios de máxima calidad. La latencia tiene que ver con los tiempos de reacción, es decir, el tiempo que pasa entre el envío de los datos para su procesamiento o análisis y cuando se produce una reacción o resultado. En pocas palabras, es lo que provoca el retardo que experimentamos a veces en las videoconferencias y llamadas de larga distancia. La latencia es un factor que determina el tiempo que tarda en registrarse una transacción bancaria cuando se realizan compras online; influye en una experiencia buena y fluida del usuario cuando se utilizan aplicaciones alojadas en la nube; y también afecta, cuando se está jugando online, al retardo con el que se producen los movimientos desde que se ejecutan hasta que aparece la respuesta en la pantalla. Una baja latencia es lo que permite disfrutar de la retransmisión de deportes online de alta definición en tiempo real y también beneficiarse de aplicaciones educativas en modelos de enseñanza híbrida.

“La latencia es la nueva divisa y todo el mundo trabaja para reducirla y ofrecer servicios de máxima calidad”

Y eso sólo desde la perspectiva del usuario. Desde un punto de vista empresarial, los problemas de latencia cuestan dinero. La productividad relacionada con los escritorios virtuales, las conferencias y videollamadas y todo lo que conlleva trabajar desde casa depende de una interconexión de alto rendimiento. Las actividades industriales como la robótica en remoto, la investigación y el desarrollo apoyados por la IA y los avances en el desarrollo de productos como el coche conectado no serían concebibles sin el rendimiento, la seguridad y la resistencia que conlleva la menor latencia posible. Así pues, la latencia en los servicios y aplicaciones digitales está directamente relacionada con los ingresos

La empresa del futuro es digital. La latencia será la nueva divisa para la próxima generación de aplicaciones y servicios. Esto significa que la infraestructura digital será aún más importante en el futuro.

A medida que se demanda una latencia cada vez más baja, es importante llevar los servicios de interconexión lo más cerca posible de las personas y las empresas, en todas partes.

En la actualidad, con nuestros IX en todo el mundo, proporcionamos cobertura a aproximadamente 4.000 millones de personas con una latencia de 65ms o inferior. Sin embargo, si los requisitos de latencia siguen evolucionando a la velocidad de la innovación que hemos visto en los últimos años. En un plazo relativamente corto, los servicios y aplicaciones digitales habrán avanzado hasta el punto de necesitar latencias aún más bajas. Para que la experiencia del usuario final sea fluida, es probable que se reduzca esta cifra a un máximo de 20 ms en un futuro próximo.

En ese contexto, tendríamos que volver a duplicar el número de mercados para mejorar nuestra actual cobertura de interconexión. Por lo tanto, en el futuro tendremos que habilitar aún más mercados, cada vez más próximos entre sí. Para ofrecer una cobertura de baja latencia en todo el mundo, necesitaremos muchas más plataformas, con una densidad mucho mayor.

“Proporcionamos cobertura a aproximadamente 4.000 millones de personas con una latencia de 65ms o inferior

DE-CIX se está preparando para ese futuro, pero esta es una historia para otro momento: basta con decir que DE-CIX es y seguirá siendo un habilitador que lleva lo digital a todas partes, para todos.

¿Cómo se consigue un despliegue de conectividad de alta velocidad en cualquier lugar del planeta?

El uso de satélites para optimizar este despliegue son los mejores ejemplos de esta innovación continua para favorecer la conectividad. Los satélites LEO facilitan la llegada de Internet a todos los puntos del planeta. A través de esta tecnología se han conseguido velocidades significativamente más altas y latencias más bajas debido a la proximidad de los satélites a la tierra y, en consecuencia, distancias de transmisión de datos más cortas.

En 2021 alcanzasteis los 96,2 Terabits, ¿dónde estará el tope?

El cielo no es el límite cuando se trata del crecimiento de los datos. Hoy, más que nunca, todos los ámbitos de la vida empresarial y privada dependen en gran medida de las aplicaciones digitales. Incluso antes de la pandemia de Covid-19, la nueva era de la interconexión y la innovación digital -en la que las aplicaciones y los servicios digitales son necesarios en todas partes, para todo el mundo- había comenzado hace tiempo y estaba en proceso de aceleración.

“Los proveedores de infraestructuras digitales tienen queconstruir infraestructuras interconectadas densas y distribuidas por todo el mundo

No cabe duda de que, en el futuro, las exigencias a las infraestructuras digitales se intensificarán. Hoy oímos a muchos visionarios hablar del Internet del futuro: un metaverso habilitado por la IA, la realidad virtual, la realidad aumentada y todo tipo de innovaciones en el ámbito de la percepción sensorial. El mundo digital del futuro promete una gran cantidad de oportunidades para hacer negocios, entretenerse, cuidarse y educarse, y estar conectados entre sí. Pero para llegar a ese punto, los proveedores de infraestructuras digitales tienen que construir infraestructuras interconectadas densas y distribuidas por todo el mundo, al tiempo que ofrecen una gama cada vez mayor de servicios de interconexión especializados y personalizados para satisfacer las demandas de las empresas de todos los sectores. En DE-CIX ya estamos trabajando en nuestra contribución a esta visión de un futuro digital global.

¿Qué tendencias de futuro ve desde el punto de vista de la conectividad en nuestro país y en el mundo en general?

La conectividad es un aspecto clave que sabemos que va a ser muy importante en los próximos años. Una cuestión que nos interesa mucho y en la que nos centraremos es que las empresas digitales del futuro la mejoren. Creemos que esto les dará más flexibilidad y podrán ofrecer productos digitales de mayor calidad, adaptados a la situación y necesidades del mercado en cada momento.

Otro de los puntos más importantes es la mejora de la latencia con una mejor conectividad y un mayor ancho de banda en todas las redes, pero sobre todo se trata de conseguir que las empresas intercambien datos desde puntos más cercanos a sus usuarios para mejorar la experiencia digital y de navegación por Internet. Las empresas necesitan una infraestructura dedicada para consumir los servicios que utilizan y eso significa trabajar en una buena conectividad para reforzar la estructura interna de sus negocios para ser competitivos y fuertes en todos los sentidos.