Nokia ha anunciado que va a despedir a un 28,5 % su plantilla de la división de Tecnologías, lo que supondrá 310 despidos. La unidad tiene unos 1.090 empleados y se espera que los recortes afecten fundamentalmente a trabajadores de Finlandia, Estados Unidos y Reino Unido dedicados a desarrollar productos en el campo de los medios digitales y la realidad virtual.

Según la firma, el mercado de la realidad virtual ha avanzado más lentamente de lo previsto, de ahí que haya decidido abandonar el progreso de su cámara OZO VR (en la foto). El lanzamiento de esta cámara se planteó como una nueva esperanza de crecimiento futuro. Lo presentó en 2016 como el primer dispositivo para su negocio de medios digitales. Fue diseñado para hacer películas en 3D y juegos que se pueden ver y jugar con auriculares de realidad virtual. Nokia redujo el precio de la cámara un 25 por ciento a 45.000 dólares más tarde el año pasado.

Por el contrario, la firma impusará su negocio de salud digital, por el que ya apostó con la adquisición en 2016 de la empresa francesa Withings por 170 millones de euros. Dicha unidad, se dedica a la creación de dispositivos inteligentes relacionados con la salud y su catálogo incluye productos como pulseras de actividad física, medidores de presión arterial, básculas inteligentes y monitores para bebés.

"Nokia Technologies está en un punto donde, con el enfoque y las inversiones adecuadas, podemos aumentar significativamente nuestra huella en el mercado digital de la salud, y debemos aprovechar esa oportunidad", señaló en el comunicado Gregory Lee, responsable de la división de tecnologías.

Nokia abandona el desarrollo de su cámara OZO VR.
Nokia abandona el desarrollo de su cámara OZO VR.

"Aunque necesarios, estos cambios también afectarán a nuestros empleados y, como empresa responsable, nos comprometemos a proporcionar el apoyo necesario a los afectados", añadió Lee.

Licencia de patentes

Esta división, que en 2016 facturó 1.053 millones de euros, impulsará además el negocio de cesión de licencias tecnológicas a otros fabricantes y el uso de la marca Nokia.

El grupo finlandés, antiguo líder mundial en el mercado de la telefonía móvil, posee una de las mayores carteras de patentes del sector y cede bajo licencia tecnologías de su propiedad a los principales actores de la industria, entre ellos Apple y Samsung.

Además, ha cedido en exclusiva el uso de la marca Nokia a la compañía finlandesa HMD Global, que actualmente fabrica modelos de teléfonos inteligentes de varias gamas.