El Grupo Amper celebró el pasado 31 de octubre su Junta General de Accionistas en la que anunció la puesta en marcha de un nuevo Plan Estratégico 2021-2024 y explicó el impacto de Covid-19 en la compañía.

Con un crecimiento sostenido en 2019, alcanzando los 184 millones de euros de ingresos (un 28% más) y un Ebitda de 28 millones (un 81% por encima), la multinacional ha ido adquiriendo nuevas empresas que agrupará en tres business units a partir del año que viene: Tecnología, Industrial e Ingeniería.

Resultados Amper 2019.
Resultados Amper 2019.

Impacto de la pandemia

Asimismo, con el lema de “Confianza y Fortaleza”, Amper reconoció el impacto que ha tenido en su cuenta de resultados y operativa la llegada de Covid-19. Ha sido el caso del cese completo de las actividades entre marzo y julio; los retrasos en las entregas y facturación del segundo y tercer trimestre; las demoras en la adjudicación y licitación de nuevos proyectos; y ninguna cancelación de contratos previos.  

Estima en 48 millones de euros la demora en facturación del segundo y tercer trimestre, que se traslada a futuro

Ante esta situación, el Grupo emprendió como medidas de contingencia el cierre de los centros operativos optando por el teletrabajo; la aplicación de ERTE que a fecha de hoy han sido cancelados; reducción del OPEX consiguiendo un 40% de ahorro sobre costes mensuales normalizados; protección de la caja con nuevas líneas operativas e ICO; emprendió nuevas acciones comerciales consiguiendo aumentar la cartera hasta más de 350 millones de euros; y una “reflexión estratégica” que ha llevado a definir un nuevo plan para 2021-2024.